Viaje de 4 días a Pamplona y alrededores


Toros y murallas son los dos emblemas de Pamplona, pero la ciudad tiene mucho mas. Disfruta de 4 días degustando sus pintxos garroticos, caminando por las calles de la Ciudadela y viviendo al máximo.

lightbulb_outline352 Tips

crop_original68 Fotos

location_on17 Lugares

room

Ciudadela de Pamplona


El pulmón de Pamplona

  • Para llegar desde el Parque Yamaguchi, podes hacerlo caminando, son unos 20 min por Av. De Sancho el Fuerte.


  • Para adentrarse en la Ciudadela, hay cinco puertas. Las más transitadas son la Puerta del Socorro y la entrada principal en la Avenida del Ejército. A la primera se accede por la Vuelta del Castillo, atravesando un puente sobre los fosos que en su época fue levadizo. La segunda destaca por su sobriedad renacentista. En esta última y tras atravesar la muralla, se llega al Cuerpo de Guardia, un edificio que hoy se usa como oficinas municipales.


  • La Ciudadela está abierta solo durante el día. El acceso a los fosos está libre de horarios, pero se recomienda no transitarlo de noche.


  • Tiene un espacio WiFi con acceso gratuito a internet.


  • La ciudadela se construyó en 1571 durante el reinado de Felipe II pensando en la defensa de la ciudad de los posibles ataques de Francia.


  • Las obras de construcción duraron hasta 1645 aunque se siguió reforzando hasta el 1685.


  • Para hacerla inexpungable se le dio forma de pentágono con cinco baluartes en los ángulos de manera que simulase a una gran estrella. De esos cinco baluartes hoy no se conservan todos, dado que el crecimiento de la ciudad obligó a edificar el llamado Ensanche, lo que derribó dos de ellos.


  • En el siglo XVIII, el recinto se rodeó con un sistema de contraguardias, caminos cubiertos, medias lunas y escarpas. Sus fosos son de tipo seco.


  • Estos pabellones, fosos, baluartes, revellines y glacis están dispersos en el parque público, sólo abierto a peatones, donde no faltan senderos, una plazoleta central con fuente, una treintena de especies de árboles, diversas obras de famosos escultores y una zona de ocio infantil.


  • En 1964 dejó de ser militar y pasó a uso civil. Desde entonces, en los distintos edificios y rincones que se mantienen en su interior se pueden ver multitud de exposiciones, eventos y espectáculos.


  • De los edificios militares originales puedes visitar el polvorín de 1694, el almacén de mixtos de 1720, la sala de armas de 1725, el Cuerpo de Guardia y el Horno. También es interesante y curioso ver los cañones de la época.


  • Durante las fiestas de San Fermín es escenario de los fuegos artificiales.


  • La ciudadela se encuentra en el corazón de Pamplona, muy céntrica.


  • Es una de las muestras de arquitectura militar más importantes de Europa.


  • Está integrada en la llamada Vuelta al Castillo, formando un gran parque ideal para disfrutar al aire libre.


  • Más allá de que realmente se trate de un pulmón verde de más de 280.000 metros cuadrados, significa descubrir el pasado de Pamplona como plaza fortificada. Puedes imaginarte las batallas contra los ingleses y franceses. Esta zona fue testigo de episodios militares históricos. Hoy en día se ha convertido en uno de los lugares de ocio, deporte y cultura preferidos por los pamplonenses.


  • La ciudadela tiene dos entradas principales. Una de ellas se encuentra en la Avenida del Ejército y la otra en la Vuelta del Castillo.


  • Entrada gratuita al recinto y a las exposiciones.


  • 948420975


room

Parque de la Media Luna


Belleza histórica

  • Es recomendable que antes de visitar las murallas vistes el Centro de Interpretación de las Fortificaciones (en el fortín San Bartolomé, frente a la plaza de Toros), porque entenderas su origen y desarrollo y te harás una idea de su trazado, para luego, recorriéndolas sepas bien dónde estás y los puntos más interesantes de cada uno de sus tramos.


  • Puedes recorrerlas desde el Parque de la Media Luna, siguiendo por el Paseo del Obispo Barbazán hasta la Taconera.


  • Es de esos paseos que son muy buenos para hacer fotografías. Cada estación tiene su encanto. Puedes combinar los parques, con las callejuelas…después tienes que disfrutar de un buen vino con unos ricos pinchos


  • Al atardecer, determinados días, hay paseos guiados promovidos por el Ayuntamiento, a muy bajo precio.


  • Se puede pasear por dentro o por fuera de la muralla y ver los portales que recorrían el recinto como el portal de Francia o de la Rochapea y Tejería, y el de la Taconera y San Nicolás.


  • El paseo es gratuito, al aire libre y se recomienda mucho la parte de la muralla que está cerca de la Catedral.


  • Es posible conocer todos estos lugares a través de la aplicación movil Pamplona Iruña.


  • Para visitas guiadas consultar las empresas en la Oficina de Turismo de Pamplona.


  • Las murallas de Pamplona tienen más de cinco kilómetros, fueron construidas entre los siglos XVI y XVII y están muy bien conservadas.


  • No rodean completamente la ciudad porque hay un tramo que ha desaparecido y, además, están ya muy integradas con el conjunto arquitectónico de la capital de Navarra. Por eso es importante visitar antes el Centro de Interpretación.


  • Como ciudad medieval, Pamplona se rodeó de un anillo amurallado para defenderse del enemigo, pero no fue hasta la incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla en 1515, cuando se convirtió en un punto estratégico y puesto avanzado de la corona española ante Francia.


  • Pamplona fue fundada por Pompeyo en el 74 a.C. y ya en ese momento fue edificada como Ciudad-Fortaleza por su situación estratégica.


  • Luego fue una ciudad muy importante para el ejército español por su proximidad con Francia, por eso el dicho de "Pamplona es la llave de España". Si los franceses querían tomar España tenían que pasar por Pamplona.


  • Comienza el desarrollo de magna fortaleza que tiene su punto más importante en la Ciudadela. Bastiones, baluartes, portales, medias lunas, revellines, fuertes dotan el conjunto amurallado.


  • Puedes comenzar en el Centro de Interpretación. Tras esa visita puedes caminar hasta el baluarte de Labrit y recorrer el tramo más antiguo de la muralla, por la ronda de Barbazana. Es aquí donde observarás uno de los escasos restos de la muralla medieval, el cual forma parte de la Catedral. El paseo te llevará a monumentos como el Palacio Arzobispal o la Catedral.


  • Luego, desde lo alto del baluarte del Redín, el pintoresco rincón del Caballo Blanco y su mirador hacia el monte San Cristobal-Ezkaba. Muy cerca está el Portal de Francia, la única de las seis puertas originales de la muralla.


  • Más adelante encontrarás el antiguo Palacio de los Reyes de Navarra que hoy en día alberga el Archivo General.


  • La ruta te llevará al Museo de Navarra, ubicando en un antiguo hospital, para luego continuar por el paseo de ronda hasta la plaza de la Virgen de la O. Luego el imponente Portal Nuevo (siglo XVI) y finalmente la Ciudadela.


  • Están a 5 minutos del centro de Pamplona, pero te traslada a otros tiempos. Son 5 kilómetros de paseo bordeando parte de la ciudad. Es uno de los complejos bélicos mejor conservados de España y es Monumento Nacional.


  • Están bien conservadas, son agradables y de noches están muy bien iluminadas. Al atardecer, determinados días, hay paseos guiados promovidos por el Ayuntamiento, a muy bajo precio. Hay mucha documentación y estudios rigurosos sobre las murallas y las actuaciones que han sido necesarias para el desarrollo de la ciudad.


  • Parece que es solo la fortaleza, y lo es, pero en su interior hay jardines, chiringuitos, y si se sube a lo alto de las murallas hay buenas vistas de la ciudad.


  • En general, también puedes encontrar exposiciones, eventos, espectáculos, etc.


  • Entrada gratuita.


  • 948 420 700


room

Catedral de Pamplona


Una joya oculta

  • Desde el Ayuntamiento llegas en 5 minutos. Tienes que tomar la calle Mañueta y calle Curia.


  • Es recomendable visitar la iglesia y el claustro (considerado el mejor del siglo XIV y una obra maestra del gótico), pero no olvides de otras dependencias como la despensa, el comedor, la sala capitular y los dormitorios que reflejan una vida aún muy activa y que en otras catedrales no se han conservado, pero en la de Pamplona siguen vivas. La cocina es una de las tres cocinas góticas existentes actualmente en Europa.


  • No puedes dejar de contemplar el Mausoleo de los Reyes de Navarra del siglo XIV. Además de las esculturas tienes que fijarte en los contornos ya que encontrarás 28 esculturas plorantes y más.


  • No te puedes perder la subida a la torre, las vistas son muy lindas. No te olvides que es de lunes a viernes a las 11.30 horas.


  • Se ha inaugurado la exposición "Catedral Infantil" en las que 10 piezas de la catedral se empequeñecen para acercarse a los niños.


  • En la ciudad existía una gran catedral románica (todavía se encuentran algunos restos en el Museo de Pamplona), y en 1317 decidieron construir un nuevo claustro de estilo gótico. Años después de comenzar la construcción el templo romano se desplomó y fue necesario construir un nuevo edificio ya perteneciente al gótico (finales del siglo XIV). Primero se construyeron las naves y el transepto en pleno siglo XV. La última campaña importante es en la que se levantó la actual fachada neoclásica en el siglo XVIII.


  • En el interior, la planta de cruz latina cuenta con tres naves, capillas entre los contrafuertes y cabeceras capillas que forman la girola. El austero templo está cubierto con bóvedas de crucería, ventanas de tracerías flamígeras y dos rosetones.


  • En la nave central se encuentra el Mausoleo a los Reyes de Navarra. Presidiendo el templo está la talla de madera revestida en plata de Santa María la Real. Ante esta virgen románica del siglo XII, la más antigua de las imágenes marianas conservadas en Navarra, se coronaban, bautizaban y bendecían los reyes navarros.


  • La Catedral es rica en ajuar y dependencias. La visita obligada es el claustro, uno de los mejores ejemplos del gótico universal. Sus columnas y paredes están decoradas con grafitos que han sobrevivido el paso del tiempo.


  • Al conjunto que presenta cuatro corredores, se puede acceder a través de dos bellísimas puertas: la Preciosa y la de Nuestra Señora del Amparo.


  • Completan las dependencias catedralicias la Biblioteca, la Sacristía, el refractorio y la cocina con una gran chimenea de 27 metros de altura, en los que se ubica el Museo Diocesano. El museo alberga una valiosa decoración de arte sacro.


  • Está ubicada sobre el promotorio del Casco Antiguo de Pamplona. Es el monumento de la ciudad que más reliquias histórica-artísticas atesora. En ella se coronaron a los reyes, se reunieron las cortes y durante tres siglos tuvo sede la Diputación del Reino.


  • Llama la atención porque por fuera no parece una catedral convencional. Basta con entrar y admirar su belleza. Es realmente muy linda.


  • Es de estilo gótico y se construyó sobre las ruinas de una iglesia románica. La fachada es de estilo neoclásico. La nave central es muy elegante y el claustro gótico, maravilloso. No puedes dejar de admirar las sepulturas de los Reyes Navarros, Carlos III y Leonor, delante del altar mayor en la nave central.


  • Tiene un claustro gótico maravilloso. Ni que hablar de su nave central.


  • Es un lugar emblemático del Camino de Santiago. Si eres peregrino estás más que obligado a entrar.


  • La campana María es la campana en uso más grande de España. Cuenta la tradición que el límite del territorio de Pamplona está marcado por aquellos lugares hasta dónde llega el tañido de esta campana.


  • La muestra "Occidens" de la catedral ha sido galardonada en Nueva York como mejor exposición del mundo.


  • Entrada general: 5€ Grupos, pensionistas y carnet joven: 4€ Menores de 13 años y peregrinos: 3€.


  • 948420975


room

Archivo Real y General de Navarra


El Palacio de los Reyes de Navarra

  • Desde la Catedral son unos 5 minutos caminando por las calles Navarrería y Dos de Mayo. Está a escasos metros del Museo de Navarra y frente a la pintoresca basílica de San Fermín de Aldapa.


  • Por su ubicación, aparece como un verdadero mirador privilegiado. Pasear por su entorno es un verdadero disfrute, puedes ir contemplando la muralla de La Taconera, como la de Redin y continuar paseando hacia el Portal de Francia hasta el Parque de la Media Luna. Es otra forma de contemplar Pamplona.


  • Es posible conocer todos estos lugares a través de la aplicación movil Pamplona Iruña.


  • Para visitas guiadas consultar las empresas en la Oficina de Turismo de Pamplona.


  • Este antiguo palacio data del siglo XII y fue rescatado para su cometido actual después de varios años de abandono. En su momento sirvió de residencia de los reyes del viejo reino.


  • En 1530 pasó a ser habitado por los virreyes y desde 1841 por los capitanes generales. Posteriormente alojó al Gobierno Militar. El proyecto de restauración es obra del arquitecto navarro Rafael Moneo y fue inaugurado como depósito documental en 2003.


  • El Archivo Real ofrece una imagen muy especial en la que fusiona la vieja fachada del Palacio con elementos modernos. De su estructura original conserva intacta la sala gótica abovedada, dedicada a exposiciones de los documentos más relevantes; y el patio interior porticado, ahora acristalado y con un lindo parterre ajardinado en el centro.


  • El edificio tiene tres plantas y está adosado a una torre de once pisos, la mayoría bajo tierra, donde qué sirve de depósito de documentos y equipada con los más avanzados sistemas para la clasificación, consulta, conservación y custodia del patrimonio documental de Navarra.


  • En la planta baja de lo que fue el Palacio Real encontrarás el salón de actos, y una sala de lectura y estudio; en la primera planta la biblioteca y los despachos técnicos; y en la segunda, además de la parte alta de la biblioteca, se encuentran talleres de restauración, fotografía y microfilmación.


  • Puedes comenzar en el Centro de Interpretación. Tras esa visita puedes caminar hasta el baluarte de Labrit y recorrer el tramo más antiguo de la muralla, por la ronda de Barbazana. Es aquí donde observarás uno de los escasos restos de la muralla medieval, el cual forma parte de la Catedral. El paseo te llevará a monumentos como el Palacio Arzobispal o la Catedral.


  • Luego, desde lo alto del baluarte del Redín, el pintoresco rincón del Caballo Blanco y su mirador hacia el monte San Cristobal-Ezkaba. Muy cerca está el Portal de Francia, la única de las seis puertas originales de la muralla.


  • Más adelante encontrarás el antiguo Palacio de los Reyes de Navarra que hoy en día alberga el Archivo General.


  • La ruta te llevará al Museo de Navarra, ubicado en un antiguo hospital, para luego continuar por el paseo de ronda hasta la plaza de la Virgen de la O. Luego el imponente Portal Nuevo (siglo XVI) y finalmente la Ciudadela.


  • El archivo ocupa lo que era el Palacio de los Reyes de Navarra, uno de los edificios más antiguos y emblemáticos de Navarra. Es un antiguo palacio del siglo XII que fue remodelado no hace tanto tiempo.


  • Está en lo más alto del casco viejo, en el mismo corazón de las murallas de Pamplona por lo que las vistas son impresionantes. Más allá del Palacio y la historia que hay dentro, merece la pena también por sus alrededores y las panorámicas desde aquí.


  • Se conserva toda la documentación de las antiguas Cortes de Navarra y sus Diputación desde finales del siglo XV hasta 1836.


  • En la planta baja, al entrar al Palacio hay una espectacular maqueta de la Pamplona medieval que sorprende.


  • Entrada gratuita


  • +34 848424620


room

Ayuntamiento De Pamplona


Privilegio de la Unión

  • Es muy fácil llegar desde los Jardines de La Taconera. Tienes que tomar la calle Mayor (una de las esquinas de los Jardines) y llegarás en menos de 10 minutos.


  • Cercano puedes conocer: la plaza de Santiago, atrás del ayuntamiento. En ella y en su contiuación por la calle Mercado encontrarás edificios muy interesantes del siglo XVIII. Uno de ellos es Casa Marceliano, popular establecimiento sanferminero inmortalizado por la relación con Hemingway. A esta plaza tiene uno de sus accesos el Mercado Santo Domingo con el encanto de los mercados públicos. Frente a la trasera del Ayuntamiento, al otro lado de esta plazuela, se yergue la fachada barroca de la Iglesia Santo Domingo que data del siglo XVI.


  • La Casa Consistorial ocupa el corazón del Casco Antiguo de la ciudad. Su emplazamiento no es casual y fue designado en 1423 por Carlos III el Noble. Para terminar con los enfrentamientos entre vecinos, lo ubicó en el lugar donde confluían los tres burgos existentes en ese momento, promulgándose el “Privilegio de la Unión.”


  • El edificio ha sido remodelado varias veces, la última fue a mediados del siglo XVIII que no han afectado su linda fachada en la que se combinan el estilo barroco y neoclásico.


  • El antiguo edificio sobrevivió hasta los años cincuenta del siglo XX, momento cuando se demolió dejando solo su increíble fachada. El resto del edificio es moderno.


  • La fachada tiene forma rectangular compuesta por tres pisos horizontales y un ático de estilo barroco con adornos que asemejan un reloj de pared recargado con muchas tallas. La parte inferior tiene tres cuerpos con columnas clásicas (dóricas, jónicas y corintias). Se divide también en tres calles separadas entre sí por dobles columnas.


  • La puerta principal está situada en medio del piso más bajo con arco de medio punto y a los lados dos figuras, a la derecha la Justicia con balanza y espada; y a la izquierda la Prudencia, vestida con túnica como una musa griega, en una mano tiene una serpiente y en la otra un espejo dorado.


  • En el piso del centro hay dos balcones con rejas de estilo francés. A cada lado de la reja veras dos leones dorados y en el centro el escudo de la ciudad. En verano, durante la fiesta de San Fermín, los balcones aparecen llenos de geranios rojos, es realmente muy lindo.


  • En la tercera planta, también verás unos balcones con rejas francesas y columnas de estilo corintio. Desde aquí es donde se inician las fiestas lanzando el tradicional chupinazo.


  • En el tejado se pueden ver dos Hércules con mazas al hombro. En el centro un reloj con agujas de hierro que da la hora con las campanas situadas en la parte más alta del tímpano.


  • En el dintel de la puerta de entrada se encuentra la frase en latín: “La puerta está abierta para todos, pero sobre todo el corazón”.


  • En el interior del edificio existen varias dependencias como el Salón de Plenos, el Salón de Recepciones y el despacho de la Alcaldía donde están las siete llaves de la antigua muralla de la ciudad.


  • La plaza del Consistorio de Pamplona es el símbolo de sus fiestas.


  • Está situado en una de las plazas más bonitas de la ciudad, por la que pasa el Camino de Santiago.


  • Su fachada es noticia mundial el 6 del julio cuando el famoso chupinazo da comienzo a las festividades de San Fermín. Es una de las imágenes de Pamplona más conocidas. Es el lugar que marca el inicio de los 9 días de fiesta en el que la ciudad se transforma totalmente. Cuando llegas te preguntarás: ¿pero aquí cabe tanta gente? La respuesta es sí.


  • Es un auténtico tesoro arquitectónico de Pamplona. El interior del edificio es moderno, pero guarda algunas obras de arte de gran valor.


  • Entrada gratuita


  • +34 948 420 128


room

San Fermin Capilla


La casa de San Fermín, el Patrono de Pamplona

  • Saliendo de la Catedral tienes que tomar la Calle Mayor y en menos de 10 min a pie estás en la Capilla San Fermín.


  • Puede que la iglesia esté un poquito escondida por tener acceso en la esquina de la calle, pero no dejes de visitarla. Estate atento.


  • Interesante informarse sobre las Misas de la Escalera. Se llevan a cabo el 1° de enero, el 2° de febrero, el 3° de marzo, y así sucesivamente. En cada fecha se canta una misa con jotas, txistus y siempre con buena música.


  • El día de San Fermín, puede haber mucha mucha gente, pero realmente es increíble la sensación de ver la devoción en toda esa gente que concurre a la Misa para rezar, agradecer y festejar al Santo.


  • En este lugar existía un templo medieval de origen románico que pertenecía al sistema defensivo de Pamplona y del cual solo queda la torre. La iglesia actual se construyó en el siglo XVIII, fiel al estilo neoclásico de la época. Tiene planta de cruz griega inscrita en un cuadrado y está formada por una sola nave. Te llamará la atención el juego geométrico de sus cúpulas y la linterna que corona la parte superior realizada de ladrillo a la vista.


  • La Capilla de San Fermín tiene aire neoclásico y se encuentra nada más entrar a la derecha. Sobre el altar se yergue la reliquia del Santo, una talla de medio cuerpo realizada en madera policromada y con revestimientos en plata que data de fines del siglo XV. Tiene cara risueña y algo oscura.


  • ¿Quién fue San Fermín? Fue el primer obispo de la ciudad y es actualmente el co-patrón de Navarra junto con San Francisco Javier. Murió mártir en Francia en el año 303.


  • La imagen se colocó en este lugar el 6 de julio de 1717 y desde entonces, cada 7 de julio San Fermín deja su capilla para saludar a toda su gente.


  • En cada procesión, el santo es venerado con cantos, bailes, oraciones y el sentir emocionado de miles de pamploneses.


  • Llegamos a Pamplona y nos preguntamos: ¿dónde está la Iglesia de San Fermín? Pues no tiene iglesia, tiene una Capilla dentro de la Parroquia San Lorenzo. La encontrarás en la calle Mayor y frente a los jardines de Taconera. Que sea una capilla no disminuye el amor y adoración de todos en Navarra hacia su Santo Patrono.


  • Es una de las iglesias más visitadas dado que dentro de sus paredes está la capilla del Santo Patrono. Esta es muy bonita con la imagen de San Fermín en el altar y ese semblante medio oscuro debido al humo de las velas, y que gracias a eso los pamplonicas le llaman "morenico".


  • Cada 6 de julio, unas horas después de que el chupinazo marque el inicio de las fiestas, Pamplona se hace presente en la capilla y se saca en procesión la talla de San Fermín que recorre el casco antiguo de la ciudad ante la devota y emocionada mirada de miles de personas. Más allá de este día especial, la capilla recibe a diario a cantidad de pamploneses.


  • Entrada gratuita


  • +34 948 225 371


room

Ruta Hemingway


Siguiendo los pasos de Hemingway

  • La ruta a seguir es: Plaza del Castillo (Bar Txoko, Hotel Quintana, Café Bar Torino, Hotel La Perla, Café Iruña, Café Kutz, Café Suizo), Paseo Saraste (Antiguo restaurante las Pocholas), Avenida San Ignacio (hotel Yoldi), calle Mercado (Casa Marceliano), calle Eslava 5 (antigua pensión) y Plaza de Toros.


  • Existe un ejemplar impreso del cuaderno de viaje de Hemingway. Lo puedes encontrar en cualquier oficina de Turismo de las tres regiones por las que estuvo el escritor. El documento incluye dibujos y frases, mapas y otras curiosidades para encontrar los mejores caminos, restaurantes, alojamientos, paisajes… La fiesta de San Fermín es uno de los protagonista de este cuaderno.


  • La ruta. Bar Txoko: en la terraza de este emblemático bar, es donde más veces fue fotografiado Hemingway. Este bar lo encontrarás en la esquina de la plaza Castillo, donde desemboca la calle Espoz y Mina. Era habitual verlo en la terraza antes y después de las corridas de toros con su camisa a cuadros.


  • Hotel Quintana: es uno de los lugares más emblemáticos de la biografía sanferminera de Hemingway. A pesar de que cerró hace 65 años, todavía hay gente que recorren la plaza Castillo en busca del hotel.


  • Café Bar Torino: estuvo situado en una de las esquinas de La Perla. El local ocupaba la actual sucursal de la Caja Navarra y Windsor Pub. Hemingway lo describió en su libro como Bar Milano. El Windsor Pub actualmente sigue acogiendo en su terraza durante los sanfermines mucha gente de todas partes del mundo.


  • Hotel La Perla: está en una de las esquinas de la plaza Castillo. Es muy elegante y se destaca por su fachada de color claro. La primera vez que Hemingway pisó Pamplona, no tenía los recursos económicos para quedarse en este hotel, pero décadas después, ya con una mejor economía, pudo cumplir su sueño de alojarse en este hotel y ocupó la habitación 217.


  • Café Iruña: hablar de Hemingway en Pamplona es nombrar este café, su escenario preferido. De hecho, Hemingway, la terraza del Iruña y una buena copa de coñac son elementos difícilmente desligables. Gracias al escritor, este café tiene fama internacional.


  • Café Kutz: lamentablemente no existe hoy. Ocupaba el local situado entre el café Iruña y el Pasaje de la Jacoba.


  • Café Suizo: ubicado en el n°37 de la plaza del Castillo desde el año 1844, fue el decano de los cafés en Pamplona. Hemingway citó este café en su novela “Fiesta”. Permaneció abierto por 108 años y cerró sus puertas en 1952.


  • Antiguo restaurante Las Pocholas: poca gente conoce este lugar por su verdadero nombre “Hostal del Rey Noble”. Aquí acudía Hemingway y acostumbraba a sentarse en la misma mesa, próxima a la entrada.


  • Antigua Casa Marceliano: es un rincón muy tradicional y era la clásica taberna donde a Ernest le encantaba ir y almorzar su bacalao al ajoarriero.


  • Monumento a Hemingway: situado delante de la Plaza de Toros, junto al callejón, da paso al paseo de Hemingway. Inaugurado en 1968, hecho en bloque de granito y obra del escultor Sanguino.


  • Ernest Hemingway gran escritor, premio Nobel y responsable de la internacionalización de las famosas fiestas de San Fermín, visitó Pamplona nueve veces, y en las nueve participó de las fiestas. Además, pateó las calles de Pamplona, bebió en sus tabernas y cafés, se deleitó con la comida autóctona, el encierro, las corridas y la alegría.


  • Entrada gratis


  • 34 848 420 420


room

Parque de Yamaguchi


Un jardín muy original

  • Lo ideal es que empieces la visita por la parte oeste del parque, junto al Planetario. Apóyate en la baranda y mira al frente, sobre el lago vas a encontrar una placa de cerámica sobre unos troncos de madera que simbolizan la hermandad entre ambas ciudades. Si giras la vista a su izquierda, ahí está la suhama o playa de arena y piedra. Al otro extremo del lago el Yatsubashi, una pasarela o puente de madera que conecta dos pasos peatonales. Sigue con tu recorrido visual hacia la derecha y te toparás con el ishibasi, un puente de piedra que simboliza los caminos de la vida, y el taki o cascada cuyo caer del agua simboliza la idea de todo fluye y cambia. A continuación, nos topamos con uno de los lugares más privilegiados para observar el jardín en su conjunto, la azumaya o caseta.


  • También es ideal para ir con niños porque tiene una zona para ellos, un estanque muy lindo, el planetario y el jardín de las galaxias donde hay que seguir las indicaciones (escaneando unos códigos QR) para cumplir ciertas misiones. Resulta muy divertido para los chicos.


  • El parque fue creado en 1997 por paisajistas niponeses, por lo que contiene los elementos propios de un jardín importado de Japón. Entre sus colecciones de plantas, la mayoría son procedentes del país oriental. Su suhama (playa), azumaya (caseta sobre el estanque), yatsubishi e ishibasi (puentes), taki (cascada) o el géiser, todos elementos japoneses.


  • Está ubicado en la zona hospitalaria, muy cerca de la Universidad de Navarra, es una zona verde atípica y llena de singularidades.


  • Más allá de trasladarte al oriente, también podrás viajar por el universo gracias al Planetario, el mayor del mundo por su bóveda celeste.


  • Dentro del Parque Yamaguchi, te encontrarás con el Jardín Japonés (se extiende a través de 4000 m2), un jardín tradicional que te invita a la meditación y cuyos orígenes datan del siglo VII. Su simbología recoge la celebración de las cuatro estaciones y te traslada a la Ceremonia del Té y que hace del jardín un lugar de encuentro espiritual alejado de mundo mundano.


  • El Planetario de Pamplona (1993), de forma cilíndrica en tonos ocres y azules, es el más gran de los existentes en España de estas características. Además de sus habituales proyecciones que te llevan a descubrir la historia del universo, es sede de múltiples exposiciones, conferencias y muestras.


  • El Planetario tiene una superficie de 4000 m2 organizados en dos plantas. En la planta principal se encuentran las principales zonas de actividades culturales, auditorio, sala principal de exposiciones y sala de proyecciones.


  • La sala de proyecciones reúne sofisticados sistemas de proyección de estrellas, planetas, imágenes de todo tipo y hasta efectos especiales. Es realmente espectacular. El resultado es una experiencia memorable.


  • Es un parque inspirado en el oriente. Es muy pintoresco y te lleva a querer tumbarte en el manto verde y disfruta relajado, leyendo un libro o simplemente viendo la gente pasar.


  • Tiene un ambiente muy relajante y romántico. Para muchos es su rincón favorito.


  • También es ideal para ir con niños porque tiene una zona para ellos, un estanque muy lindo, el planetario y el jardín de las galaxias donde hay que seguir las indicaciones (escaneando unos códigos QR) para cumplir ciertas misiones. Resulta muy divertido para los chicos.


  • ¿Qué puedes encontrar? Un gran Geiser, un palafito, un estanque con puente y cascada y varias especies niponas que constituyen un homenaje a las cuatro estaciones.


  • El planetario está junto a un muy bonito jardín.


  • El Planetario es un centro cultural donde podrás acercarte de lleno a la astronomía y alos misterios del universo. Existen diversidad de eventos, una gran programación.


  • Entrada gratuita al parque. Al Planetario - Precio entrada: 5,00 € - Observaciones: adultos, 4-5€ (según el tipo de proyección). Proyecciones infantiles: 3€.


  • 948.20.68.10


room

Fuerte de San Cristobal


Una de las prisiones más grandes de España

  • La ascensión al Monte San Cristóbal se puede hacer a pie o en coche por diferentes rutas.


  • Si te gusta caminar, puedes acceder desde el Parque del Mundo, parte de la última parada de la línea urbana N°11 de la “Villavesa”. Vas por la cresta de todo el monte hasta alcanzar la cima. Es uno de los accesos más fáciles.


  • Otra ruta se inicia en el pueblo Aizoain, donde puedes coger la senda que coincide con la GR22, te lleva a dar vueltas por todo Pamplona. Siguiendo esta ruta vamos por la cresta más elevado hasta llegar al Fuerte.


  • Por último, desde la cara norte de la localidad de Garrués, se puede acceder en coche por la carretera Camino de San Cristóbal, que asciende desde la localidad de Artica. El tramo final te deja muy cerca de la fortaleza, por lo que tendrás que caminar unos metros.


  • Una vez que llegues ahí, te va a fascinar la vista. Vas a apreciar todo Pamplona, desde el Pirineo hasta la zona media y dejando a tus pies la cuenca de Pamplona.


  • Para poder visitar el fuerte tiene que pedir cita en el Gobierno Militar de Pamplona. La ruta es guiada y solo se puede realizar en grupos de un mínimo de 10 personas.


  • La entrada está prohibida porque es propiedad privada militar.


  • Es importante informarse sobre el fuerte, su historia, cómo es el fuerte por dentro, etc., antes de ir. Cuando llegues solo lo podrás ver por fuera y no hay ningún tipo de explicación sobre el mismo. Tiene un pasado muy fuerte que realmente vale la pena entender.


  • Es una fortaleza militar que entre 1934 y 1945 fue prisión penal militar, considerada como la prisión más segura del país. Aunque eso no evitó que en los años de la Guerra Civil se produjera una de las fugas de la cárcel más grandes de España.


  • Fue construido a finales del siglo XIX con la intención de defender a Pamplona tras la última Guerra Carlista, pero nunca llegó a ser usado con fines defensivos por la aparición de la aviación.


  • El ejercito abandonó El Fuerte en 1987, quedando un retén militar de vigilancia hasta 1991. Actualmente sigue siendo propiedad del Ministerio de Defensa, pero está abandonado.


  • En 1936, tras el golpe militar, Navarra quedó bajo el dominio territorial de los sublevados, por lo que el fuerte se llenó nuevamente de prisioneros. A muchos se les anunciaban que quedaban libres y cuando empezaban el descenso, se los abatía. En los años venideros se siguieron registrando ajusticiamientos y fusilamientos.


  • El evento que más fama se le da a este fuerte fue el de la fuga de 1938 en donde huyeron 795 presos con intención de escapar por Francia. Muchos de ellos murieron en el intento de fuga y otros fueron capturados.


  • El nombre de San Cristóbal viene de que en siglos anteriores (XIII aprox.), lo que es el actual fuerte, fue una ermita con un castillo y luego una basílica (XVI) dedicadas al santo.


  • Las vistas son realmente espectaculares. Más allá de visitar el lugar y conocer el fuerte, vale la pena por la panorámica que se tiene.


  • Una buena parte de la historia de este país se ha forjado desde sus pasadizos, muros, baluartes, cortinas, revellines, escarpas, taludes, fosos, escaleras, cañoneras, meriones, glacis, angostas ventanas y rejas.


  • Entrada gratis


  • 34 948.20.68.10


room

Bardenas Reales


Una de las vistas más soprendentes de Navarra

  • Está ubicado en el sur de la región, casi en el límite con Aragón.Existen diversos accesos al parque, algunos exclusivos para bicicletas, pero las rutas más frecuentes para vehículos motorizados son dos: por el norte, tomando la ruta de tierra que sale desde la carretera de Carcastillo-Figarol (el Paso) y que llega a la pista también de tierra que bordea el polígono de tiro (22 km.); y por el oeste, a través de la pista asfaltada que parte de la gasolinera de la salida de Arguedas, y que llega a la pista que circunda el polígono. El tránsito de coches está permitido en la nacional NA-125 que va de Tudela a Ejea de los Caballeros.


  • Para visitas guiadas, se pueden consultar el listado de empresas habilitadas en el sitio web oficial de Navarra o en sus oficinas.


  • Las mejores estaciones para visitar las Bardenas reales son primavera y otoño. En verano es muy caluroso y en invierno, aunque las lluvias son escasas, el frío, sobre todo cuando sopla el cierzo, se hace sentir.


  • Ten en cuenta, que la visita de esta zona se realiza por pistas de tierra que puedes recorrer en vehículo de motor sin poder abandonar las pistas.


  • También tienen la opción de hacer senderismo o recorrer el parque en bicicleta, siguiendo las rutas establecidas para tal fin.


  • Si decides ir por tu cuenta, recuerda respetar las normas, no transitar a más de 40 km/h ni fuera de los caminos señalizados, no molestar a los animales, ni coger minerales o plantas.


  • El parque está situado a poco más de 70 km. De los Pirineos, y muy cerca de la capital de la Ribera, Tudela.


  • En Bardenas Reales, la erosión de sus suelos de arcilla, yesos y areniscas ha esculpido caprichosas formas creando un paisaje de apariencia casi lunar lleno de barrancos, mesetas planas y cerros solitarios. Es más, fue escenario de la serie Juegos de Tronos.


  • Las Bardenas Reales de Navarra se dividen en tres zonas: la Bardena Blanca, el Plano y la Bardena Negra.


  • La Bardena Blanca es la depresión central, la más árida, de suelos blanquecinos por la presencia de yesos y sales. Sobre la llanura destacan los cabezos resultantes de la erosión y los barrancos producidos por la lluvia, las cuales nos son demasiadas.


  • El Plano, se encuentra al norte y es una gran terraza elevada formada por los materiales sedimentarios que deja el río Aragón. Te encontrarás con un paisaje cubierto de cultivos y matorrales mediterráneos.


  • La Bardena Negra se encuentra al sur. Se caracteriza por las planas elevadas, que suelen estar cultivadas, y los taludes cubiertos de pinos y coscojas. Su nombre viene dado por el color oscuro de su tierra.


  • Te encontrarás con un territorio con cultivos cerealísticos, vegetación mediterránea, flora esteparia, plantas capaces de vivir en saladales y otras propias de los humedales; y todo esto acompañado de una fauna rica en aves esteparias, rapaces y mamíferos.


  • El ícono de esta zona es el Cabezo de Castildetierra. La forma más fácil de llegar es accediendo por Arguedas, llegar hasta la puerta del cuartel militar y allí tomar la mano izquierda. Antes de llegar se pasa junto al Cabezo de las Cortinillas desde cuya cima, a la que se asciende por una hilera de 219 escalones de hormigón, se tiene una increíble panorámica.


  • Vas a poder disfrutar de excepcionales miradores que muestran las diferencias entre unas zonas y otras. Desde el Alto de Aguilares tendrás la panorámica de la Bandera Blanca. El Balcón de Pilatos es un excepcional observatorio de aves. Puntos elevados que muestran la riqueza de este territorio en el que se esconden tres Reservas Naturales: el Vedado de Eguaras, un oasis al norte del parque que conserva las ruinas del castillo de Peñaflor; el Rincón del Bu en la Bardena Blanca; y las Caídas de la Negra, en la Bardena Negra, cuyo nombre hace referencia a los cortados de hasta 270 metros de desnivel.


  • Primero tienes que saber que es un Parque Natural declarado Reserva de la Biósfera por la UNESCO.


  • Una de las vistas más lindas e interesantes de Navarra. No hay duda de que una de las imágenes ícono de Navarra son sus verdes Pirineos Navarros, pero también puedes encontrar paisajes como este, con espectaculares formaciones rocosas que el tiempo y el viento fueron tallando.


  • Es una región tan enigmática, un espectáculo tan insólito, son 42.500 hectáreas que impactan y sorprenden, y que, a pesar de su apariencia desnuda e inhóspita, esconde grandes valores naturales.


  • Barrancos encajados y planas, cabezos que destacan en la llanura, algunas sorprendentes zonas húmedas y campos de cultivo que conforman un territorio con una idiosincrasia particular.


  • Entrada gratuita


  • 948.20.68.10


room

Olite


Un viaje en el tiempo

  • Está a 42 kilómetros al sur de Pamplona. El viaje dura una media hora más o menos. Si alquilas un coche yendo por la ruta AP-15 es la opción más rápida. También puedes hacerlo en autobús o tren.


  • Pasear, caminar, perderte y explorar es una de las mejores cosas que puedes hacer en Olite.


  • Una muy buena idea es hacer la visita con guías locales. Existe una vista que se llama “Los Secretos de Olite”, un paseo guiado que te adentra por las callecitas e invita a descubrir los rincones más pintorescos. Hasta podrás degustar su famoso vino.


  • ¿Qué conocer? El Palacio Real, la iglesia Santa María la Real, la Muralla de Olite, las Bodegas, la plaza del Ayuntamiento, la iglesia de San Pedro, las murallas, el Palacio Viejo, y más.


  • Una vez dentro del casco antiguo, hay dos plazas que concentran el mayor número de monumentos para ver en Olite. La plaza Carlos III tiene forma elíptica, en un extremo encontrarás el Palacio Real y en el otro el Ayuntamiento, entre uno y otro, La Torre Chapitel, las Galerías Medievales subterráneas, los soportales y unos cuantos comercios, restaurantes y bares.


  • Desde el arco de la plaza de Carlos III, bajo la Torre Chapitel, pasas a la plaza Teobaldos. Aquí está la iglesia de Santa María, el Palacio Viejo con el Parador, la Oficina de Turismo, el Museo del Vino, comercios y bares.


  • A la zona medieval se puede entrar por distintas calles del perímetro de la ciudad. Un recorrido extramuros realmente merece la pena y no es uno que lleve mucho tiempo realizarlo. Simplemente callejeando encuentras casas blasonadas con escudos de armas e impresionantes aleros de madera.


  • Una muy buena oportunidad para conocer Olite es para las Fiestas Medievales y la Fiesta de la Vendimia. Durante el mes de agosto se celebran las primeras, en las que se realizan representaciones históricas entre las que están el Desfile del Cortejo Real y danzas, un combate medieval, visitas guiadas al retablo de la iglesia de Santa María la Real y muchas más actividades. La Fiesta de la Vendimia se celebra también en agosto, pero durante el último fin de semana o el primero de septiembre. Puedes participar de la extracción del primer mosto y la degustación de vinos de la Denominación de Origen Navarra. Vas a ver que pasear por sus calles durante estas fechas da una sensación de paz y tranquilidad difícil de igualar.


  • Si vas en familia y a tus hijos les gustan las historias de caballeros y princesas, encantará conocer el interior del Castillo de Olite. La buena noticia es que está abierto todo el año y las entradas se compran online.


  • Si bien el nombre oficial es Olite, también se ha usado durante mucho tiempo el vasco Erriberri, que quiere decir “tierra nueva”. En 2011 se acordó la actual denominación.


  • Gracias a los restos arqueológicos que han sido descubiertos en la zona, sabemos que Olite fue un fuerte cinturón amurallado que en la época romana defendía un pequeño altozano, en el que tarde se fundaría la villa medieval.


  • En el siglo I d.C. se construyó una muralla para defender lo que posteriormente sería una villa medieval. En los alrededores del casco urbano se encontraron ruinas de villas o estancias romanas, pero casi todo data de la Edad Media.


  • Según se cree, el rey godo Suintila quien funda la ciudad en el año 621, que es cuando se vuelve a amurallar. En la baja Edad Media fue lugar predilecto de los reyes de Navarra. Esto se puede ver en su magnífico Palacio Real, construido en el siglo XV por Carlos III el Noble.


  • El Palacio Real es el ícono de Olite. Se decía que tenía tantas habitaciones como días del año y que debió ser uno de los más bonitos e importantes de su época en toda Europa. Un conjunto de torres, galerías, murallas, jardines y estancias que te dejan boquiabierto.


  • Las Iglesias de Olite. La iglesia de San Pedro, ubicada en la rúa Mayor, es la más antigua del pueblo. Santa María La Leal es muy bonita y es del siglo XV con un estilo gótico.


  • Otra visita obligada es el Palacio Viejo, una antigua construcción romana y que destaca por sus cuatro torres. También le sumamos las murallas. Aún se conservan tramos originales.


  • En la plaza Carlos III, a la que se accede a través del portal de la Torre del Chapitel, se encuentra el Ayuntamiento con forma de mansión nobiliaria, dos galerías medievales subterráneas, y algunos bares y terrazas.


  • En la actualidad Olite se ha convertido en la Capital del Vino de Navarra. El vino es una parte muy importante y diversos establecimientos forman parte de la Ruta del Vino de Navarra.


  • En la actualidad Olite se ha convertido en la Capital del Vino de Navarra. El vino es una parte muy importante y diversos establecimientos forman parte de la Ruta del Vino de Navarra.


  • Olite tiene en su nombre toda la tradición castellana y romance, un rincón para perderse y escuchar historias de antiguas batallas.


  • Es una experiencia inolvidable caminar por sus calles, plazas y castillo, y contemplar las muestras de arquitectura medieval en todos los rincones.


  • Cuenta con un bonito entramado urbano formado por callejuelas con arquitectura tradicional bien conservada, plazas y otros monumentos. Merece la pena acercarse para visitar sus calles e impregnarse de ese espíritu medieval que transmiten.


  • La gente es muy acogedora. Guarda muy bien esos recuerdos de un glorioso pasado como capital del Reino de Navarra.


  • Es una visita que solo por ver el castillo ya vale la pena, pero ofrece mucho más…es historia viva.


  • Además, en las calles te puedes encontrar con un auténtico ambiente medieval con todos sus elementos: bufones, soldados y representaciones teatrales muy divertidas.


  • Cuenta con edificios muy valiosos como la iglesia de Santa María, con una espectacular portada gótica y un retablo del siglo XVI; el templo románico de San Pedro; varios conventos, la torre del Reloj y el curioso conjunto de galerías subterráneas que se extienden bajo la plaza de Carlos III el Noble.


  • Los vinos de la zona son exquisitos. Es más, es considerada la “capital del vino”.


  • Depende en qué vayas hasta Olite y que visites.


  • +34 948420975


room

Palacio Real de Olite


Uno de los Palacios más admirados de Europa

  • Puedes conocer el Palacio Real por tu cuenta o realizar una visita guiada. Dentro de ésta última opción, puedes elegir visitas teatralizadas, visitas guiadas o visitas guiadas para familias. Esta última está especialmente pensada para niños de entre 3 y 8 años, y es súper recomendable.


  • Hay dos cosas que debes pasar por alto cuando visitas el castillo. La primera, es la impresionante morera de más de 300 años que fue declarada Monumento Natural de Navarra; y el segundo, es el pozo del hielo con forma de huevo de 10 metros de profundidad, que se encuentra en la parte trasera del castillo y que servía para almacenar hielo.


  • Se pueden visitar sus dos torres, vale la pena subir y bajar tantas escaleras para poder admirar toda su belleza y las increíbles vistas del pueblo y más allá.


  • La importancia histórica de este lugar reside en que se convirtió en una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra. Fue construido durante los siglos XIII y XIV con gruesos muros de piedra y torres almenadas, que debió ser fiel reflejo de la personalidad de este rey navarro que no escatimó en gastos ni lujos. Era un rey que tenía un gran amor por la cultura y el lujo. El mismo rey mandó a realizar un complejo conjunto de estancias, terrazas ajardinadas y fosos que parecen un laberinto. Incluso hizo traer varios animales exóticos como jirafas, camellos, leones o búfalos para crear un “zoo” dentro de los muros del castillo. También fueron muy famosos sus jardines colgantes tropicales.


  • El castillo fue prácticamente destruido durante un incendio en la Guerra de la Independencia, siendo reconstruido en la primera mitad del siglo XX.


  • Actualmente, se trata del único edificio románico de carácter civil que sigue en pie en toda Navarra.


  • Lo que veras ahora es un castillo vacío por dentro, pero cuya estructura llama mucho la atención y te transporta con esas murallas, pasillos, matacanes, ventanales góticos, jardines y sus torres almenadas.


  • Un amplio patio da acceso al interior del recinto. Junto a este patio, se hallan otros dos llamados la “Pajarera” y de la “Morera”. En este último es donde está la famosa morera declarada Monumento Natural.


  • Sobre el núcleo central que alberga a las cámaras se alza la silueta de las distintas torres almenadas. La más alta y espectacular es la torre del “Homenaje”, mientras que la más caprichosa es la de las “Tres Coronas”. Desde la torre de los “Cuatro Vientos” los reyes seguían los torneos, pero ahora disfrutarás de las maravillosas vistas.


  • No olvides del lujo que rodeaba a este palacio. Contaba con exóticos jardines, algunos suspendidos a casi 20 metros de altura y el pequeño zoológico. Además, sus paredes estaban decoradas con azulejos, yeserías y techos de madera tallada.


  • Es un palacio de cuentos, muy bien cuidado y de visita obligada. Es uno de los castillos medievales más lujosos de Europa.


  • No resulta difícil trasladarse al medioevo e imaginar cómo era vivir en el palacio, visitarlo lleva a sentirte como aquellos personajes de cuentos recorriendo sus estancias, torres, jardines…


  • El comentario del común de la gente que lo visita es que es de los mejores castillos que conoció. Es el monumento más visitado de Navarra.


  • En la visita recorrerás sus murallas formadas por grandes muros de piedras y los patios de la entrada. En el interior se destacan la “Sala del Rey”, y entre las torres, la más destacada y espectacular es la del “Homenaje”. De la decoración interior, solo es original la de la “Cámara de los Yesos”, pues el resto de las dependencias sufrieron consecuencias después del incendio.


  • De lo alto de las torres tendrás unas vistas fantásticas de todo el valle y del pueblo.


  • Entrada general: 3,50 €


  • 948741273


room

Ujué


Otro pueblo con encanto

  • Está a unos 50 kilómetros de Pamplona y unos 20 kilómetros de Olite. El recorrido es espectacular por una muy buena carretera, aunque con varias curvas hasta llegar al pueblo. Desde Pamplona puedes llegar en coche, autobús o con alguna excursión/visita guiada.


  • En su recorrido déjate llevar por el laberíntico trazado de este pequeño pueblo de tan solo 300 habitantes. Recorre despacio sus calles empedradas y no pierdas la oportunidad de probar las almendras garrapiñadas y las famosas migas del pastor. En pocos sitios lo preparan como en Ujué.


  • Solo ten en cuenta que las calles son empedradas y tienen unas pendientes bastante pronunciadas. Tienes que recorrerlas tranquilo, a tu ritmo, lo cual termina siendo un auténtico placer, no solo un beneficio para el cuerpo, ya que vale la pena prestarle atención a cada rincón de este pueblo.


  • No te puedes perder de la Iglesia-fortaleza de Santa María de Ujué del siglo XI, declarada Monumento Nacional; el casco urbano construido alrededor del templo, sus vistas son inigualables; el bosque mediterráneo, teniendo el mayor Madroñal de Navarra; simplemente no te puedes perder pasear por sus calles empedradas; y visitar la iglesia de San Miguel, la Emita Blanca y la Cruz del Saludo.


  • Si te interesan las tradiciones populares, no te puedes perder la “Romería de Ujué”, el domingo siguiente al 25 de abril. Los romeros de Tafalla, Olite, Pitillas y otras localidades de la zona lucen túnicas negras y capuchones negros, arrastran cadenas y portan pesadas cruces.


  • Cerca de esta localidad podemos hacer la Ruta por los Castillos Medievales de Navarra. Un recorrido que te acerca a algunos de los castillos y fortificaciones más significativos del Viejo Reyno.


  • En la carretera que va hacia el monasterio de la Oliva, nada más salir de Ujué, puedes detener el coche en las zonas laterales habilitadas y podrás disfrutar de las más bellas vistas panorámicas de toda Navarra.


  • Está situado en la Navarra oriental, tratándose de una pequeña localidad montañesa enclavada en lo alto de una meseta, a unos 840 metros de altura. La visita representa todo un viaje en el tiempo ya que el carácter medieval y defensivo sigue totalmente intacto.


  • Sus orígenes son confusos. Aunque los primeros testimonios de población datan de la época romana, villa surgió a finales del siglo VIII o comienzos del IX, cuando el primer rey de Pamplona construyó una fortaleza para frenar el avance del islam.


  • La leyenda cuenta que a un pastor se le apareció una paloma que entraba y salía por el agujero de un peñasco; al entrar en la cueva descubrió la imagen de la Virgen con el Niño y los lugareños interpretaron esto como un mandato de la Virgen para establecer allí su morada y nació la villa de Ujué.


  • El pueblo se asienta sobre un montículo de fuertes pendientes por las que desciende escalonadamente hasta que, en la parte baja del pueblo, el trazado laberíntico se ensancha. Las fachadas de las casas exhiben amplios portalones, y las mansiones están ennoblecidas por grandes escudos.


  • En la parte más alta se erige el santuario-fortaleza de Santa María de Ujué, cuya construcción se prolongó a lo largo de siglos. Sobre la iglesia prerrománica se edificó otra románica (XI-XIII) y en el siglo XIV se levantó la amplia nave gótica y se rodeó la iglesia de pasos de ronda y de torres almenadas. En la actualidad se conservan dos torres: Cuatro Vientos y Picos, que dan un aspecto más de fortaleza que de santuario. El interior del templo posee una de las portadas más ricas del gótico navarro, admirarás un cáliz de plata dorada; el púlpito barroco del siglo XVIII; y una rica sillería rococó de 1774. Tras la rejería gótica se puede ver una bella talla de la Virgen del año 1190, forrada en plata. A su lado, descansa el corazón del rey que fortificó el santuario en el siglo X.


  • Al norte de la iglesia está el Castillazo donde puedes ver los restos de la universidad que Carlos II quiso construir en el lugar, y un aljibe. Al sur de la iglesia, llamará tu atención un edificio del siglo XIV, conocido como el palacio de Carlos II, que es la casa parroquial y tiene dos espectaculares balconadas. Continuando el recorrido, en la parte baja del pueblo se ubica la Iglesia de San Miguel, hoy sin culto y en ruinas, es una construcción del gótica del siglo XIII en la que quedan vestigios del románico en su fachada principal. Y a las afueras de Ujué la ermita de la Blanca, del siglo XIII en su origen, aunque reconstruida después. En un cruce de caminos y dando la bienvenida a la entrada de la localidad se encuentra la Cruz del Saludo del siglo XIV.


  • Ujué es un pueblo medieval con mucho encanto que además está muy bien conservado.


  • Quizás es poco conocido, pero es precioso y está a pocos kilómetros de Pamplona. Está situado sobre la sierra a la que da nombre y desde él se puede observar parte de los Pirineos y la Ribera de Navarra.


  • No solo vas a conocer y callejear por uno de los pueblitos más lindos de España, sino que vas a probar sus famosas migas.


  • Pasear por sus estrechas y empinadas calles empedradas es un delicioso ejercicio en el que descubrirás rincones de sorprendentes perspectivas.


  • La sorpresa está siempre a la vuelta de la esquina: casas de piedra sin grandes adornos, pero con mucho encanto; calles con macetas y caléndulas que crecen asilvestradas, y que dan un muy lindo color; plazuelas que aparecen tras un pasadizo; la torre del Santuario que asoma tras las casas, etc.


  • La Virgen de Ujué es muy venerada por los vecinos de Tafalla y pueblos de la zona. En su honor se celebra una de las romerías marianas de mayor antigüedad y emotividad de toda Navarra.


  • Entrada gratuita


  • 948.20.68.10


room

Mirador del Balcón de Pilatos


El acantilado

  • Se accede por la NA-718, Estella-Olazagutia, dentro del Parque Natural. Al llegar al raso se encuentra un parking a 150 metros del acantilado. Una vez que llegas al parking atraviesas una pequeña franja de bosque y matorral que lleva directamente al acantilado con una caída de 300 metros.


  • Puedes elegir diferentes senderos que recorren la Sierra de Urbasa-Andía; uno de ellos bordea el acantilado permitiendo escuchar el sonido de las aguas del río Urederra.


  • Cualquier momento es ideal para disfrutar de este lugar, pero se recomienda evitarlo en temporadas de nieves ya que el acceso por carretera suele estar cerrado y el lugar puede resultar peligroso.


  • Pueden bordear el acantilado tanto por fuera como por dentro, pero el paseo más bonito es por el borde.


  • No se sabe bien de donde viene el nombre de Balcón de Pilatos, ni siquiera en la zona lo llamaban así. Este lugar, la sierra de Urbasa, está completamente unida al agua no solo por el nacedero que esconde el balcón, sino porque el mismo monte esconde en su interior acuíferos.


  • El camino por el borde es muy fácil y bonito. Por momentos te acerca más hacia la caída y en otros más al interior. En algunas zonas no es recomendable pasar por la parte de la caída ya que se acerca demasiado al borde.


  • Apenas tiene unos 300 metros de desnivel. El único peligro que existe es el hecho de que estamos cerca de una gran caída por lo que hay que ir con cuidado y, sobre todo, tener mucha precaución al acercarse al borde y a los salientes de la roca.


  • Por el paseo que va por el interior del balcón, lógicamente no se puede ver el borde y la caída de más de 900 metros y no se escucha el sonido del agua, pero el camino te lleva por bosques y prados para descansar y explorar.


  • Otra buena opción es ir hasta el final del balcón por el borde y volver por el interior.


  • Es un espectacular mirador en el borde sur del Parque Natural de Urbasa-Andía, con una caída de 300 metros desde donde se tienen vistas espectaculares del valle de las Amésconas, la cascada del Nacedero del Urederra y otros lugares de Tierra Estrella.


  • Realmente las vistas son impresionantes, pero también la muralla de caliza y arbustos que se abren camino en la dura roca.


  • Entrada gratuita


  • 948.20.68.10


room

Nacedero de Urederra


Un gran paseo

  • Si te gusta el senderismo y estar al aire libre, no te lo puedes perder. Es recomendable ir temprano y mejor entre semana ya que los fines de semana se llena de gente.


  • Es obligatorio leer las normas de uso. Se recomienda llevar calzado de trekking. El sendero no es apto para personas con movilidad reducida ni para los cochecitos de niños. Los perros deben ir atados. Sistema de reservas: se aconseja consultarlo ya que se actualiza a lo largo del día. Cuando no existe vigilancia del aparcamiento, se puede acceder sin mostrar el ticket de entrada.


  • Se puede ir en cualquier época del año, aunque en invierno puede ser un poco más complicado, sobre todo si ha nevado o ha habido fuertes lluvias. Si vas en esta época tienes que saber que suelen cortar el acceso a la parte final de la ruta, precisamente donde se encuentra el nacedero, ya que es la zona más complicada del camino.


  • El sendero recorre un hayedo impresionante, por lo que si quieres verlo con sus mejores colores, lo ideal es ir en otoño. En la primavera, después de las lluvias y el deshielo, el río y las cascadas suelen llevar muchísima agua, por lo que es un espectáculo impresionante, pero el agua puede tener un color tirando de verde a marrón por todo lo que arrastra. Durante el verano es una excelente opción, ya que la ruta va casi todo en sombra y el frescor del río agradece. El color del nacedero es increíble.


  • Para llegar a Baquedano y realizar el sendero, puedes hacerlo en coche o con alguna excursión. Si lo haces en vehículo privado desde Pamplona, tienes que tomar la ruta A-12 y continuar hasta la salida 40 con dirección a Estella. Después de pasar esta última localidad, tienes que continuar por la NA-718 durante unos 20 minutos hasta llegar a Baquedano. En ese tramo de Estella hasta Baquedano verás al río Urederra a tu izquierda.


  • Una vez tomado el sendero y tras pasar la barrera, el camino se bifurca. Se recomienda tomar a la ida la senda de la izquierda que corre más cercana al río; y volver por el camino del este, más elevado. El recorrido transcurre en sentido contrario al río y llega hasta unos metros antes de la cascada considerada el nacedero en sí mismo.


  • Urederra es una palabra en euskera que significa aguas turquesas, y el recorrido que forma el río, con sus pozas de color cambiante entre el bosque de ribera, las hayas y los impresionantes paredones de Urbasa lo hacen un lugar singular y especialmente hermoso.


  • Popularmente se dice “nacedero” al lugar donde brota ese manantial del río Urederra. El azul turquesa, el paisaje natural y las pozas conforman una imagen de ensueño. La pared mide cerca de 900 metros de altura. Hacia los 630 metros viene el cauce del río por el interior de este macizo y rompe la roca, brotando el súbito. La caída es espectacular.


  • El nacedero se ubica en el interior del Parque Natural de Urbasa y Andía, un espacio dominado por bosques de hayas y pastos que ocupa 20.949 hectáreas.


  • Se trata de un paseo de 2 horas y medias por un espeso bosque, y por el que se suceden cascadas y numerosas pozas de agua color turquesa.


  • Está a unos 70 kilómetros de Pamplona. Es un lugar donde puedes disfrutar de la naturaleza en estado puro, desconectar de la rutina y sentir mucha tranquilidad. Bosques, praderas, paisajes, grandes panorámicas.


  • Es una bonita caminata en la cual cuanto más avanzas, más bonitas son las imágenes que vas teniendo. Merece la pena llegar hasta la cascada final. Desde el primer momento en el que tomas el sendero, ya todo son sorpresas: una pequeña cascada, una poza, una haya enorme, el musgo en las piedras, etc.


  • Es un lugar con mucho encanto y aguas azules impresionantes. Siempre se habla del agua turquesa de las pozas, pero los colores cambian según la estación y el caudal del agua. Es en verano y en otoño cuando más se puede ver ese colorido.


  • El sendero está perfectamente acondicionado con pasarelas de madera y escaleras en los puntos más altos. Sencillo y apto para toda la familia. Quizás el tramo final cuesta un poquito más.


  • El acceso al nacedero es gratuito. Lo que hay que pagar es la tasa de aparcamiento: 4,5 €/vehículo


  • 669 969 177


room

Foz de Lumbier


Un tesoro escondido

  • Puedes realizarlo en auto o con alguna excursión y hacer una visita guiada.


  • La garganta toma su nombre del pueblo navarro más cercano, Lumbier. Está a sólo 43 kilómetros de Pamplona. Si vas en auto, una vez que llegas a la localidad, veras claras señales que te conducirán por una estrecha carretera que finaliza en el extenso aparcamiento para los visitantes.


  • Desde el parking sólo tienes que seguir los carteles que te conducen al camino principal. Los primeros minutos los transcurrirás por una pista muy ancha y completamente llana. Muy pronto alcanzarás el inicio de la garganta y una panorámica espectacular. Disfrutad de las vistas con mucha tranquilidad. La primera perspectiva es increíble.


  • Consejo, mira siempre hacia los riscos del desfiladero, donde encontrarás los nidos de buitres, además de ver el sobrevuelo de las aves rapaces.


  • El camino es llano y cómodo. Es un itinerario accesible con cochecitos de niños pequeños, en silla de ruedas y, en general, adaptado para personas con movilidad reducida.


  • Es recomendable llevar prismáticos para observar en detalle las aves. Una linterna también es muy útil.


  • Ten en cuenta que este itinerario es muy concurrido durante los meses de verano.


  • Las foces son cortes muy profundos producidos por el paso de un río. Son muy estrechas, y de paredes abruptas y muy poco accesibles. En este caso se trata de un cañón excavado por el río Irati en la roca caliza de las proximidades de la Sierra de Leyre. Tiene un poco más de un kilómetro de longitud. Este desfiladero de imponentes paredes ha sido modelado a lo largo de millones de años por la acción de este río. El difícil acceso a la garganta la ha mantenido aislada de la actividad humana durante siglos.


  • Junto con la Foz de Arbayún, es uno de los lugares más destacados de Navarra para observar aves.


  • En 1987 fue declarada Reserva Natural.


  • Es una excursión fácil y corta donde conocerás la garganta de la Foz de Lumbier. Avanzarás en todo momento por un camino ancho y cómodo que recorre el trazado de un antiguo ferrocarril, “El Irati”, que fue el primer tren eléctrico de la península ibérica.


  • El camino avanza por la base de acantilados de la garganta en paralelo y muy cerca al río Irati. Durante el recorrido cruzarás dos túneles y llegaras hasta los restos del llamado puente del Diablo.


  • Desde el parking sólo tienes que seguir los carteles que te conducen al camino principal. Los primeros minutos los transcurrirás por una pista muy ancha y completamente llana. Muy pronto alcanzarás el inicio de la garganta y una panorámica espectacular. Disfrutad de las vistas con mucha tranquilidad. La primera perspectiva es increíble.


  • Luego de abandonar el mirador, el camino se interna por un túnel excavado en la roca. Es muy ancho, y el camino llano y sin baches, pero la sensación es de estar adentrándote en las entrañas de este espectacular desfiladero, y no será el único. Para este momento es ideal la linterna.


  • Entre túnel y túnel caminaras por la base de la garganta, y con el curso del río Irati siempre a vuestra vera. Altas paredes de roca caliza, agua cristalina, aves sobrevolando y un sinfín de tonalidades verdes. Además, también puede echarte un chapuzón


  • Cuando el camino continúa, lo hace por un paisaje más abierto, hay que estar atento a un pequeño desvío que sale a mano derecha. Es un sendero que trepa por la roca unos metros. El destino final es el “Puente del Diablo”. Dicen que la construcción data del siglo XVI, pero actualmente solo podemos restos ruinosos. Lo espectacular de esto son las increíbles vistas que ofrece de los últimos metros de la garganta y el color verde súper intenso que adquieren sus aguas.


  • Luego queda volver, pero si quieres seguir, puedes hacerlo por la vía verde. Ésta continua varios kilómetros hasta la localidad de Liédena.


  • Es impresionante lo que puede hacer la naturaleza. El río corre por debajo escoltado por la roca.


  • Buitres leonados sobrevolando el acantilado; bravos escaparates donde hacen nido las aves; un río de frescas aguas que talla en las rocas estrechos y caprichosos pasos; los restos de un puente que, según la leyenda, fue construido con ayuda del diablo; dos túneles de antaño atravesó el primer tren eléctrico de España.


  • Es un paseo muy fácil para toda la familia.


  • Acceso gratuito a la foz. Tasa de aparcamiento cuando existe servicio de guardas: motos 1€, coches 2,5€ y autobuses 5€


  • 948 88 0874


room

Monasterio de Leyre


Paz y serenidad

  • Se ubica en el nordeste de Navarra muy cerca del límite con Aragón. Está a 52 kilómetros de Pamplona, sobre el ramal del Camino de Santiago que discurre siguiendo el río Aragón. Se accede por la carretera N-240. Poco antes de llegar a Yesa desde Pamplona hay que tomar una pequeña carretera que, tras recorrer 4 kilómetros, llega a sus puertas.


  • Es recomendable visitar las criptas son realmente muy interesantes y sorprendentes, románico puro.


  • También es recomendable hacer la visita guiada para ver las criptas sobre el nivel del suelo y conocer su gran riqueza arquitectónica.


  • Junto al monasterio hay una amplia zona verde y de esparcimiento.


  • Según documentaciones, en el año 848 ya había menciones sobre este lugar en las epístolas de San Eulogio de Córdoba. Además, por aquel entonces, la biblioteca del Monasterio era una de las más importantes de España. Durante la dominación árabe del siglo IX y X, fue refugio de los reyes y obispos de Pamplona, pero alcanzó su máximo esplendor en tiempos de Sancho García el Mayor, su hijo y su nieto. Después de haber sido destruido por Almazor, Sancho García lo hizo reconstruir en 1022. La cabecera del coro y la cripta se construyeron en estilo románico. En el año 1307 fue entregado a la orden de los cistercienses; luego estuvo varios años deshabitado, hasta que se establecieron los monjes benedictinos.


  • El edificio que ha llegado hasta nuestros días consta de dos partes fundamentales: la cripta y la iglesia. Desde el siglo XI la cripta sirvió de panteón real. En ella se encuentran los restos de varios reyes de Navarra.


  • La iglesia monacal de San Salvador es el punto central del monasterio y tuvo gran importancia en el desarrollo de este tipo de arquitectura en España. Llama la atención el exterior de los tres ábsides semicirculares de igual altura y una configuración lineal muy interesante. El edificio es bastante austero con una decoración basada en elementos vegetales y geométricos. En el ábside se encuentra la cripta y la cabecera del coro a la cual se incorpora la nave central. La cabecera del coro es la parte más antigua e importante del templo.


  • La cripta, la parte más antigua de todo lo conservado, es un ejemplo claro y perfecto del románico más arcaico. El interior tiene unas potentes columnas hundidas en el suelo y coronadas por sencillos, pero bellos capiteles. Un muy interesante pórtico comunica la cripta con la nave central, rodeado por un muro románico.


  • Es uno de los conjuntos monásticos más importantes de España por su relevancia histórica y arquitectónica.


  • Te vas a encontrar con una atmósfera de paz y serenidad única, que invita al reposo del espíritu, a la reflexión y a la paz interior. Tiene una arquitectura austera y una naturaleza que invita al paseo y a la meditación. Si a esto le sumas los sobrecogedores cantos gregorianos y las conversaciones de los monjes benedictinos, la fórmula termina siendo perfecta.


  • El increíble entorno natural explica por qué a lo largo de su historia fue refugio de reyes y obispos, ícono de Navarra y escenario de celebraciones oficiales.


  • Lo que muchos destacan es la paz y tranquilidad, y lo maravilloso de estar recorriendo esto con el canto gregorianos de los monjes de fondo. Es mágico. Además, de su cripta.


  • El monasterio de Leyre esconde magníficos tesoros como la cripta del siglo XI, la bóveda gótica o la “Porta Speciosa”, un perfecto pórtico románico del siglo XII.


  • Visitas sin guía: Precio: 3,20 € Visitas guiadas. Precio 3,70 €:


  • 948 884 150