Un día en Berlín


Berlín te va a enamorar. La majestuosidad de sus edificios, los retazos de su historia en el ambiente y el carácter creativo que sus artistas callejeros, hacen de esta ciudad un lugar mágico.

lightbulb_outline87 Tips

crop_original28 Fotos

location_on7 Lugares

room

Alexanderplatz


Protagonista del pasado y del presente de Berlín

  • Para llegar a Alexanderplatz, puedes coger las líneas U2, U5 y U8 de metro, los trenes de las líneas S , S5, S7 y S75, las líneas M2, M4, M5 y M6 del tranvía o los autobuses urbanos 100, 200, 248, M48, N42, N5, N65, S7 y TXL. Cómo ves, formas de llegar no faltan.


  • Alexanderplaz es una gran plaza que está en el centro de Berlín, a la que todos los berlineses llaman Alex. Es conocida por ser el centro de trasbordos de pasajeros de la ciudad.


  • Las tres construcciones que más detacan en ella son la Torre de Telecomunicaciones, el Reloj Mundial y el hotel Park Inn, que es el edificio más alto de todo Berlín.


  • La Torre de Telecomunicaciones admite visitas pagadas. En ella puedes ver una vista panorámica de la ciudad. También cuenta con un restaurante en su parte alta.


  • La plaza conserva diversos lugares que recuerdan su pasado como centro del lado oriental de la ciudad. Entre otras cosas, podrás ver la Fuente de la Amistad de los Pueblos, un monumento muy polémico.


  • En el subsuelo de la plaza está el mayor búnker de todo Berlín, de los que se construyeron en la época nazi


  • La mejor forma de comenzar es haciéndolo en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad: Alexanderplatz, el punto de encuentro de todos los sistemas de transporte público de la ciudad. Esta plaza, rodeada hoy de grandes edificios, fue uno de los lugares más destacados del Berlín Oriental.


  • Un lugar ideal para buscar dónde desayunar, antes de empezar nuestro histórico paseo. Allí se encuentra la Torre de Televisión, el Fernsehturm, desde dónde si quieres, puedes ver una vista panorámica de toda la ciudad, ideal para hacerse selfies. También está el famoso Reloj Mundial, en el que te podrás hacer una foto.


  • Acceso gratuito. Tendrás que pagar 15,50€ para poder subir a la Torre de Telecomunicaciones.


room

Berlín-Mitte


Un paseo histórico entre la fe y el comunismo

  • Desde Alexanderplatz, deberás tomar la dirección en la que se encuentra la Torre de Televisión, dejándola a un lado en tu paseo.


  • Mitte es el centro de Berlín, entre Alexanderplatz y la Puerta de Brandeburgo.


  • La iglesia de St. Marienkirche es una de las más antiguas con las que cuenta la ciudad de Berlín. Se levantó en 1260 y fue restaurada en el siglo XIV. Ha sido iglesia católica y templo luterano.


  • Durante la Segunda Guerra Mundial, la iglesia fue bombardeada por los aliados. Se volvió a restaurar en 1950.


  • El Museo DDR es uno de los más famosos de Berlín. En él, se muestra cómo era el día a día de los ciudadanos dela antigua Alemania Oriental. Es un museo interactivo y muy entretenido.


  • En el museo DDR también podrás comprobar cómo funcionaba la Antigua Alemania Oriental y su temida Stasi.


  • En este museo también vas a poder conocer todo lo relativo al famoso Muro de Berlín y lo que supuso en la vida diaria de los que vivían a cada lado.


  • Desde Alexanderplatz inicias tu paseo por el Berlín de ayer y de hoy. Te diriges hacia la zona que separaba la ciudad por el famoso muro. En tu camino te vas a encontrar la iglesia de Santa Mafia, St. Marienkirche, y la fuente de Neptuno, Neptunenbrunnen. Dos lugares muy bellos, cuya visita merecerá un pequeño parón en tu recorrido.


  • Continuarás por la gran avenida hasta toparte con el Museo DDR, un museo interactivo sobre la antigua Alemania Oriental. Se trata de un museo muy llamativo, en el que vas a poder ver desde cómo eran los interrogatorios de la Stasi hasta réplicas de viviendas de la época. Un detalle importante, el museo es muy curioso pero hay que pagar.


  • Acceder al Museo DDR cuesta 5,50 €


room

Isla de los Museos


El lugar que concentra la mayoría de museos de la ciudad

  • Te dirigirás hacia el río Spree, que lo verás desde dónde estás; porque además, está junto a la Catedral de Berlín, que también se ve desde allí.


  • La Isla de Los Museos se llama así por los diversos museos que hay allí y que ocupan toda la parte norte de la isla. Antiguamente, en la época del Rey Federico Guillermo IV de Prusia, era una zona residencial dedicada al arte y la ciencia.


  • Varios de los museos que hay en ella, fueron destruidos en la II Guerra Mundial y hoy todavía hay partes de algunos edificios que siguen pendientes de ser reconstruidos.


  • La Catedral de Berlín se construyó entre 1895 y 1905. Pertenece a la Iglesia Evangélica de Alemania.


  • El edificio quedó muy dañado durante la contienda de la II Guerra Mundial. Cayeron numerosas bombas en ella. En 1975 comenzó a reconstruirse, concluyendo su reconstrución en 1993.


  • El diseño de la actual catedral no es igual que el de la original, siendo de menor altura y con una parte superior mucho más sencilla que la que tenía en su día.


  • Metidos ya de lleno en el centro de la antigua Berlín Oriental, te dirigirás hacia el río Spree. Junto a él, está la Catedral de Berlín, la Berliner Dom. Podrás visitar su interior y subirte a la cúpula de la catedral, desde la que se aprecian muy buenas vistas de la ciudad.


  • Desde la Catedral seguirás tu camino hacia la famosa “Isla de los museos”, una amplia zona de la ciudad en la que se concentran la mayoría de los museos que tiene.


  • Yo te recomiendo entrar en el Museo de Pérgamo, con miles de antigüedades, o en el Museo Nuevo, que te va a dejar de piedra.


  • Dispones del Pase para museos, que te da acceso a 30 museos, y te cuesta 29 €


room

Puerta de Brandeburgo


El zona más visitada de Berlín

  • En tu llegada a la Puerta de Brandeburgo, cruzarás un lugar simbólico y cargado de historia. Justo al lado tienes el Memorial del Holocausto.


  • La Puerta de Brandeburgo fue la entrada a la antigua ciudad de Berlín. Hoy en día, está en pleno centro de la ciudad , en la plaza de París, al fondo de la la avenida Unter den Linde.


  • Junto a la puerta de Brandeburgo está el Reichstag, el Parlamento Alemán, un majestuoso edificio que merece la pena pararse a ver.


  • La Puerta de Brandeburgo estuvo aislada, en medio de la zona este y la oeste de Berlín, durante todo el tiempo que estuvo levantado el famoso Muro de Berlín.


  • El Memorial del Holocausto es un gigantesco monumento a los judíos asesinados en el época nazi. Son gigantescos bloques de hormigón diseñados para crear una atmósfera de confusión y que simboliza de forma radical los monumentos funerarios.


  • Fue diseñado por el arquitecto Peter Eisenman y por el ingeniero Buro Happold y tiene nada más y nada menos que 19.000 metros cuadrados


  • Junto a la zona de los museos, comienza la avenida de “Unter den Linden”. Lo que hoy es una zona de árboles y paseos peatonales, fue en su día la zona más sombría de la ciudad, la que la dividía en dos.


  • Un paseo de 2 kilómetros cargado de historia, que te llevará hasta la famosa Puerta de Brandeburgo, el lugar más simbólico en la caída del muro de Berlín. El muro pasaba justo de frente y allí es dónde la gente acudió para romperlo con sus propias manos.


  • Continuando recta la avenida, está el Memorial del Holocausto, un sombrío lugar con grandes pilares de hormigón, en el que llama la atención el silencio que inunda la zona, como recuerdo de lo allí sucedido. Allí al lado también tienes el Bundestag, el famoso parlamento alemán, que fue usado también por el régimen nazi.


  • No tendrás que pagar ningún ticket.


room

Checkpoint Charlie


Los restos del famoso Muro de Berlín

  • Al fondo del Memorial del Holocausto pasa una gran avenida, la Ebertstraße. Si tiras por ella, hacia la derecha según ves la avenida, dejarás a la derecha tuya la plaza de potsdamer y 6 calles en la parte de la izquierda, para luego girar a la izquierda en la séptima calle, que es Niederkirchnerstraße, dónde los restos del Muro de Berlín.


  • Si sigues por ella, te llevará directo a Checkpoint Charlie.


  • La calle Niederkirchnerstraße acogió los cuarteles generales del Reich y de la Gestapo, entre otros organismos durante la época nazi.


  • En esta calle se encuentra actualmente el Centro que documenta todo el horror nazi que allí se vivió. Junto a este museo, con exposición al aire libre, están los restos del Muro de Berlín.


  • El Checkpoint Charlie fue un paso fronterizo histórico. Allí llegaron a enfrentarse tanques americanos de un lado y soviéticos del otro. ambién se produjeron en él sorprendentes huidas de la zona oriental hacia la occidental.


  • El puesto fronterizo en sí fue echado abajo en 1990. En el año 2000 se reinauguró una versión turística de la caseta de control militar que hubo allí. Todo es idéntico a aquel entonces.


  • Además del puesto fronterizo, allí también se encuentra el Museo del Muro del Checkpoint Charlie.


  • Berlín sólo conserva restos de su famoso muro en el East Side Gallery y en la calle Niederkirchnerstraße, la misma calle en la que está el puesto de control fronterizo Charlie.


  • Para llegar hasta allí, tendrás que dejar atrás el Memorial del Holocausto para dirigirte a la plaza de Posdamer, que podrás visitar también.


  • Desde ahí, continuas hasta la calle Niederkirchnerstraße, con varios trozos del Muro de Berlín y dónde está el Checkpoint Charlie. Fue la frontera más famosa del muro de Berlín entre 1945 y 1990. A un lado, los soviéticos; y al otro, los americanos.


  • Hoy sigue estando ahí, pero sólo para deleite de los turistas. Te podrás hacer una fotos muy chulas en ambos lugares.


  • Para ver el puesto fronterizo “checkpoint Charlie”, la exposición al aire libre “Topografía del Terror” y los restos del Muro de Berlín no hay que pagar nada. Si deseas visitar el cercano museo del muro deberás ir entre las 9:00 y las 22:00 h. Te cuesta 12,50 € la entrada.


room

Barrio Judío de Berlín


Un lugar que ha sabido superar la historia

  • El barrio judío queda al lado de la isla de los museos, en el norte, junto al río.


  • El barrio judío es una zona del distrito de Mitte. Actualmente no es un barrio judío, pero allí era dónde históricamente estuvieron asentados los judíos alemanes hasta la época nazi.


  • Los dos lugares más emblemáticos del antiguo barrio judío son la Sinagoga Nueva y del Antiguo Cementerio Judío.


  • La Kunsthaus Tacheles fue una galería de arte moderno que gestionaron un colectivo de artistas hasta 1990. En 2012, el edificio fue cerrado en su práctica totalidad aunque hoy sigue abierta una parte, la trasera, en la que artistas callejeros muestran sus obras.


  • El Hackescher Markt es una plaza que antiguamente albergaba un gran mercado. Es una zona muy amplia y espaciosa. Hoy está repleta de cafeterías, restaurantes, clubs y discotecas.


  • La plaza de Hackescher Markt está muy bien comunicada y por ella pasan casi todos los medios de transporte público de la ciudad.


  • Si llevas un buen paso, te recomiendo acercarte al barrio judío, al norte de la isla de los museos, para visitar Tacheles, un edificio okupado por numerosos artistas, que es el centro cultural de arte alternativo más conocido de la ciudad.


  • En este punto, podrás tomarte algo, siguiendo un poco el río, en el Hackescher Markt, otro emblemático edificio de la ciudad, con muchos sitios para almorzar o tomar algo. Lo verás enseguida por el peculiar ladrillo rojo del edificio.


  • No tendrás que pagar ningún ticket.


room

Kreuzberg


El arte como protagonista en las calles de Berlín

  • Para llegar a Kreuzberg, tendrás que bajar un poco la calle del Checkpoint Charlie, y torcer a la izquierda por Rudi-Dutschke Straße, para continuar recto por Oranienstraße. Serán unos 20 minutos andando hasta el corazón del famoso barrio turco de Berlín.


  • Desde allí, caminando en dirección al río, en unos 30 minutos de paseo muy entretenido llegarás al río y cruzándolo por el punte, tendrás a la izquierda el famoso East Side Gallery


  • El barrio de Kreuzberg también es conocido como el barrio turco de Berlín. Es zona estudiantil y de artistas. También cuenta con una amplia comunidad turca.


  • El barrio turco está repleto de tiendas de todo tipo, cafeterías y bares. Junto al parque Görlitzer podrás disfrutar de diversas muestras de arte callejero y de los puestos de comida de Markthalle Neun.


  • Durante la II Guerra Mundial, este barrio fue zona americana y tras la construcción del Muro de Berlín quedó en el lado aliado.


  • El barrio turco alberga también residentes de numerosos países, aunque la comunidad mayor es la turca.


  • El East Side Gallery surgió de la unión de artistas de la Alemania Oriental y la Occidental, tras la caída del Muro de Berlín.


  • Su objetivo fue plasmar el optimismo derivado de la caída del muro. Hoy sigue en pie y es la mejor forma de conocer lo que allí se vivió.


  • Qué mejor forma de concluir nuestro intenso día de turismo por Berlín, que hacerlo por el barrio que más arte respira en todos sus rincones: Kreuzberg.


  • El también conocido como barrio Turco, acoge algunas de las obras de arte callejero más reconocidas de la ciudad. Es un auténtico parque de atracciones de la creación artística en fachadas y todo tipo de mobiliarios urbanos. Además cuenta con tiendas alternativas muy llamativas, que te van a encantar.


  • Es el lugar ideal para cenar algo, pues además de mucha cultura tiene los mejores restaurantes.


  • Tras la cena, un paseo por el East Side Gallery, una galería de arte al aire libre, cuyas obras están en trozos del antiguo muro.


  • Aquí sólo tendrás que pagar lo que te cueste la cena y todo aquello que compres en sus tiendas y cafeterías.