Qué ver en Toulouse


La ciudad rosa, nombrada así por sus edificios llamativos de este color, ofrece muchos lugares interesantes. Un lugar vital y acogedor que invita a recorrer sus numerosas calles peatonales con calma.

lightbulb_outline191 Tips

crop_original61 Fotos

location_on15 Lugares

room

Pont Saint-Pierre


El punto de cita más típico de la ciudad

  • El puente separa la zona más turística de Toulouse de los barrios más populares. Esto lo convierte en un punto de referencia recomendable para iniciar un paseo por lugares de interés de la ciudad.


  • Conecta la Plaza de San Pedro con el antiguo Hospital de peregrinos de San Cipriano. Hay parques en ambas orillas del puente, por lo que es una zona recomendable para alargar el paseo a voluntad del visitante.


  • Los lunes la zona de San Cipriano alberga un mercado muy popular. Si se quiere ver el puente muy concurrido y animado es uno de los momentos aconsejados.


  • Cerca del puente se puede encontrar una gran noria desde la que tener una bonita perspectiva de toda la zona del río Garona.


  • El puente tiene 240 metros de largo y originalmente estaba hecho de madera. Fue gravemente dañado por una inundación a finales del siglo XIX y ahora tiene una cubierta de acero que fue añadida en la reconstrucción de 1984.


  • A pesar de las diversas reconstrucciones el puente mantiene un aspecto mezcla de varias épocas antiguas. Sus farolas son famosas por este aspecto intemporal.


  • Cerca del puente se pueden encontrar barcos con los que realizar diversos trayectos turísticos por el río Garona.


  • El Puente de San Pedro es el lugar típico de los jóvenes de Toulouse para citarse. En los fines de semana es el punto de partida de una jornada de diversión.


  • Su estampa al atardecer es una de las más famosas de la ciudad. Un lugar y un momento que no pueden faltar en una visita romántica.


  • En las cercanías del puente se pueden encontrar numerosos cafés y restaurantes. Desde las terrazas se puede contemplar el puente y también la cúpula de la Chapelle Saint-Joseph.


  • Gratis.


room

Casco Antiguo


La zona antigua que da sobrenombre a la ciudad

  • Se puede iniciar el paseo desde la parada de metro de Esquirol, y continuar por la Rue des Changes. Después se puede vagabundear al antojo del viajero y admirar el estilo de los edificios típicos de esta zona.


  • Para apreciar el color rosado de las fachadas acentuado es recomendable acudir a primeras horas de la mañana. En el atardecer la tonalidad es más rojiza.


  • Las calles de esta zona albergan varios palacetes construidos en ladrillo que ir descubriendo durante el paseo. Hay también varias patios tranquilos y fuentes. Es aconsejable deambular un poco para descubrir los lugares que nos sorprendan.


  • Durante los siglos XV y XVI la ciudad experimentó una época de esplendor comercial. En esa época se construyeron varios de los palacetes que pueden verse hoy en día en estas calles.


  • La dificultad para conseguir piedra de calidad en la zona cercana hizo que estos lujosos edificios se construyeran en ladrillo, que después intentó disimularse para que parecieran de piedra. El resultado es el barrio de color rosáceo que podemos visitar hoy.


  • Entre los palacetes que adornan las calles de la ciudad rosa destaca el de Assezat, actual sede de la Fundación Bemberg, que alberga una interesante colección de pinturas.


  • Uno de los elementos más representativos de los edificios del área son las torres capitulares; torres circulares que indicaban que el dueño del palacete iba a recibir un título nobiliario.


  • Uno de los símbolos más reconocibles de la ciudad con sus edificios de ladrillo rojizo. Las calles del casco antiguo forman un pequeño laberinto de callejas llenas de encanto y vitalidad. Es el lugar de paseo más famoso de Toulouse tanto por el día como al anochecer.


  • Hay numerosos cafés, restaurantes y tiendas. Es una zona de compras habitual para los visitantes que quieren llevarse un recuerdo especial de la ciudad.


  • Es una zona adecuada para que los viajeros puedan aprovechar para comer o cenar. Los mismísimos Astérix y Obelix lo hicieron así en el cómic La vuelta a la Galia.


  • Gratis.


room

Plaza del Capitolio


Una de las plazas mayores más bonitas de Francia

  • Hasta esta plaza se puede llegar caminando por las numerosas calles peatonales que la rodean.


  • En los soportales que hay en la plaza podemos encontrar variados comercios, cafés y restaurantes. Es el lugar habitual de desayuno o almuerzo de muchos viajeros.


  • Los techos de los soportales están decorados con pinturas que relatan la historia de la ciudad. Pasear por esta zona es un auténtico placer.


  • En una de las esquinas de la plaza podemos encontrar el Hotel Grand Balcon, aquí se alojaba Antoine de Saint-Exupéry cuando era piloto de la Compañía Aeropostal, que volaba desde Toulouse a Dakar. Es una visita siempre aconsejada para los seguidores del escritor.


  • El imponente edificio central de la plaza es famoso por sus columnas de mármol y su fachada neoclásica, realizada en 1750 y diseñada por Guillaume Cammas.


  • Todo el edifico usa como elemento principal el ladrillo rojo característico de la ciudad.


  • En el interior del Ayuntamiento se pueden encontrar varias salas con obras de arte organizadas por épocas. Destaca entre ellas la Sala de los Ilustres con grandes frescos en paredes y techos, y bustos de personajes históricos.


  • El rey Louis XIV dio permiso para realizar las obras de esta plaza con la condición de que instalaran en ella una gran estatua ecuestre suya. A día de hoy la estatua sigue sin hacerse.


  • La Plaza del Capitolio es el centro administrativo y vital de la ciudad. Una visita imprescindible con el edifico más emblemático de Toulouse en el que se encuentra el Ayuntamiento y el Teatro Nacional.


  • El interior del Ayuntamiento es un auténtico museo que se puede visitar libremente.


  • En la gran plaza puede verse una enorme cruz occitana, típica de esta zona de Francia y representativa de la ciudad.


room

Ensemble conventuel des Jacobins


La joya de la arquitectura del Languedoc

  • Se puede llegar caminando por las calles peatonales que salen de la Plaza del Capitolio. Toda la zona está pensada para convertir la visita en un paseo vistoso y agradable.


  • Si se quiere ir en metro, la parada más cercana es la de Capitol. Desde allí se puede ir caminando fácilmente. La entrada a la iglesia se hace por Rue Lakanal. Desde la iglesia se puede acceder al claustro.


  • El convento inició su edificación en 1229. Durante mucho tiempo fue un centro de enseñanza para religiosos.


  • La nave central del convento cuenta con una espectacular bóveda que se eleva a 28 metros del suelo sustentada por 22 nervaduras que salen de una columna central y le dan el sobrenombre de “La palmera”.


  • Su aspecto exterior similar al de una fortaleza, con una gran torre, se debe a un intento de mostrar fortaleza ante la orden de los Cátaros; en competencia en esa época con los Dominicos.


  • En su interior se encuentran las reliquias de Santo Tomás de Aquino, entregadas al convento por el Papa Urbano V como señal de aprobación a la dedicación a la enseñanza y la oración de sus moradores.


  • En pleno centro de la ciudad, el convento y su gran claustro son un remanso de paz y armonía en el que relajarse en mitad de un día ajetreado.


  • Los estudiantes acuden aquí esperando que su patrón, Santo Tomás de Aquino, les ayude a superar los exámenes más difíciles.


  • El jardín del claustro y los capiteles adornados con motivos naturales invitan al paseo tranquilo y silencioso.


  • Su bóveda con nervaduras en forma de palmera está considerada una pieza única del gótico francés.


  • 5 euros.


room

Basilique Saint-Sernin


La iglesia más importante y patrimonio de la humanidad

  • La forma más directa para llegar es a partir de la parada de metro Jeanne d’Arc y después caminar unos minutos. La torre de la basílica es una referencia fácilmente visible y toda la zona invita al paseo.


  • El Centro cultural Bellegarde y el Museo Saint-Raimond están muy cerca, junto con la Capilla de los Carmelitas constituyen un núcleo de interés privilegiado de la ciudad. Una de las zonas más interesantes de Toulouse.


  • Si se viene desde la Plaza del Capitolio, se puede llegar andando por la Rue du Taur. Es una ruta aconsejada si se quiere recorrer el camino que siguió el mismísimo Saint Sernin en el siglo III, siendo arrastrado atado al cuello de un toro.


  • Esta basílica fue construida sobre la tumba del mártir cristiano Sernin, obispo de la ciudad que murió ejecutado siendo arrastrado por un toro al negarse a celebrar una ceremonia pagana.


  • La construcción se inició en el año 1080 y se finalizó en el siglo XII, pero ha tenido varias reconstrucciones y una rehabilitación importante en el XIX.


  • La Basílica alberga numerosas reliquias de santos y mártires cristianos. Y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998.


  • Está considerada la iglesia románica más grande de toda Europa. Es una basílica enorme que impresiona por su gran torre de ladrillo rojo.


  • Aunque los frescos que había en su interior no se conservan, la visita es imprescindible por el diseño de todo el edificio y la mezcla de grandeza y serenidad que trasmite.


  • Esta basílica es una parada importante del Camino de Santiago, por lo que es habitual encontrar peregrinos contemporáneos visitándola y haciendo una pausa en su camino en ella.


  • La idea de los edificios románicos como lugares oscuros y recogidos no se aplica aquí. La basílica es sorprendentemente luminosa y amplia.


  • 2,5 euros.


room

Musée des Augustins


El principal museo de la ciudad

  • Se puede llegar caminando unos minutos desde la parada de metro de Esquirol, o desde la de François Verdier, un poco más lejana.


  • El edificio es, en sí mismo, realmente bonito de ver, aunque no se esté muy interesado en las colecciones de arte merece la pena visitarlo.


  • La fila de gárgolas que se encuentra en el jardín es una de las zonas del museo que más suelen recordar los visitantes y el típico para hacerse una foto rodeado de estos seres de piedra.


  • En el museo se pueden encontrar piezas organizadas por épocas desde épocas primitivas hasta principios del siglo XX. Destacan obras de autores tan conocidos como Delacroix, Rubens o Rodin.


  • Entre las esculturas destaca la impresionante colección de escultura romántica y la muestra de capiteles románicos muy bien conservados.


  • Entre las pinturas es destacable la presencia de una colección de obras de Toulouse-Lautrec junto a otros pintores modernistas.


  • Las pinturas de principios del siglo XX se encuentran en el Salón Rojo del museo, en un espacio que reproduce fielmente el modo en que se disponían estas obras en el momento de sus primeras exposiciones.


  • Se encuentra en un monasterio del siglo XIV, con un claustro espacioso y un jardín en el que los monjes cultivaban plantas medicinales.


  • Algunas de las salas han elaborado instalaciones contemporáneas que complementan y contrastan con el arte antiguo expuesto. Esto hace que la visita depare sorpresas interesantes de ver.


  • La colección de obras artísticas que presenta es muy amplia, pero el espacio del museo y su ambiente monacal invita a recorrerla con calma.


  • 4 euros.


  • 33 (0)5 61 22 21 82


room

Jardin Japonais


Una estampa de Kioto recreada en Toulouse

  • Desde la parada de metro Compans Caffarelli se puede caminar por el Boulevard Lascrosses hasta la entrada a la zona de parques en que se encuentra el Jardín Japonés.


  • En esta zona de parques conectados podemos encontrar el Monumento a Pablo Picasso y otro dedicado a Carlos Gardel. Toda la zona está pensada para un paseo relajado y muy vistoso.


  • Antes de entrar en el Jardín Japonés encontramos el parque Compans-Caffarelli. Si viajas con tu perro este es un lugar idóneo para dejarle correr y relajarte con él. Eso sí, ya en el Jardín Japonés no admiten perros.


  • Es un lugar muy visitado por familias, pero también por parejas que quieren fotografiarse en el ambiente romántico típico de las geishas de Kioto.


  • Este jardín está inspirado en los de estilo Zen de las épocas Edo y Muromachi japonesas (equivalentes a nuestros siglos XV y XVI).


  • El Jardín japonés recrea el ambiente de los espacios naturales de los templos de Kioto. Es el lugar ideal para un recorrido tranquilo y relajado, a la vez que exótico.


  • Se puede encontrar una reproducción de uno de los puentes más famosos de la antigua capital imperial japonesa.


  • Hay también un pabellón de té, que reproduce el que se encuentra en el área del palacio imperial en Kioto, en el que descansar y relajarse.


  • En la época Muromachi, en Japón, el sintoísmo y el budismo experimentaron una cierta fusión; esta es la razón de que en este jardín podemos encontrar referencias a ambas corrientes religiosas y sus respectivas estéticas.


  • Gratis.


  • 33 5 62 27 48 48


room

Catedral de Toulouse


Una de las grandes catedrales francesas

  • Se puede acceder fácilmente caminando unos minutos desde el metro François Verdier. La plaza en la que está situada la catedral está muy cerca de esta parada.


  • También está muy cerca del Museo de los Agustinos, llegando por la Rue de Metz encontraremos pronto el pequeño parque aledaño a la Catedral. Es habitual visitarlos juntos.


  • En esta catedral se permite hacer fotografías, la luz de sus bonitas vidrieras les aportan un toque especial.


  • Su construcción se inicia en el Siglo XIII, a partir de una iglesia románica que fue modificada para dar paso a un edificio mayor.


  • Su rosetón central está inspirado en el de Notre-Dame de París.


  • A la parte románica se le une una de estilo gótico. Ambas partes fuero reunidas en el Siglo XVI.


  • En el Siglo XVII se le añade una bóveda y parte de un nuevo mobiliario de inspiración Barroca.


  • En el Siglo XIX se añadió una entrada lateral. Todos estos cambios y añadidos le dan fama de catedral incompleta durante años.


  • Tiene numerosos tapices, esculturas y elementos ornamentales distribuidos por sus 17 capillas.


  • La Catedral de Saint-Etienne sorprende por su mezcla de estilos. Algo lógico si tenemos en cuenta que se fue construyendo a lo largo de varias etapas en distintos siglos.


  • Algunos de sus elementos arquitectónicos se encuentran en el Museo de los Agustinos.


  • Es famoso el órgano colgado a 17 metros de altura que puede escucharse sonar en algunas ocasiones especiales.


  • Gratis.


  • 33 5 61 52 03 82


room

Cité de l'Espace


Una visita a la historia de la carrera espacial

  • Está a las afueras de la ciudad, por lo que para acceder es mejor usar una combinación de metro y autobús. Usar la línea A de metro hasta Jolimont, o la línea B de metro hasta Ramonville, y después la línea 37 de autobús, parada Cité de l’espace.


  • Atención especial a los horarios, ya que cambian según la época del año. En verano hay sesiones nocturnas especiales. Casi todo el mes de enero permanece cerrado.


  • Es aconsejable estar atentos a los numerosos eventos especiales que se anuncian con antelación en la web de la Ciudad del Espacio: https://es.cite-espace.com/descubrir-la-cite-de-lespace/


  • Se pueden conseguir entradas con estancias de un día completo y en la zona de restaurantes se puede comer un menú muy variado mientras se hace un alto en la exploración.


  • Este parque temático y científico fue inaugurado en 1997, y en sus actividades son numerosos los astronautas que comparten sus experiencias con el público asistente.


  • Tiene actividades interactivas en las que los asistentes pueden jugar y poner a prueba sus conocimientos sobre el espacio y revisar lo aprendido en la visita.


  • La Ciudad del Espacio alberga además una sala IMAX en la que ver documentales especiales sobre la exploración espacial y del sistema solar.


  • Alberga una importante colección de artefactos originales y auténticos de la historia espacial. Se pueden ver y se puede entrar en las naves e interactuar con ellas.


  • Puedes recorrer la estación espacial Mir o sentarte como un tripulante de la Soyuz.


  • Es una forma divertida de entender cómo es la vida diaria de un astronauta a bordo de cualquiera de las naves.


  • Hay numerosas opciones para viajes educativos y en grupo. Incluso se ofrece la posibilidad de alquilar alguna de sus exposiciones itinerantes para que visite un centro educativo o museo de otras localidades.


  • Es un lugar con un gran sentido didáctico y adecuado para todo tipo de edades, por lo que es muy adecuado para las visitas en familia.


  • Desde 16 euros.


  • 33 5 67 22 23 24


room

Marché Victor Hugo


El mercado más famoso y activo de Toulouse

  • Se puede llegar caminando desde las paradas de metro Jeanne D’arc o Jean-Jaurés. Paseando por el Boulevard de Strasbourg se puede acceder fácilmente a la zona del mercado.


  • Lo interesante es que todo lo que ofrece este mercado puede degustarse en los restaurantes que hay en la zona superior del mercado.


  • Los restaurantes tienen ambiente familiar y precios razonables. Es también el lugar típico de reunión de aficionados tras un partido de Rugby en la mañana del domingo.


  • Es un lugar muy adecuado para tomar un aperitivo a media mañana. Lo más famoso son los quesos franceses, o las salchichas, con alguno de los excelentes vinos de la zona.


  • Los puestos del mercado se albergan en el pabellón Víctor Hugo, inaugurado en 1892. Es un mercado cubierto en el que encontrar especialidades típicas de la zona.


  • Cuatro veces al año se organizan veladas festivas durante la tarde y hasta la noche. Son fiestas a las que acuden clientes y comerciantes para charlar, comer, beber y divertirse. Suelen estar amenizadas por música de bandas locales.


  • Es una de las zonas más vitales y pintorescas de la ciudad. Aunque no tengas intención de comprar nada (aunque es difícil resistirse) merece la pena acudir por ver el lugar, conocer las especialidades de la zona y estar en el ambiente de uno de los mercados más famosos de Francia.


  • Pescado, charcutería, fruta y verdura, panadería, pastelería… la oferta es variada en los más de 100 puestos de venta del mercado.


  • Gratis.


room

Canal du Midi


El canal que une el Atlántico con el Mediterráneo

  • Este es un lugar para recorrer caminando, en un paseo de la duración que se quiera. Se puede llegar fácilmente a la zona en metro, bajando en la propia estación Canal du Midi.


  • Se puede recorrer por cualquiera de las dos orillas una por el boulevard de l’Embouchure, que continúa por el boulevard des Minimes. Y la otra por el boulevard de la Marquette que continúa por el boulevard Matabiau.


  • Se pueden alquilar bicicletas y hacer un recorrido por el carril bici que transcurre a lo largo de buena parte del canal.


  • Otra buena opción es buscar uno de los barcos que realiza recorridos por la parte navegable del canal.


  • La construcción de este canal fue el modo en que Luis XIV quiso dejar huella en la historia de Francia, con una obra de gran importancia, que perdurara en el tiempo y tuviese influencia en la vida diaria de los ciudadanos.


  • La construcción del canal se realizó entre 1666 y 1681, y se abrió a la navegación en el mismo año de su finalización.


  • Este canal se uso como forma de transporte de mercancías y pasajeros. También se utilizó durante largo tiempo por el servicio postal. Desde los años 70 del siglo XX su uso es solamente turístico.


  • Se puede seguir encontrando gente que vive en un barco amarrado en el canal. El uso como vivienda de esta zona fluvial sigue estando permitido.


  • El canal du Midi se dice que une el Atlántico con el Mediterráneo. Ok, esto tiene un poco de trampa. Une el río Garona, que desemboca en el Atlántico, con el mar Mediterráneo. Pero ciertamente construye una vía navegable entre los dos mares y comunica la zoma del Ródano en Séte con Burdeos, que es donde desemboca el Garona.


  • Por toda la ciudad es fácil ver pequeños canales, estos no navegables, que derivan de este mayor. También pasear por estos canales menores es una buena forma de disfrutar de la ciudad.


  • Gratis.


room

Pont Neuf


Uno de los paseos más bonitos de Toulouse

  • El Pont Neuf une la zona de la Daurade (cerca de la parada de metro Esquirol) con la de Saint Cyprien (parada de metro Saint Cyprien-République). Constituye una de las áreas de paseo más famosas y bonitas de Toulouse. Es recomendable disponer de tiempo para alargar el recorrido a voluntad.


  • En una de las orillas podemos encontrar la Basílica de nuestra señora de la Dorada y el edificio de la Sociedad Arqueológica del Midi de Francia. En la otra orilla se puede visitar en el paseo el Chateau d’Eau, un antiguo depósito de agua que ahora alberga exposiciones de fotografía. También en esa zona es recomendable el museo de Historia de la Medicina y el barrio de Saint Cyprien con su mercado cubierto.


  • En el cercano parque de la Daurade se puede encontrar la zona en la que salen barcos que hacen un recorrido por entre los puentes famosos de Toulouse. Es una forma interesante de visitar el río y un paseo romántico habitual entre las parejas viajeras.


  • A pesar de su nombre de puente nuevo es uno de los puentes más antiguos que hay sobre el río Garona. Su construcción comenzó en 1544. Interrumpida por varios conflictos se terminó en 1632.


  • Es un puente de arcos amplios, construido pensando en soportar las crecidas del río. Cerca se pueden ver los restos de otro puente (el de la Daurade) que no tuvo esa previsión y fue destruido por una de esas crecidas.


  • El instituto superior de las artes está en las cercanías del puente, por eso es habitual encontrarse en la zona y en los cafés cercanos a estudiantes de arte practicando y dibujando estampas del puente y sus alrededores.


  • Hay numerosos cafés y restaurantes tanto en las orillas como en las calles cercanas. Es fácil encontrar uno con buenas vistas en los que hacer una parada de descanso o relajación en el viaje.


  • Por la noche el puente está iluminado y tiene una estampa digna de contemplar con los reflejos de las luces en el agua.


  • Gratis.


room

Église Notre-Dame du Taur


La iglesia de la leyenda del santo y el toro

  • La mejor manera de llegar es caminando desde la plaza del Capitolio, que está cercana. El paseo por la Rue du Taur es corto y lleva directamente a la zona de la iglesia.


  • Lo más habitual es completar esta visita con la de la Basílica de Saint-Sernin, a la que puede llegarse también caminando desde la iglesia continuando a lo largo de la Rue du Taur.


  • La bonita capilla de los carmelitas está también cerca de esta iglesia y de camino a la Basílica, por lo que es común en los viajeros tomar el pequeño desvío de la Rue de Périgord para visitar la capilla en el recorrido.


  • La iglesia se construyó en el Siglo XIV, con el ladrillo rojo típico de la zona. Primero se construyó un oratorio En el lugar en el que se enterró el cuerpo del santo. Posteriormente se levantó allí esta iglesia. Es de estilo gótico y se la considera una representante histórica de la corriente gótica del sur de Francia.


  • La iglesia es famosa por su campanario en el alto muro principal. Fue declarada monumento histórico nacional en 1840.


  • La iglesia se supone que marca el punto en el que murió Saint-Sernin, mártir y patrón de la ciudad de Toulouse. Después sus restos fueron trasladados a la Basílica que lleva el nombre del santo, por lo que es habitual hacer el recorrido desde la iglesia a la Basílica en la visita por la Rue de Taur, el mismo camino que siguieron las reliquias.


  • La leyenda dice que Saint-Sernin era obispo de Toulouse y se negó a oficiar un ritual pagano que consistía en sacrificar un toro al dios Júpiter. Enfurecidos por la negativa, los paganos decidieron atar al obispo al toro que no había querido sacrificar, y hacer que arrastrase su cuerpo por las calles y escalinatas.


  • Gratis.


room

Basilique Notre-Dame la Daurade


La iglesia de la virgen negra

  • Se puede llegar a esta iglesia caminando desde la parada de metro de Esquirol. El edificio está a la orillad el río y tiene un parque y zonas peatonales alrededor. Por lo que es habitual visitarlo en una ruta que venga del barrio de edificios rosas o llegando desde el Pont Neuf.


  • Lo más curioso y visitado de la iglesia es la virgen negra, una de estilo románico poco frecuente en la imaginería católica.


  • Al lado de la iglesia se encuentra el muelle de la dorada, que es punto de partida de excursiones en barco por el río Garona. Una buena forma de continuar el viaje.


  • La construcción de esta basílica es relativamente moderna, entre 1764 y 1883. Sustituye a una iglesia románica que estaba en un estado ruinoso. Su actual planta en forma de cruz latina respeta la tradición de este origen.


  • La talla de la virgen negra que puede verse actualmente no es la original del siglo X. Esa escultura fue robada en el siglo XIV y sustituida por una copia fiel. La copia fue quemada durante la Revolución Francesa de 1789, y vuelta a sustituir por otra copia en 1807.


  • La iglesia tiene una fachada de estilo neoclásico que recuerda a los templos clásicos romanos. Se supone que en este lugar hubo antes un templo de la época romana, pero no hay restos visibles que lo confirmen.


  • El nombre de dorada se debe a la cobertura en ese color que tenía una iglesia románica que había anteriormente en este lugar, y sobre la que se edificó posteriormente la basílica actual.


  • En la tradición de la ciudad está visitar a la virgen negra de esta iglesia para pedir que los niños nazcan sanos, y que los procesos de embarazo se realicen sin problemas.


  • Gratis.


  • 33 5 61 21 38 32


room

Le Taquin


Un clásico de la noche de Toulouse

  • Se puede llegar a Le Taquin desde las paradas de Metro: Saint-Cyprien (línea A) o Compans Caffarelli (línea B) También en el Bus de las líneas 1 y 45, parando en Amidonniers.


  • Al llegar la noche una forma excelente de completar el viaje es asistir alguna de las actuaciones musicales en directo que ofrece este club de jazz.


  • Le Taquin ofrece una programación regular de actuaciones en directo con distintos estilos musicales y el jazz como oferta principal. Es recomendable informarse de la oferta en su página: https://www.le-taquin.fr/concerts-a-venir/


  • La sala actual es fruto de la renovación del famoso club Le Mandala, un clásico de la escena del jazz en Toulouse. Le Taquin, a diferencia del anterior, se abre además de al jazz clásico a otros ritmos y a propuestas más modernas.


  • Además de las actuaciones en directo este club de Jazz ofrece un ambiente musical idóneo para una salida nocturna que permita vivir el ambiente cultural de la ciudad.


  • Se puede asistir a los conciertos o simplemente pasar un rato divertido en el bar o cenar en el restaurante.


  • Junto a la oferta musical también es una sala que periódicamente ofrece su espacio para que artistas plásticos y fotógrafos muestren sus trabajos.


  • Desde 16 euros.


  • 33 5 61 21 80 84