Qué ver en Pamplona


Fundada por los romanos, atravesada por el Camino de Santiago y mundialmente conocida por ser sede de los Sanfermines. Es una ciudad moderna donde podrás ver todos estos lugares y más.

lightbulb_outline182 Tips

crop_original36 Fotos

location_on9 Lugares

room

Parque de la Media Luna


Belleza histórica

  • Es recomendable que antes de visitar las murallas vistes el Centro de Interpretación de las Fortificaciones (en el fortín San Bartolomé, frente a la plaza de Toros), porque entenderas su origen y desarrollo y te harás una idea de su trazado, para luego, recorriéndolas sepas bien dónde estás y los puntos más interesantes de cada uno de sus tramos.


  • Puedes recorrerlas desde el Parque de la Media Luna, siguiendo por el Paseo del Obispo Barbazán hasta la Taconera.


  • Es de esos paseos que son muy buenos para hacer fotografías. Cada estación tiene su encanto. Puedes combinar los parques, con las callejuelas…después tienes que disfrutar de un buen vino con unos ricos pinchos


  • Al atardecer, determinados días, hay paseos guiados promovidos por el Ayuntamiento, a muy bajo precio.


  • Se puede pasear por dentro o por fuera de la muralla y ver los portales que recorrían el recinto como el portal de Francia o de la Rochapea y Tejería, y el de la Taconera y San Nicolás.


  • El paseo es gratuito, al aire libre y se recomienda mucho la parte de la muralla que está cerca de la Catedral.


  • Es posible conocer todos estos lugares a través de la aplicación movil Pamplona Iruña.


  • Para visitas guiadas consultar las empresas en la Oficina de Turismo de Pamplona.


  • Las murallas de Pamplona tienen más de cinco kilómetros, fueron construidas entre los siglos XVI y XVII y están muy bien conservadas.


  • No rodean completamente la ciudad porque hay un tramo que ha desaparecido y, además, están ya muy integradas con el conjunto arquitectónico de la capital de Navarra. Por eso es importante visitar antes el Centro de Interpretación.


  • Como ciudad medieval, Pamplona se rodeó de un anillo amurallado para defenderse del enemigo, pero no fue hasta la incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla en 1515, cuando se convirtió en un punto estratégico y puesto avanzado de la corona española ante Francia.


  • Pamplona fue fundada por Pompeyo en el 74 a.C. y ya en ese momento fue edificada como Ciudad-Fortaleza por su situación estratégica.


  • Luego fue una ciudad muy importante para el ejército español por su proximidad con Francia, por eso el dicho de "Pamplona es la llave de España". Si los franceses querían tomar España tenían que pasar por Pamplona.


  • Comienza el desarrollo de magna fortaleza que tiene su punto más importante en la Ciudadela. Bastiones, baluartes, portales, medias lunas, revellines, fuertes dotan el conjunto amurallado.


  • Puedes comenzar en el Centro de Interpretación. Tras esa visita puedes caminar hasta el baluarte de Labrit y recorrer el tramo más antiguo de la muralla, por la ronda de Barbazana. Es aquí donde observarás uno de los escasos restos de la muralla medieval, el cual forma parte de la Catedral. El paseo te llevará a monumentos como el Palacio Arzobispal o la Catedral.


  • Luego, desde lo alto del baluarte del Redín, el pintoresco rincón del Caballo Blanco y su mirador hacia el monte San Cristobal-Ezkaba. Muy cerca está el Portal de Francia, la única de las seis puertas originales de la muralla.


  • Más adelante encontrarás el antiguo Palacio de los Reyes de Navarra que hoy en día alberga el Archivo General.


  • La ruta te llevará al Museo de Navarra, ubicando en un antiguo hospital, para luego continuar por el paseo de ronda hasta la plaza de la Virgen de la O. Luego el imponente Portal Nuevo (siglo XVI) y finalmente la Ciudadela.


  • Están a 5 minutos del centro de Pamplona, pero te traslada a otros tiempos. Son 5 kilómetros de paseo bordeando parte de la ciudad. Es uno de los complejos bélicos mejor conservados de España y es Monumento Nacional.


  • Están bien conservadas, son agradables y de noche están muy bien iluminadas. Al atardecer, determinados días, hay paseos guiados promovidos por el Ayuntamiento, a muy bajo precio. Hay mucha documentación y estudios rigurosos sobre las murallas y las actuaciones que han sido necesarias para el desarrollo de la ciudad.


  • Parece que es solo la fortaleza, y lo es, pero en su interior hay jardines, chiringuitos, y si se sube a lo alto de las murallas hay buenas vistas de la ciudad.


  • En general, también puedes encontrar exposiciones, eventos, espectáculos, etcétera.


  • Entrada gratuita.


  • 948 420 700


room

Ciudadela de Pamplona


El pulmón de Pamplona

  • Para llegar desde el Parque Yamaguchi, podes hacerlo caminando, son unos 20 min por la Avenida de Sancho el Fuerte.


  • Para adentrarse en la Ciudadela, hay cinco puertas. Las más transitadas son la Puerta del Socorro y la entrada principal en la Avenida del Ejército. A la primera se accede por la Vuelta del Castillo, atravesando un puente sobre los fosos que en su época fue levadizo. La segunda destaca por su sobriedad renacentista. En esta última y tras atravesar la muralla, se llega al Cuerpo de Guardia, un edificio que hoy se usa como oficinas municipales.


  • La Ciudadela está abierta solo durante el día. El acceso a los fosos está libre de horarios, pero se recomienda no transitarlo de noche.


  • Tiene un espacio WiFi con acceso gratuito a internet.


  • La ciudadela se construyó en 1571 durante el reinado de Felipe II pensando en la defensa de la ciudad de los posibles ataques de Francia.


  • Las obras de construcción duraron hasta 1645 aunque se siguió reforzando hasta el 1685.


  • Para hacerla inexpungable se le dio forma de pentágono con cinco baluartes en los ángulos de manera que simulase a una gran estrella. De esos cinco baluartes hoy no se conservan todos, dado que el crecimiento de la ciudad obligó a edificar el llamado Ensanche, lo que derribó dos de ellos.


  • En el siglo XVIII, el recinto se rodeó con un sistema de contraguardias, caminos cubiertos, medias lunas y escarpas. Sus fosos son de tipo seco.


  • Estos pabellones, fosos, baluartes, revellines y glacis están dispersos en el parque público, sólo abierto a peatones, donde no faltan senderos, una plazoleta central con fuente, una treintena de especies de árboles, diversas obras de famosos escultores y una zona de ocio infantil.


  • En 1964 dejó de ser militar y pasó a uso civil. Desde entonces, en los distintos edificios y rincones que se mantienen en su interior se pueden ver multitud de exposiciones, eventos y espectáculos.


  • De los edificios militares originales puedes visitar el polvorín de 1694, el almacén de mixtos de 1720, la sala de armas de 1725, el Cuerpo de Guardia y el Horno. También es interesante y curioso ver los cañones de la época.


  • Durante las fiestas de San Fermín es escenario de los fuegos artificiales.


  • La ciudadela se encuentra en el corazón de Pamplona, muy céntrica.


  • Es una de las muestras de arquitectura militar más importantes de Europa.


  • Está integrada en la llamada Vuelta al Castillo, formando un gran parque ideal para disfrutar al aire libre.


  • Más allá de que realmente se trate de un pulmón verde de más de 280.000 metros cuadrados, significa descubrir el pasado de Pamplona como plaza fortificada. Puedes imaginarte las batallas contra los ingleses y franceses. Esta zona fue testigo de episodios militares históricos. Hoy en día se ha convertido en uno de los lugares de ocio, deporte y cultura preferidos por los pamplonenses.


  • La ciudadela tiene dos entradas principales. Una de ellas se encuentra en la Avenida del Ejército y la otra en la Vuelta del Castillo.


  • Entrada gratuita al recinto y a las exposiciones.


  • 948420975


room

Catedral de Pamplona


Una joya oculta

  • Desde el Ayuntamiento llegas en 5 min. Tienes que tomar la calle Mañueta y calle Curia.


  • Es recomendable visitar la iglesia y el claustro (considerado el mejor del siglo XIV y una obra maestra del gótico), pero no olvides de otras dependencias como la despensa, el comedor, la sala capitular y los dormitorios que reflejan una vida aún muy activa y que en otras catedrales no se han conservado, pero en la de Pamplona siguen vivas. La cocina es una de las tres cocinas góticas existentes actualmente en Europa.


  • No puedes dejar de contemplar el Mausoleo de los Reyes de Navarra del siglo XIV. Además de las esculturas tienes que fijarte en los contornos ya que encontrarás 28 esculturas plorantes y más.


  • No te puedes perder la subida a la torre, las vistas son muy lindas. No te olvides que es de lunes a viernes a las 11.30 horas.


  • Se ha inaugurado la exposición "Catedral Infantil" en las que 10 piezas de la catedral se empequeñecen para acercarse a los niños.


  • En la ciudad existía una gran catedral románica (todavía se encuentran algunos restos en el Museo de Pamplona), y en 1317 decidieron construir un nuevo claustro de estilo gótico. Años después de comenzar la construcción el templo romano se desplomó y fue necesario construir un nuevo edificio ya perteneciente al gótico (finales del siglo XIV). Primero se construyeron las naves y el transepto en pleno siglo XV. La última campaña importante es en la que se levantó la actual fachada neoclásica en el siglo XVIII.


  • En el interior, la planta de cruz latina cuenta con tres naves, capillas entre los contrafuertes y cabeceras capillas que forman la girola. El austero templo está cubierto con bóvedas de crucería, ventanas de tracerías flamígeras y dos rosetones.


  • En la nave central se encuentra el Mausoleo a los Reyes de Navarra. Presidiendo el templo está la talla de madera revestida en plata de Santa María la Real. Ante esta virgen románica del siglo XII, la más antigua de las imágenes marianas conservadas en Navarra, se coronaban, bautizaban y bendecían los reyes navarros.


  • La Catedral es rica en ajuar y dependencias. La visita obligada es el claustro, uno de los mejores ejemplos del gótico universal. Sus columnas y paredes están decoradas con grafitos que han sobrevivido el paso del tiempo.


  • Al conjunto que presenta cuatro corredores, se puede acceder a través de dos bellísimas puertas: la Preciosa y la de Nuestra Señora del Amparo.


  • Completan las dependencias catedralicias la Biblioteca, la Sacristía, el refractorio y la cocina con una gran chimenea de 27 metros de altura, en los que se ubica el Museo Diocesano. El museo alberga una valiosa decoración de arte sacro.


  • Está ubicada sobre el promotorio del Casco Antiguo de Pamplona. Es el monumento de la ciudad que más reliquias histórico-artísticas atesora. En ella se coronaron a los reyes, se reunieron las cortes y durante tres siglos tuvo sede la Diputación del Reino.


  • Llama la atención porque por fuera no parece una catedral convencional. Basta con entrar y admirar su belleza. Es realmente bonita.


  • Es de estilo gótico y se construyó sobre las ruinas de una iglesia románica. La fachada es de estilo neoclásico. La nave central es muy elegante y el claustro gótico, maravilloso. No puedes dejar de admirar las sepulturas de los Reyes Navarros, Carlos III y Leonor, delante del altar mayor en la nave central.


  • Tiene un claustro gótico maravilloso. Ni que hablar de su nave central.


  • Es un lugar emblemático del Camino de Santiago. Si eres peregrino estás más que obligado a entrar.


  • La campana María es la campana en uso más grande de España. Cuenta la tradición que el límite del territorio de Pamplona está marcado por aquellos lugares hasta dónde llega el tañido de esta campana.


  • La muestra "Occidens" de la catedral ha sido galardonada en Nueva York como mejor exposición del mundo.


  • Entrada general: 5€ Grupos, pensionistas y carnet joven: 4€ Menores de 13 años y peregrinos: 3€.


  • +34 948420975


room

Jardines de la Taconera


El pulmón verde de Pamplona

  • Para llegar desde la Ciudadela, puedes hacerlo caminando por la calle Gral. Chinchilla. No tardarás más de 10 minutos.


  • El punto de acceso más monumental es el Portal de San Nicolás, con sus escudos y su piedra de corte almohadillado, en la calle del Bosquecillo.


  • Pegados a los Jardines de la Taconera también puedes visitar los Jardines de Antoiutti y el parque de Larraina.


  • Si te gustan los paseos tranquilos evita las horas de la tarde, que es cuando acuden en masa los pamploneses, sobre todo los fines de semana. Elige una mañana de un día entre semana y disfruta de la tranquilidad.


  • Si vas en familia tiene columpios y juegos para los más pequeños, además del pequeño zoo, que se encuentra en los fosos, con ciervos, patos, pavos reales, gallos, etcétera.


  • En el lado norte, el parque dispone de un mirador con una muy buena panorámica de algunos barrios de Pamplona y del antiguo Portal de Santa Engracia.


  • No puedes no tomar un café en el Café Vienes.


  • Escondida entre los árboles, no olvides de saludar a la Mariblanca, una escultura de finales del XVIII, que recoge una de las imágenes más populares y queridas de la ciudad.


  • Ya en los planos de 1719 aparece la Taconera como espacio verde.


  • El término taconera es muy antiguo, se remonta por lo menos al siglo XII. Hace referencia a una zona de la ciudad “fuera de las murallas”.


  • Es un parque romántico francés. Lo bordea el eje del Camino de Santiago. Junto al cercano parque de la Ciudadela, y las zonas verdes del Bosquecillo y Antoniutti, conforman un gran pulmón verde que sirve de enlace y punto de encuentro a los barrios de una parte importante de la ciudad.


  • Su estructura, jalonada de especies arbóreas y florales con elementos escultóricos muy diversos, permite realizar distintos itinerarios.


  • Posee varios elementos escultóricos y arquitectónicos de interés como el monumento a Julián Gayarre, la estatua de la Mariblanca, una arquería de inspiración gótica, el portal de San Nicolás, etcétera.


  • El parque está sobre la plataforma del amurallamiento pamplonés. Uno de los rasgos más importantes es el de los fosos, en los que vas a encontrar el pequeño zoológico.


  • Una de las cosas más bonitas que tiene Pamplona es la abundancia de espacios verdes. La Taconera es una de las que más destaca.


  • Es el parque más antiguo, hermoso y emblemático de Pamplona. Está a 10 minutos caminado de la plaza del Castillo (corazón de la ciudad) en torno a las murallas. Es muy querido y del cual se sienten muy orgullosos los pamploneses.


  • Son 90.000 metros cuadrados que dan para mucho: dar un tranquilo paseo entre árboles, cuidados jardines, fosos, fuentes, estatuas y monumentos; echar una siesta por la tarde; tomar un rico café y simplemente disfrutar. Es realmente un remanso de paz.


  • Es una de las zonas más románticas de la ciudad.


  • Si vas en familia tiene columpios y juegos para los más pequeños, además del pequeño zoo, que se encuentra en los fosos, con ciervos, patos, pavos reales, gallos, etcétera.


  • Entrada gratuita


  • +34 948420975


room

Ruta Hemingway


Siguiendo los pasos de Hemingway

  • La ruta a seguir es: Plaza del Castillo (Bar Txoko, Hotel Quintana, Café Bar Torino, Hotel La Perla, Café Iruña, Café Kutz, Café Suizo), Paseo Saraste (Antiguo restaurante las Pocholas), Avenida San Ignacio (hotel Yoldi), calle Mercado (Casa Marceliano), calle Eslava 5 (antigua pensión) y Plaza de Toros.


  • Existe un ejemplar impreso del cuaderno de viaje de Hemingway. Lo puedes encontrar en cualquier oficina de Turismo de las tres regiones por las que estuvo el escritor. El documento incluye dibujos y frases, mapas y otras curiosidades para encontrar los mejores caminos, restaurantes, alojamientos, paisajes… La fiesta de San Fermín es uno de los protagonistas de este cuaderno.


  • Bar Txoko: en la terraza de este emblemático bar, es donde más veces fue fotografiado Hemingway. Este bar lo encontrarás en la esquina de la plaza Castillo, donde desemboca la calle Espoz y Mina. Era habitual verlo en la terraza antes y después de las corridas de toros con su camisa a cuadros.


  • Hotel Quintana: es uno de los lugares más emblemáticos de la biografía sanferminera de Hemingway. A pesar de que cerró hace 65 años, todavía hay gente que recorre la plaza Castillo en busca del hotel.


  • Café Bar Torino: estuvo situado en una de las esquinas de La Perla. El local ocupaba la actual sucursal de la Caja Navarra y Windsor Pub. Hemingway lo describió en su libro como Bar Milano. El Windsor Pub actualmente sigue acogiendo en su terraza durante los sanfermines mucha gente de todas partes del mundo.


  • Café Iruña: hablar de Hemingway en Pamplona es nombrar este café, su escenario preferido. De hecho, Hemingway, la terraza del Iruña y una buena copa de coñac son elementos difícilmente desligables. Gracias al escritor, este café tiene fama internacional.


  • Café Kutz: lamentablemente no existe hoy. Ocupaba el local situado entre el café Iruña y el Pasaje de la Jacoba.


  • Café Suizo: ubicado en el n°37 de la plaza del Castillo desde el año 1844, fue el decano de los cafés en Pamplona. Hemingway citó este café en su novela “Fiesta”. Permaneció abierto por 108 años y cerró sus puertas en 1952.


  • Antiguo restaurante Las Pocholas: poca gente conoce este lugar por su verdadero nombre “Hostal del Rey Noble”. Aquí acudía Hemingway y acostumbraba a sentarse en la misma mesa, próxima a la entrada.


  • Antigua Casa Marceliano: es un rincón muy tradicional y era la clásica taberna donde a Ernest le encantaba ir y almorzar su bacalao al ajoarriero.


  • Monumento a Hemingway: situado delante de la Plaza de Toros, junto al callejón, da paso al paseo de Hemingway. Inaugurado en 1968, hecho en bloque de granito y obra del escultor Sanguino.


  • Ernest Hemingway gran escritor, premio Nobel y responsable de la internacionalización de las famosas fiestas de San Fermín, visitó Pamplona nueve veces, y en las nueve participó en las fiestas. Además, pateó las calles de Pamplona, bebió en sus tabernas y cafés, se deleitó con la comida autóctona, el encierro, las corridas y la alegría.


  • Entrada gratis


  • 34 848 420 420


room

San Fermin Capilla


La casa de San Fermín, el patrón de Pamplona

  • Saliendo de la Catedral tienes que tomar la Calle Mayor y en menos de 10 minutos a pie estás en la Capilla San Fermín.


  • Puede que la iglesia esté un poquito escondida por tener acceso en la esquina de la calle, pero no dejes de visitarla.


  • Interesante informarse sobre las Misas de la Escalera. Se llevan a cabo el 1° de enero, el 2° de febrero, el 3° de marzo, y así sucesivamente. En cada fecha se canta una misa con jotas, txistus y siempre con buena música.


  • El día de San Fermín, puede haber mucha mucha gente, pero realmente es increíble la sensación de ver la devoción en toda esa gente que concurre a la misa para rezar, agradecer y festejar al Santo.


  • En este lugar existía un templo medieval de origen románico que pertenecía al sistema defensivo de Pamplona y del cual solo queda la torre. La iglesia actual se construyó en el siglo XVIII, fiel al estilo neoclásico de la época. Tiene planta de cruz griega inscrita en un cuadrado y está formada por una sola nave. Te llamará la atención el juego geométrico de sus cúpulas y la linterna que corona la parte superior realizada de ladrillo a la vista.


  • La Capilla de San Fermín tiene aire neoclásico y se encuentra nada más entrar a la derecha. Sobre el altar se yergue la reliquia del Santo, una talla de medio cuerpo realizada en madera policromada y con revestimientos en plata que data de fines del siglo XV. Tiene cara risueña y algo oscura.


  • ¿Quién fue San Fermín? Fue el primer obispo de la ciudad y es actualmente el co-patrón de Navarra junto con San Francisco Javier. Murió mártir en Francia en el año 303.


  • La imagen se colocó en este lugar el 6 de julio de 1717 y desde entonces, cada 7 de julio San Fermín deja su capilla para saludar a toda su gente.


  • En cada procesión, el santo es venerado con cantos, bailes, oraciones y el sentir emocionado de miles de pamploneses.


  • Llegamos a Pamplona y nos preguntamos: ¿dónde está la Iglesia de San Fermín? Pues no tiene iglesia, tiene una Capilla dentro de la Parroquia San Lorenzo. La encontrarás en la calle Mayor y frente a los jardines de Taconera. Que sea una capilla no disminuye el amor y adoración de todos en Navarra hacia su Santo Patrono.


  • Es una de las iglesias más visitadas dado que dentro de sus paredes está la capilla del Santo Patrono. Esta es muy bonita con la imagen de San Fermín en el altar y ese semblante medio oscuro debido al humo de las velas, y que gracias a eso los pamplonicas le llaman "morenico".


  • Cada 6 de julio, unas horas después de que el chupinazo marque el inicio de las fiestas, Pamplona se hace presente en la capilla y se saca en procesión la talla de San Fermín que recorre el casco antiguo de la ciudad ante la devota y emocionada mirada de miles de personas. Más allá de este día especial, la capilla recibe a diario a cantidad de pamploneses.


  • Entrada gratuita


  • +34 948 225 371


room

Fuerte de San Cristobal


Una de las prisiones más grandes de España

  • La ascensión al Monte San Cristóbal se puede hacer a pie o en coche por diferentes rutas.


  • Si te gusta caminar, puedes acceder desde el Parque del Mundo, parte de la última parada de la línea urbana N°11 de la “Villavesa”. Vas por la cresta de todo el monte hasta alcanzar la cima. Es uno de los accesos más fáciles.


  • Otra ruta se inicia en el pueblo Aizoain, donde puedes coger la senda que coincide con la GR22, te lleva a dar vueltas por todo Pamplona. Siguiendo esta ruta vamos por la cresta más elevada hasta llegar al Fuerte.


  • Por último, desde la cara norte de la localidad de Garrués, se puede acceder en coche por la carretera Camino de San Cristóbal, que asciende desde la localidad de Artica. El tramo final te deja muy cerca de la fortaleza, por lo que tendrás que caminar unos metros.


  • Una vez que llegues ahí, te va a fascinar la vista. Vas a apreciar todo Pamplona, desde el Pirineo hasta la zona media y dejando a tus pies la cuenca de Pamplona.


  • Para poder visitar el fuerte tienes que pedir cita en el Gobierno Militar de Pamplona. La ruta es guiada y solo se puede realizar en grupos de un mínimo de 10 personas.


  • La entrada está prohibida porque es propiedad privada militar.


  • Es importante informarse sobre el fuerte, su historia, cómo es el fuerte por dentro, etc., antes de ir. Cuando llegues solo lo podrás ver por fuera y no hay ningún tipo de explicación sobre el mismo. Tiene un pasado muy fuerte que realmente vale la pena entender.


  • Es una fortaleza militar que entre 1934 y 1945 fue prisión penal militar, considerada como la prisión más segura del país. Aunque eso no evitó que en los años de la Guerra Civil se produjera una de las fugas de la cárcel más grandes de España.


  • Fue construido a finales del siglo XIX con la intención de defender a Pamplona tras la última Guerra Carlista, pero nunca llegó a ser usado con fines defensivos por la aparición de la aviación.


  • El ejercito abandonó El Fuerte en 1987, quedando un retén militar de vigilancia hasta 1991. Actualmente sigue siendo propiedad del Ministerio de Defensa, pero está abandonado.


  • En 1936, tras el golpe militar, Navarra quedó bajo el dominio territorial de los sublevados, por lo que el fuerte se llenó nuevamente de prisioneros. A muchos se les anunciaban que quedaban libres y cuando empezaban el descenso, se los abatía. En los años venideros se siguieron registrando ajusticiamientos y fusilamientos.


  • El evento que más fama se le da a este fuerte fue el de la fuga de 1938 en donde huyeron 795 presos con intención de escapar por Francia. Muchos de ellos murieron en el intento de fuga y otros fueron capturados.


  • El nombre de San Cristóbal viene de que en siglos anteriores (XIII aprox.), lo que es el actual fuerte, fue una ermita con un castillo y luego una basílica (XVI) dedicada al santo.


  • Las vistas son realmente espectaculares. Más allá de visitar el lugar y conocer el fuerte, merece la pena por la panorámica que se tiene.


  • Una buena parte de la historia de este país se ha forjado desde sus pasadizos, muros, baluartes, cortinas, revellines, escarpas, taludes, fosos, escaleras, cañoneras, meriones, glacis, angostas ventanas y rejas.


  • Entrada gratis


  • 34 948.20.68.10


room

Parque de Yamaguchi


Un jardín muy original

  • Lo ideal es que empieces la visita por la parte oeste del parque. Mira al frente, sobre el lago vas a encontrar una placa de cerámica sobre unos troncos de madera que simboliza la hermandad entre ambas ciudades y sirve como guía. Si giras la vista a su izquierda, ahí está la suhama o playa de arena y piedra. Al frente, al otro extremo del lago el yatsubashi, una pasarela o puente de madera que conecta dos pasos peatonales. Sigue con tu recorrido visual hacia la derecha y te toparás con el ishibasi, un puente de piedra que simboliza los caminos de la vida, y el taki o cascada cuyo caer del agua simboliza la idea de todo fluye y cambia. A continuación, podrás observar uno de los lugares más privilegiados para ver el jardín en su conjunto.


  • También es ideal para ir con niños porque tiene una zona para ellos, un estanque muy bonito, el planetario y el jardín de las galaxias donde hay que seguir las indicaciones (escaneando unos códigos QR) para cumplir ciertas misiones. Resulta muy divertido para los niños.


  • El parque fue creado en 1997 por paisajistas niponeses, por lo que contiene los elementos propios de un jardín importado de Japón. Entre sus colecciones de plantas, la mayoría son procedentes del país oriental. Su suhama (playa), azumaya (caseta sobre el estanque), yatsubishi e ishibasi (puentes), taki (cascada) o el géiser, todos elementos japoneses.


  • Está ubicado en la zona hospitalaria, muy cerca de la Universidad de Navarra, es una zona verde atípica y llena de singularidades.


  • Más allá de trasladarte al oriente, también podrás viajar por el universo gracias al Planetario, el mayor del mundo por su bóveda celeste.


  • Dentro del Parque Yamaguchi, te encontrarás con el Jardín Japonés (se extiende a través de 4000 m2), un jardín tradicional que te invita a la meditación y cuyos orígenes datan del siglo VII. Su simbología recoge la celebración de las cuatro estaciones y te traslada a la Ceremonia del Té y que hace del jardín un lugar de encuentro espiritual alejado de mundo mundano.


  • El Planetario de Pamplona (1993), de forma cilíndrica en tonos ocres y azules, es el más grande de los existentes en España con estas características. Además de sus habituales proyecciones que te llevan a descubrir la historia del universo, es sede de múltiples exposiciones, conferencias y muestras.


  • La sala de proyecciones reúne sofisticados sistemas de proyección de estrellas, planetas, imágenes de todo tipo y hasta efectos especiales. Es realmente espectacular. El resultado es una experiencia memorable.


  • Es un parque inspirado en el oriente. Es muy pintoresco y te lleva a querer tumbarte en el manto verde y disfrutar relajado, leyendo un libro o simplemente viendo la gente pasar.


  • Tiene un ambiente muy relajante y romántico. Para muchos es su rincón favorito.


  • También es ideal para ir con niños porque tiene una zona para ellos, un estanque muy bonito, el planetario y el jardín de las galaxias donde hay que seguir las indicaciones (escaneando unos códigos QR) para cumplir ciertas misiones. Resulta muy divertido para los niños.


  • ¿Qué puedes encontrar? Un gran Geiser, un palafito, un estanque con puente y cascada y varias especies niponas que constituyen un homenaje a las cuatro estaciones.


  • El planetario está junto a un muy bonito jardín.


  • El Planetario es un centro cultural donde podrás acercarte de lleno a la astronomía y a los misterios del universo. Existen diversidad de eventos, una gran programación.


  • Entrada gratuita al parque. Al Planetario - Precio entrada: 5,00 € - Observaciones: adultos, 4-5€ (según el tipo de proyección). Proyecciones infantiles: 3€.


  • 948.20.68.10


room

Ayuntamiento de Pamplona - Iruñeko Udala


Privilegio de la Unión

  • Es muy fácil llegar desde los Jardines de La Taconera. Tienes que tomar la calle Mayor (una de las esquinas de los Jardines) y llegarás en menos de 10 minutos.


  • Cercano puedes conocer: la plaza de Santiago, atrás del ayuntamiento. En ella y en su contiuación por la calle Mercado encontrarás edificios muy interesantes del siglo XVIII. Uno de ellos es Casa Marceliano, popular establecimiento sanferminero inmortalizado por la relación con Hemingway. A esta plaza tiene uno de sus accesos el Mercado Santo Domingo con el encanto de los mercados públicos. Frente a la trasera del Ayuntamiento, al otro lado de esta plazuela, se yergue la fachada barroca de la Iglesia Santo Domingo que data del siglo XVI.


  • La Casa Consistorial ocupa el corazón del Casco Antiguo de la ciudad. Su emplazamiento no es casual y fue designado en 1423 por Carlos III el Noble. Para terminar con los enfrentamientos entre vecinos, lo ubicó en el lugar donde confluían los tres burgos existentes en ese momento, promulgándose el “Privilegio de la Unión.”


  • El edificio ha sido remodelado varias veces, la última fue a mediados del siglo XVIII que no han afectado su bonita fachada en la que se combinan el estilo barroco y neoclásico.


  • El antiguo edificio sobrevivió hasta los años cincuenta del siglo XX, momento cuando se demolió dejando solo su increíble fachada. El resto del edificio es moderno.


  • La fachada tiene forma rectangular compuesta por tres pisos horizontales y un ático de estilo barroco con adornos que asemejan un reloj de pared recargado con muchas tallas. La parte inferior tiene tres cuerpos con columnas clásicas (dóricas, jónicas y corintias). Se divide también en tres calles separadas entre sí por dobles columnas.


  • La puerta principal está situada en medio del piso más bajo con arco de medio punto y a los lados dos figuras, a la derecha la Justicia con balanza y espada; y a la izquierda la Prudencia, vestida con túnica como una musa griega, en una mano tiene una serpiente y en la otra un espejo dorado.


  • En el piso del centro hay dos balcones con rejas de estilo francés. A cada lado de la reja veras dos leones dorados y en el centro el escudo de la ciudad. En verano, durante la fiesta de San Fermín, los balcones aparecen llenos de geranios rojos, es realmente muy bonito.


  • En la tercera planta, también verás unos balcones con rejas francesas y columnas de estilo corintio. Desde aquí es donde se inician las fiestas lanzando el tradicional chupinazo.


  • En el tejado se pueden ver dos Hércules con mazas al hombro. En el centro un reloj con agujas de hierro que da la hora con las campanas situadas en la parte más alta del tímpano.


  • En el dintel de la puerta de entrada se encuentra la frase en latín: “La puerta está abierta para todos, pero sobre todo el corazón”.


  • En el interior del edificio existen varias dependencias como el Salón de Plenos, el Salón de Recepciones y el despacho de la Alcaldía donde están las siete llaves de la antigua muralla de la ciudad.


  • La plaza del Consistorio de Pamplona es el símbolo de sus fiestas.


  • Está situado en una de las plazas más bonitas de la ciudad, por la que pasa el Camino de Santiago.


  • Su fachada es noticia mundial el 6 de julio cuando el famoso chupinazo da comienzo a las festividades de San Fermín. Es una de las imágenes de Pamplona más conocidas. Es el lugar que marca el inicio de los 9 días de fiesta en el que la ciudad se transforma totalmente. Cuando llegas te preguntarás: ¿pero aquí cabe tanta gente? La respuesta es sí.


  • Es un auténtico tesoro arquitectónico de Pamplona. El interior del edificio es moderno, pero guarda algunas obras de arte de gran valor.


  • Entrada gratuita


  • +34 948 420 128