Qué ver en Oporto


En Oporto cualquier plan es magnífico. Vayas a navegar, a una cata de vinos o a recorrer un museo, tu día siempre terminará bien. Conoce aquí todos los imprescindibles.

lightbulb_outline140 Tips

crop_original48 Fotos

location_on12 Lugares

room

Livraria Lello


Un lugar lleno de historias

  • Si quieres comprar libros, es recomendable ir o bien media hora antes del cierre o bien temprano, te ahorrarás largas colas.


  • Es una librería situada en el casco histórico de la ciudad y abrió sus puertas por primera vez en el año 1906.


  • En sus orígenes, llevaba el nombre de Librería Internacional de Ernesto Chardron. Tras la muerte de su dueño, fue comprada por la firma Lugan & Genelioux Sucessores. En 1894 fue adquirida por los hermanos Lello.


  • La fachada actual no es la que siempre tuvo y fue creada por Francisco Xavier Esteves.


  • En el suelo todavía pueden apreciarse los raíles por los que se movían los vagones para transportar libros.


  • El edificio es de estilo neogótico.


  • Mucha gente piensa que aquí se rodaron escenas de las películas de Harry Potter, pero no es cierto, así que si vas con esa idea, te adelantamos que es falso.


  • La librería Lello es, sin duda, uno de los lugares más visitados de la ciudad de Oporto. Ya sea para hacerse una foto con su majestuosa escalera, porque creen que allí se rodó una famosa saga, porque quieren comprar un libro o porque conocen su historia, miles de personas se acercan a ella, y con razón. Cruza sus puertas y déjate envolver por ese lugar que contiene miles de historias y ha inspirado otras tantas.


  • 5 €


room

Torre de los Clérigos


La más antigua de la ciudad

  • Desde este sitio podrás tener unas excelentes vistas panorámicas de la ciudad.


  • Es recomendable llegar con tiempo, pues es uno de los sitios más concurridos y suele haber filas.


  • Es de estilo barroco y fue construida entre los años 1735 y 1748.


  • Fue construido por la hermandad de clérigos pobres en el casco antiguo de la ciudad. El lugar sobre el que se construyó se conoce como el “cerro de los ahorcados” ya que allí se enterraban los ajusticiados.


  • Es la torre más alta de Portugal con 76 metros de altura y 200 escalones.


  • La torre cuenta con 49 campanas.


  • Es obra del arquitecto Nicolau Nasoni, uno de los más importantes exponentes del arte barroco.


  • Dentro de la torre hay una enorme escalinata, casi tan grande como su historia. En esta torre podrás seguir conociendo la historia de la maravillosa ciudad de Oporto y también disfrutar de magníficas vistas. ¿Te animas a subir a la cima?


  • Iglesia: Entrada gratuita. Torre y Museo de la Hermandad: 5€. Gratuito para menores de 10 años.


room

Ribeira


El sabor de Oporto

  • Es ideal para ir a pasear y visitar por la noche.


  • Aquí también encontrarás numerosas embarcaciones que ofrecen paseos a los que es muy recomendable apuntarse, incluidos algunos de los que hablaremos más adelante en esta guía.


  • Es uno de los barrios más importantes y, como su nombre sugiere, está situado en la ribera del río.


  • En sus calles hay varios restaurantes y bares donde te puedes sentar a tomar algo y degustar platos típicos portugueses.


  • Desde allí hay excelentes vistas de Vila Nova de Gaia y el Puente Luis I, sobre todo por la noche por su iluminación.


  • Es la imagen más fotografiada de la ciudad, prácticamente una postal de esta.


  • Suele haber puestos de souvenirs y recuerdos típicos portugueses como manteles, paños, toallas y delantales.


  • Puedes llegar allí en las líneas 1, 57, 91, 23 y 49. Sin embargo, la forma más rápida es a pie, bajando por las callejuelas que descienden por el barrio de Batalha. También puedes utilizar el Funicular Dos Guindais.


  • Puedes aprovechar para subir al ascensor de la Ribeira; es gratuito y termina siendo un gran mirador de la ciudad.v


  • Al lado de la entrada del ascensor encontrarás una placa de bronce que conmemora un hecho trágico en la historia de la ciudad. A principios del siglo XIX, acababa de ser inaugurado el Ponte das Barcas y cuando los habitantes intentaron escapar de la invasión de las tropas francesas, dicho puente no aguantó el peso y se derrumbó, cobrando la vida de más de 4000 personas. Es por esto que este sitio siempre está rodeado de flores.


  • También es importante visitar la Plaza de la Ribeira, uno de los puntos más relevantes. Es una de las más antiguas de la ciudad, reconstruida en varias ocasiones y, sin duda, con excelente ambiente.


  • En el medio de la plaza se puede observar una escultura de José Rodrigues llamada Cubo Da Ribeira.


  • También son dignas de observar las fachadas de las coloridas casas con azulejos y la escultura de San Juan Bautista hecha por João Cuteira.


room

Catedral de Oporto


Una pequeña sorpresa

  • Desde el centro de la plaza de la catedral puedes ver espectaculares vistas de la ciudad y del río Duero.


  • Está ubicada en la parte más alta de la ciudad y es el edificio religioso más importante de la ciudad.


  • Su construcción empezó en el siglo XII, pero a lo largo de los años ha sufrido varias modificaciones.


  • La mayor parte de su estructura es barroca exceptuando la fachada y el cuerpo de la iglesia que son románicos. Por su parte, el claustro y la Capilla de San Juan Evangelista son de estilo Gótico.


  • El claustro es del siglo XIV y está decorado con escenas religiosas plasmadas en azulejos. Desde él se puede acceder a la Casa Do Cabildo, donde se encuentra en exposición el tesoro de la catedral: una colección de orfebrería religiosa.


  • La catedral está declarada Monumento Nacional.


  • En el centro de la plaza de la catedral se puede observar una columna que se utilizaba para colgar a los criminales.


  • Para entender una ciudad hay que conocer cada parte y la religión siempre ha sido un elemento fundamental en la historia de los pueblos. Anímate a conocer la Catedral de Oporto y los misterios que oculta en su interior y su preciosa fachada.


  • Catedral: Entrada gratuita. Claustro y Casa do Cabildo: 3€. Niños hasta 10 años: Entrada gratuíta.


room

Mercado do Bolhão


La esencia de Oporto

  • Te recomendamos visitarlo por la mañana, cuando hay menos gente y puedes verlo con más tranquilidad.


  • Fue inaugurado en el año 1914. Allí se vende carne, pescado, fruta, flores y muchos otros productos.


  • Las tiendas conservan su aspecto original, casi intacto.


  • Está situado en pleno centro de la ciudad.


  • En sus orígenes la idea era hacer una plaza, que luego se transformó en un mercado que abastecía de alimentos a una ciudad en expansión.


  • En 1914 se empezó a construir tal cual lo vemos hoy, por el arquitecto Correia Da Silva, con estilo neoclásico.


  • En el Mercado de Bolhão también se puede comer, ya que cuenta con unos cuantos bares y restaurantes tradicionales distribuidos en ambas plantas.


  • Cuando se trata de monumentos y lugares históricos, son muy pocos los que se mantienen intactos. Este es el caso del Mercado del Bolhão, que si bien por este mismo aspecto se ha llevado críticas, permite remontarse al pasado y entender también los hábitos de compra de una Oporto más antigua.


room

Vila Nova de Gaia


La sinopsis de Oporto

  • Es muy recomendable visitar el claustro del Monasterio de la Sierra del Pilar.


  • No dejes de visitar tampoco el Jardim do Morro, a pocos metros del Monasterio. Cuenta con un restaurante y un mirador y suele haber música en directo y puestos de comida callejera.


  • Si tienes coche, te recomendamos que visites también el zoo, el Puente Maria Pia, el Parque Biológico de Gaia y Afurada.


  • Se encuentra situada en el margen izquierdo del río Duero.


  • Lo más destacable de esta visita son los paseos en barco y las visitas a las bodegas donde se fabrica el vino de Oporto.


  • Puedes llegar allí cruzando el puente a pie o mediante el transporte público en las líneas 900, 901 904 y 906 de autobús.


  • Es recomendable también aprovechar para visitar el Monasterio de la Sierra del Pilar. Data del siglo XVI y es uno de los mejores miradores de la ciudad. En su arquitectura tiene una mezcla de estilos entre los que se pueden apreciar elementos renacentistas y manieristas. Asimismo, es uno de los pocos ejemplos de iglesias circulares de Europa.


  • Un pueblo que lo tiene todo, desde bodegas, hasta paseos en barco y sitios increíbles para conocer. Sin duda, es uno de los sitios más imprescindibles a la hora de elegir qué ver en Oporto.


room

Rua de Santa Catarina


La hora de las compras

  • Te recomendamos que aproveches también a visitar la iglesia de San Antonio de los congregados, que junto con la plaza de la Batalha dan inicio a esta calle.


  • Es la zona comercial más importante de la ciudad.


  • Es una calle peatonal, mide aproximadamente 1500 metros y comienza en la Plaza de Batalha.


  • Esta calle fue creada en el año 1784 y originalmente se llamaba Calle Hermosa Princesa. La mente detrás de esto era Joao de Almada e Melo, que deseaba darle un nuevo aspecto a la ciudad. Su objetivo era proporcionar a los ciudadanos todos los lugares necesarios para hacer las compras.


  • La calle termina en la plaza del Marqués de Pombal.


  • En ella se encuentra el centro comercial Via Catarina Shopping.


  • Como buena calle comercial, también cuenta con lugares para sentarse a comer y descansar.


  • Cuando estamos de viaje, además de disfrutar conociendo nuevos lugares y su historia, a todos nos gusta darnos algunos gustos. Bienvenidos a la Rua Santa Catarina, una calle que os invitará a curiosas tiendas donde podréis comprar un capricho o ese regalo que tienen que llevar a su familia y amigos que os están esperando en casa.


room

Puente Don Luis I


El emblema de Oporto

  • Es un lugar ideal para hacer fotos de la ciudad, siempre desde los pasos habilitados para peatones.


  • Fue inaugurado a finales del siglo XIX y une la ciudad con Vila Nova de Gaia. Es una de las imágenes más significativas de la ciudad.


  • El diseño estuvo a cargo de la empresa belga la Société de Willebroeck. Uno de sus ingenieros, Téophile Seyrig, había sido discípulo de Gustave Eiffel.


  • Tiene dos pisos, uno con casi 400 metros de longitud, por el que circula el metro, y otro de 175 metros para vehículos.


  • Desde arriba se puede ver el Duero y la Ribeira a ambos lados del río, con las bodegas en un lado y las casas de colores del otro.


  • En verano es bastante común ver a ciudadanos de Oporto saltar desde el nivel bajo del puente hacia el río.


  • Una estructura que nos recuerda a Francia y una vista que nos deja sin aire. Desde el puente Dom Luiz podrás contemplar la ciudad de Oporto de una forma nunca antes vista.


room

Estacion de tren de San Bento


Déjate Llevar

  • Aprovecha para visitar el Palacio Dos Condes de Azevedo, que se encuentra cerca.


  • Fue inaugurada como la Estación de San Bento en 1916, pero ya llevaba funcionando como tal desde finales del siglo XIX.


  • En los principios del siglo XX, Portugal se empezaba a expandir a nivel ferroviario modernizando sus rutas de trenes.


  • Se construyó sobre las ruinas del convento de Sao Bento del Ave María que pereció en un incendio.


  • El arquitecto responsable de este sitio fue José Porto, Marques da Silva.


  • Los murales de la estación contienen más de 20.000 azulejos pintados por Jorge Colaço. En ellos se muestran representados distintos eventos relevantes para la ciudad como escenas campestres, batallas épicas, desembarcos y coronaciones.


  • En el techo se pueden observar los nombres de los ríos Duero y Minho. La estación ofrece taquillas para guardar el equipaje (funcionan de 05:00 a 00:45 y cuestan 1 € la primera hora, pudiendo utilizarse 24 horas como máximo).


  • Si quieres utilizar los baños, tendrás que pagar.


  • No hay que coger un tren para visitar este lugar. Lo que representa literal y simbólicamente es suficiente para ir a visitarlo, admirarlo y saber que ha valido la pena. Permítete perderte en las historias que cuentan sus míticos azulejos y déjate llevar a un pasado no tan lejano.


room

Capilla de las Almas


Purga tus prejuicios

  • A la salida, aprovecha que estás en la Rua Santa Catarina para sentarte a descansar y comer algo.


  • Tiene una decoración con azulejos que la caracteriza, pero que se incorporó a principios del siglo XX, en el año 1929.


  • Fue construida durante el siglo XVIII y es de estilo neoclásico.


  • Su nombre hace referencia a la Virgen de las Almas, ubicada en su interior.


  • Otras cosas destacables de su interior son su altar Mayor y la “Ascensión del señor”, una obra de Joaquim Rafael.


  • Las vidrieras son del siglo XIX y fueron realizadas por Amândio Silva. Estas representan las almas del purgatorio que dan nombre a la iglesia y sobre ellas cae la sangre de Cristo en un acto de Redención.


  • Los azulejos de la fachada fueron fabricados en el taller cerámico Viúva Lamego de Lisboa, por el pintor Eduardo do Leite. A lo largo de los años han tenido que ser restaurados varias veces.


  • Contiene más de 16.000 azulejos que en su conjunto forman escenas religiosas de la vida de San Francisco y Santa Catalina.


  • Bien dicen que no hay que juzgar un libro por su portada, o en este caso una capilla por su tamaño. Ve a conocer una encantadora y pequeña capilla que te maravillará. Desde lo más profundo de su alma hasta lo más superficial, cada rincón merece ser apreciado.


  • Entrada gratuita.


room

Iglesia de San Francisco


Un lugar brillante

  • No te olvides de pasar por su plazoleta y disfrutar de una magnífica vista del río Duero.


  • Su construcción comenzó en el año 1245 por los frailes franciscanos.


  • Más adelante fue reformada tras un incendio que destruyó el claustro y una parte de la iglesia.


  • Se cree que en las decoraciones de su interior se utilizaron más de 300 kilos de polvo oro. En el pasado, decidieron cerrarla por ser demasiado ostentosa en relación a la pobreza que había en los alrededores.


  • La estructura de la iglesia es gótica con algunos elementos romanos.


  • Uno de los puntos más relevantes de la iglesia es el Árbol de Jesé, una escultura de madera considerada una de las mejores del mundo en su tipo.


  • En las catacumbas, no solo se encuentran enterrados muchos de los hermanos franciscanos y algunas familias nobles de la ciudad, sino que también existe un osario con miles de huesos humanos que se puede ver a través de un vitral que hay colocado en el suelo.


  • Está declarada monumento nacional desde 1910.


  • Además de la iglesia, se puede visitar el museo de San Francisco, que es la antigua Casa Do Despacho. Encontrarás la entrada justo en frente a la iglesia. Allí se puede ver Sala de Sesiones, la Sala de Tesoro y una exposición de arte sacro.


  • No se permite hacer fotos dentro del recinto.


  • Se puede llegar en autobús en las líneas 1, 57, 91, 23 y 49.


  • Dicen que no todo lo que reluce es oro, pero dentro de esta Iglesia, probablemente este dicho quede en vano. Adéntrate en uno de los lugares de culto más ostentosos y más magníficos de la ciudad y déjate deslumbrar no solo por su brillo, sino también por sus esculturas y su historia.


  • Acceso libre


  • 351 22 206 2125


room

Iglesia de San Ildefonso


Una obra de arte barroca

  • Fíjate bien el horario antes de ir. Muchos viajeros comentan que no han podidos ver su interior porque la encontraron cerrada. Su horario es muy acotado, por lo que es necesario ir con esto presente.


  • También es recomendable, si estás por la Rua Santa Catarina por la noche, aprovechar a pasar por aquí, pues su iluminación es magnífica y le da otro toque.


  • Fue construida entre 1709 y 1730, a excepción de sus dos torres de campanarios que fueron agregados en 1739.


  • Su estilo arquitectónico es barroco.


  • Dentro se pueden observar vitrales que son obra de Isolino Vivaz y que datan del año 1967.


  • Los muros laterales están cubiertos por dos cuadros barrocos de Domingos Teixeira Barreto. Estos fueron pintados entre los años 1785 y 1792 y representan el sacrificio de Jesús y el triunfo de la eucaristía.


  • Cuenta también por un órgano de 1092 tubos, creado por Manuel de Sa Couto y que fue colocado allí en el año 1811.


  • Otro elemento a destacar es el retablo barroco-rococó del siglo VIII, diseñado por Nicolau Nasoni y llevado a cabo por Miguel Francisco Da Silva.


  • A la entrada se pueden apreciar restos de un antiguo cementerio que en el pasado se encontraba en el exterior. Estos fueron descubiertos durante una remodelación realizada en el año 1996.


  • Con los azulejos característicos de Oporto, pero con algo muy propio, es una edificación que no puedes dejar de visitar.


  • Acceso libre


  • 351 22 200 4366