Qué ver en Melilla


Melilla, ciudad bañada de modernismo, es uno de los lugares que te fascinarán a cada paso que des. Sus parques, edificios históricos, fortalezas y playas son por sí solos un verdadero reclamo.

lightbulb_outline231 Tips

crop_original68 Fotos

location_on17 Lugares

room

Melilla la Vieja


El casco histórico de Melilla

  • Para llegar, te recomendamos que aparques en la zona habilitada en Parking de las Culturas, justo en el acceso a la Ciudad Vieja.


  • Desde la Plaza de las Cuatro Culturas se puede subir por la carretera de la Alcazaba para contemplar una fantástica panorámica del Frente de Tierra y parte de la Ensenada de los Galápagos.


  • Melilla la Vieja, también conocida como La Ciudadela, comprende el recinto fortificado que comenzó a construirse en el s. XV y se extendió hasta el s. XIX.


  • La ciudad antigua, ubicada sobre la zona rocosa litoral que sirvió de asiento a la antigua Rusadir de fenicios y romanos, fue destruida y reedificada varias veces a lo largo de la Historia, como consecuencia de las invasiones de vándalos y árabes, así como por las luchas entre tribus bereberes.


  • Se compone de cuatro recintos separados por un foso o cortadura, internándose los tres primeros en el mar, mientras que el cuarto sobre el continente.


  • Destacan los Fuertes del Rosario y de las Victorias, la Torre de la Alafia, el Cuartel y el Baluarte de San Fernando y alberga interesantes museos y otros edificios históricos.


  • Es la zona más emblemática de la ciudad de Melilla, al mantener en excelentes condiciones de conservación buena parte de su casco histórico.


  • Ha resistido al paso del tiempo y a numerosos hechos históricos, manteniendo una identidad pintoresca.


  • La fortaleza amurallada es imponente y merece la pena dedicar algunas horas a aprovechar los diferentes museos que hay dentro de ella, así como disfrutar de los diferentes miradores existentes sobre las murallas.


  • Podrás encontrar diferentes panorámicas y vistas de gran calidad.


  • Gratis


room

Parque Hernández


El principal parque de Melilla

  • Puedes llegar fácilmente caminando hasta la Avenida de la Democracia, en donde encontrarás el parque.


  • No omitas el visitar también la Plaza de España, ubicada al final del parque en su lado oriental, imprescindible por su estética.


  • El parque nació con la idea de transformar la gran explanada por la que había discurrido el río de Oro, antes del inicio en 1872 de las obras para su desvío por el sur del Cerro de San Lorenzo, en un lugar de esparcimiento para la creciente población de Melilla.


  • En 1900 el entonces comandante general de la plaza, Venancio Hernández Fernández, decidió que dicho terreno, que se utilizaba como campo de instrucción para la tropa y vertedero de la población, se transformase en un parque forestal.


  • Cuenta con una portada principal, compuesta de tres puertas, con cancelas de hierro, la central flanqueada por dos prismas, con el escudo de Melilla coronado por una corona, con una torre en la que se sitúa Guzmán el Bueno blandiendo un puñal.


  • Una buena caminata por el parque te permitirá disfrutar de un fantástico remanso de paz y tranquilidad.


  • La combinación entre las fuentes, el agua y la naturaleza hace de este parque un espectáculo para los sentidos.


  • Es el pulmón de la ciudad, ubicado además en una zona céntrica, por lo que te permitirá disfrutar fácilmente de otros lugares imperdibles cercanos.


  • Es llamativa la presencia de algunas estatuas que homenajean a personajes de la talla de Lope de Vega o Félix Rodríguez de la Fuente.


  • Gratis


room

Cuevas del Conventico


Túneles del siglo XVIII destinados a proteger la población

  • Para llegar deberás adentrarte en el recinto amurallado, hasta llegar a la Calle Miguel Acosta, 9, dentro del casco viejo de la ciudad.


  • Se pueden concertar visitas guiadas gratuitas, en los horarios preestablecidos, a través del teléfono 952976201 o del correo: ciudadmonumental@melilla.es


  • Las Cuevas del Conventico son unas cuevas históricas situadas en Melilla la Vieja y que tienen su acceso desde el Museo de Arte Sacro.


  • En origen eran grutas naturales excavadas por el agua en la Cala de Trápana, usadas por fenicios, romanos y árabes para guarecer los barcos en su interior.


  • Ya bajo posesión española se excavaron en el siglo XVIII varios niveles sobre las grutas naturales para almacenes de víveres, sirviendo también para alojar a la población en el Sitio de Melilla de 1774-1775.


  • En 1925 con la construcción del Puerto de Melilla la ensenada se cegó dicha cala con arena, formándose una playa.


  • La gran cavidad se encuentra reforzada por un arco parabólico de piedra y ladrillo y posee tres niveles intercomunicados, uno de ellos utilizado como iglesia.


  • Es una visita que merece la pena, pues podrás conocer la vida en la Melilla del siglo XVIII, así como la evolución de la ciudad.


  • Este entresijos de cuevas y pasadizos se encuentran bien restaurados y conservados, siendo una de las visitas culturales imprescindibles.


  • La visita guiada ayuda a conocer mejor y profundizar más en el uso y hábitat de las cuevas, siendo muy didáctica.


  • Se complementa perfectamente con la visita al Museo Sacro y la bajada final a la playa ubicada en la salida de la cueva.


  • Gratis


  • +34 952680929


room

Plaza Héroes de España


Calles con fantástica arquitectura modernista

  • En general, todas las muestras del modernismo de Melilla están próximas entre sí y podremos conocerlas a pie.


  • Puedes comenzar tu ruta por Plaza de España, Avenida Juan Carlos I y Calle General Marina, aunque podrás encontrar muchos más por toda la ciudad.


  • El Triángulo de Oro del Modernismo es una zona conocida por la gran cantidad de fachadas modernistas que allí se encuentran.


  • Es el Ensanche de la ciudad, el espacio urbano que se trazó fuera de las murallas de la antigua Ciudadela y que abarca principalmente las calles del Ejército Español y López Moreno desde la Plaza de España, y sus alrededores.


  • El mayor representante del modernismo en la ciudad fue el barcelonés Enrique Nieto y Nieto, llegado a Melilla en 1909 y proyector de importantes edificios modernistas, con más de 1500 proyectos de construcción en toda Melilla.


  • La interreligiosidad característica de Melilla también resultó en la creación de numerosos edificios destinados a las religiones cristiana, judía y musulmana, integrando en ellos el estilo modernista.


  • Melilla es después de Barcelona uno de los mejores ejemplos del modernismo en España.


  • Merece la pena caminar por sus calles y observar la cantidad de edificios de este estilo que hay en ella.


  • Pasear por esta zona de la ciudad es como viajar en el tiempo cien años atrás.


  • Es una zona donde podrás encontrar de todo, desde establecimientos comerciales y tiendas locales, hasta bares y restaurantes.


  • Gratis


room

Plaza de Toros "La Mezquita del Toreo"


Única plaza de toros en activo en África

  • Puedes llegar fácilmente caminando desde el centro de la ciudad, dirigiéndote a la Calle Querol o a la Calle General Millán Astray, 1, pues hace esquina.


  • Es recomendable la visita guiada para acceder al recinto y conocer mejor su historia.


  • La plaza de toros de Melilla es una de las 8 plazas de toros existentes en África, siendo la única en activo en el continente.


  • Posee un estilo neobarroco y se encuentra está situada en el Ensanche Modernista, formando parte del Conjunto Histórico Artístico de la Ciudad de Melilla, siendo Bien de Interés Cultural.


  • Se construyó en 1946 en los terrenos del desmontado Cerro de San Lorenzo, donde a principios del siglo XX apareció una necrópolis de los siglos I y II a.C., siendo inaugurada al siguiente año.


  • Está construida con piedra de la zona y ladrillo para los muros de carga, así como vigas de hierro y tejas rojas para el tejado.


  • Dispone de planta circular, con un único anillo en dos plantas y tres entradas monumentales, a las que se llega tras subir unas escalinatas o rampas.


  • El edificio se encuentra bien cuidado y es uno de los elementos arquitectónicos más bonitos de Melilla.


  • Puedes ver el interior de todas sus estancias en la visita guiada y conocer desde las entrañas una plaza de toros.


  • Se encuentra próxima al centro y a las zonas de ocio y comercio.


  • Más allá de si te gusta la tauromaquia, el edificio forma parte de la historia, y es una manera más de acercarnos al conocimiento de la vida e idiosincrasia de quienes nos precedieron.


  • Gratis


room

Ensenada de los Galápagos


Fantástica playa en el casco viejo

  • Para llegar a ella deberás acceder caminando por la Calle Concepción, aunque cerca de aquí encontrarás también un amplio parking.


  • Próximo a Ensenada de los Galápagos, a poco más de un kilómetro, se encuentra el Puerto Deportivo Noray.


  • Especialmente recomendable si predominan los vientos de poniente (oeste).


  • La Ensenada de los Galápagos, es una playa pequeña, con arena de color dorada y con una composición principalmente de arena.


  • Es una zona con oleaje moderado, que se encuentra a los pies de un acantilado.


  • Normalmente tiene un índice de ocupación medio, con entre el 30% y el 70% ocupada en temporada alta.


  • Cuenta con una longitud de unos 200 metros y 30 metros de anchura.


  • A pesar de ser una pequeña playa, es la más céntrica de todas, por lo que no tendrás que alejarte de la ciudad.


  • Tiene unas magníficas vistas y es muy pintoresca por encontrarse rodeada de las antiguas murallas de la ciudad y abierta al mar por un pequeño estrecho.


  • Gratis


room

Faro de Melilla la Vieja


Faro con vistas espectaculares

  • Podrás llegar fácilmente caminando a la Calle Miguel Acosta, 13, en la zona del casco viejo de Melilla.


  • Contacta con la Fundación Melilla Monumental si te interesa realizar una visita al faro, pues los cupos son escasos, y en tal caso hazlo con bastante antelación.


  • En 1859 el Ministerio de Guerra propuso la construcción en Melilla de un faro de 3º orden, de luz giratoria por destellos, a situar sobre la torre vigía construida en el baluarte.


  • No fue hasta 1894 cuando se realizó el proyecto definitivo, considerando oportuno la continuación del faro militar de 6º orden hasta la conclusión de las nuevas obras de fortificación de la ciudad, cuando se construiría el nuevo faro proyectado en el Malandar.


  • También se construyó una casa junto a la luz existente para almacén y vivienda del torrero.


  • En 1910 se remodeló la antigua torre y se le acopló un aparato de 6º orden, con pantallas giratorias de dos ocultaciones blancas cada 10 segundos, siendo inaugurado en 1918.


  • En un principio funcionó con una lámpara de petróleo y posteriormente se electrificó.


  • Desde este punto de la ciudad se pueden contemplar los amaneceres junto al mar que baña la ciudad, el monte Gurugú y el litoral de Melilla.


  • Posee una de las mejores vistas que podrás tener desde La ciudadela y la zona céntrica de la ciudad.


  • Es una de las zonas más fotografiadas de Melilla y podrás caminar agradablemente por su entorno.


  • Gratis


  • +34 952 97 62 01


room

Paseo Playa de la Hípica


Calas y playas de la ciudad

  • Puedes llegar fácilmente caminando a la Playa de la Hípica, que se encuentra en el paseo de mismo nombre. Para llegar a las playas y calas de Aguadú deberás conducir por la Carretera Aguadú, y para llegar a Horcas Coloradas, lo mismo, hasta la Calle Horcas Coloradas-A, 63.


  • Desde el paseo y la playa de Horcas Coloradas se puede observar el desnivel existente desde los pinares de Rostrogordo al mar Mediterráneo.


  • La playa de la Hípica posee una longitud de alrededor de 580 metros y un ancho promedio de 80 metros.


  • Los cortados de Aguadú son una de las zonas más emblemáticas y bonitas de toda la costa de Melilla, encontrándose al norte, en el límite con Marruecos. El acantilado tiene aproximadamente unos 100 m. de altura.


  • La playa de Horcas Coloradas es de creación reciente en la zona Norte de la ciudad, a mar abierto, con una longitud de unos 400 m. y un ancho de 40m.


  • Podrás encontrar desde playas más céntricas, como la Playa de la Hípica, o un poco más distantes pero fabulosas, como las de Aguadú o la de Horcas Coloradas.


  • Los acantilados de Aguadú son perfectos para apreciar y disfrutar de la naturaleza y de los parajes, ofreciendo muy buenas vistas.


  • Ideal para los amantes de la naturaleza, pues podrás encontrar rincones perfectos para observar a la fauna en todo su esplendor, tanto en el mar como en los acantilados, donde anidan gaviotas y otras aves.


  • Gratis


room

Plaza de las Cuatro Culturas


Bonita plaza en los accesos al casco viejo

  • Para llegar te recomendamos aparcar en el parking público que hay al lado, y desde allí caminar apenas unos minutos.


  • Hay un aparcamiento en sus inmediaciones, perfecto no solo para visitar esta plaza, sino todo el casco viejo de la ciudad.


  • En ella se suelen realizar todo tipo de actividades culturales y deportivas organizadas por las instituciones de la ciudad y otras asociaciones.


  • Posee un monumento a las cuatro culturas, que simboliza la importancia para la ciudad que han tenido las cuatro culturas a las que hace referencia: Cristianos, hindúes, judíos y musulmanes.


  • Frente a la Plaza de las Culturas, en pleno centro de la ciudad, está situada la Melilla del s. XIX formada por los pequeños y bonitos barrios del Fuerte de San Carlos, Fuerte de San Miguel, Alcazaba y Mantelete.


  • Alberga un memorial a Yamin Benarroch, importante personalidad judía que vivió en Melilla, realizado por el escultor Juan Antonio Diago Márquez.


  • Fantástica plaza que se encuentra a los pies de la Ciudadela de Melilla, entre la zona vieja de la ciudad y la moderna.


  • En sus inmediaciones podrás encontrar edificios de interés arquitectónico e histórico, como el antiguo edificio del Banco de España, encontrándose cerca del Triángulo de Oro.


  • Es ideal para dar un pequeño paseo por sus alrededores, disfrutando de la vegetación y monumentos que allí hay o sentarse a descansar y contemplar el lugar en alguno de sus bancos.


  • Gratis


  • + 34 952 97 61 51


room

Puerto de Melilla


Zona portuaria de la ciudad

  • El puerto tiene una amplia extensión, por lo que podrás llegar caminando, o bien a la zona portuaria del casco viejo, o bien al Paseo Marítimo, en donde se encuentra el Club Náutico.


  • Si buscas restaurantes y más actividad, deberás ir a la zona del Paseo Marítimo. Para las vistas de la fachada marítima, mejor desde la zona del casco viejo.


  • El puerto de Melilla ya se conoce desde época fenicia, en los que éstos fundaron Rusadir, elegido como puerto debido a la protección natural que ofrecía.


  • Melilla sufrió sitio en 1774-75, donde se puso de manifiesto la necesidad de un puerto, pues los convoyes de socorro que llegaron hubieron de suspender la descarga de víveres y munición, debido al fuerte viento de levante, peligroso para los navíos.


  • En 1902 se creó la junta de Obras del puerto de Melilla, siendo inauguradas las obras unos años más tarde por Alfonso XIII, que depositó a modo de ofrenda una caja con varias monedas de curso legal y un ejemplar de El Telegrama del Rif.


  • Entre 1917 y 1925 se construye el cargadero de mineral tras petición de la Compañía Española de Minas del Rif.


  • El puerto de Melilla, a pesar de que algunas de sus zonas no son accesibles, es un lugar espléndido para pasear junto al mar.


  • Podrás disfrutar de unas buenas vistas de la fachada marítima de la ciudad, pues cuenta con un mirador para ello.


  • También encontrarás vistas al puerto, por ejemplo desde la Plaza del Mar, y en esta zona se ubican fantásticos restaurantes.


  • Gratis


  • +34 952 69 00 61


room

Museo de Arqueología e Historia


Interesante museo en edificios históricos

  • Para llegar deberás caminar hasta la Plaza de los Aljibes, 4, dentro del casco viejo de la ciudad.


  • Puedes concertar visitas guiadas gratuitas llamando al número de teléfono.


  • Realizan usualmente actividades y talleres culturales muy interesantes, relacionados con las disciplinas históricas y etnológicas.


  • El Museo de Arqueología e Historia se encuentra en los famosos almacenes de Las Peñuelas.


  • Los almacenes de Las Peñuelas se construyeron en 1781 bajo el reinado de Carlos III y el mandato del gobernador Antonio Manso, para el abastecimiento y almacenamiento de los víveres.


  • En 1897 se construyó encima de sus bóvedas el teatro Alcántara y una residencia para el gobernador militar.


  • En el año 2007 se inició la restauración del edificio, recuperándose la cubierta original y adaptándose el interior al nuevo uso como Museo.


  • El museo se organiza en dos espacios. La planta baja alberga las colecciones correspondientes a las culturas sefardí y amazigh. En la planta alta se realiza un recorrido por la historia de la ciudad desde la prehistoria hasta la edad contemporánea.


  • Imprescindible museo para todo amante de la historia y para conocer la evolución de Melilla.


  • Posee excepcionales maquetas y sistemas multimedia que facilitan la divulgación de la historia local.


  • El hecho de que se encuentre ubicado en un edificio histórico revaloriza y da sentido al museo.


  • Posee una sala de exposiciones temporales que complementa la visita de la exhibición permanente.


  • Gratis


  • +34 952 97 62 16


room

Fuerte de Victoria Grande


Baluarte del siglo XVIII

  • Se pueden concertar visitas guiadas a través del teléfono, para los viernes por la mañana.


  • El lugar carece de información histórica y apenas hay paneles, por lo que te recomendamos que te informes sobre el lugar previamente u optes por la visita guiada para conocer mejor su historia.


  • Es parte del Conjunto Histórico Artístico de la Ciudad de Melilla y es un Bien de interés cultural de esta ciudad.


  • Fue construido entre 1735 y 1736 para evitar que los atacantes instalaran artillería en la Altura del Cubo.


  • En 1778 se reformaron los muros, el cordón y se reconstruyeron las garitas, las banquetas y los guardacabezas.


  • Ha servido de prisión civil desde 1919 hasta 1996.


  • Su interior se presenta abovedado a prueba de bombas que se reparten perpendicularmente a sus paramentos alrededor de un patio triangular


  • El 17 de octubre de 2013 se terminaron las obras que derribaron los añadidos y el 30 de marzo de 2015 se inauguró tras su rehabilitación.


  • Desde este lugar podrás observar una de las mejores vistas de la ciudad.


  • Su estado de conservación es excelente, lo que te permitirá disfrutar más aún de este histórico recinto defensivo melillense.


  • Forma parte de uno de los eventos más conocidos de la historia melillense y visitarlo te transportará al pasado reciente de la ciudad.


  • Gratis


  • +34 952 11 61 86


room

Fuerte de Rostrogordo


Fuerte fronterizo de finales del siglo XIX

  • Para llegar habrás de conducir en dirección norte hasta la Carretera Rostrogordo, 27, en donde se encuentra el fuerte.


  • Te recomendamos que lleves tu propia comida y agua si vas a pasar un buen rato por la zona, pues se encuentra un poco apartado de la ciudad.


  • El Fuerte de Rostrogordo es uno de los denominados fuertes exteriores de la ciudad, ubicado en los pinares de Rostrogordo, en la zona norte de Melilla, limítrofe con Marruecos.


  • Fue construido entre el 26 de mayo de 1888 y el 22 de junio de 1890 para defender Melilla de los ataques de los rifeños.


  • Más tarde, tras perder su función defensiva, pasó a ser una prisión militar en la que estuvo encarcelado el famoso guerrillero Abd el-Krim.


  • El edificio consiste en un fuerte de planta trapezoidal con un patio interior en el que se distribuyen las salas y que cuenta con una rampa para el acceso a las baterías superiores.


  • Tiene el máximo estatus de categorización del patrimonio, siendo Bien de Interés Cultural.


  • Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura militar colonial de finales del siglo XIX.


  • Es una buena manera de acercarse a la historia colonial reciente.


  • Se encuentra rodeado de un interesante entorno natural y en sus alrededores encontrarás diversas atracciones de ocio, como instalaciones deportivas y parque de atracciones para niños.


  • Desde lo alto del fuerte se domina la mayor parte de la península en la que se encuentra situada Melilla.


  • Gratis


room

Mezquita Central de Melilla


La mezquita principal de la ciudad

  • Se encuentra en la Calle García Cabrelles, 26, por lo que podrás llegar al lugar andando sin problemas.


  • Su interior solo es visitable dentro de la Ruta de los Templos, realizada por las instituciones de la ciudad autónoma, por lo que si deseas conocer sus entrañas deberás informarte con la oficina de turismo.


  • Fue construida entre 1945 y 1947, según proyecto del arquitecto Enrique Nieto y Nieto de 1938, siendo finalmente inaugurada en septiembre de 1947.


  • El 26 de octubre de 1994 fue reinaugurada tras ser remodelada ese mismo año.


  • Tiene una portada en forma de cúpula balboa, así como un alminar cuadrangular, siendo rematada con una linterna y cúpula de media naranja.


  • Cuenta con planta baja, en la que se encuentran locales comerciales y un baño turco en la zona delantera, y en la trasera la sala de oración, con accesos diferenciados para hombres y mujeres desde los laterales.


  • Se encuentra ubicada en una zona de interés en el Ensanche Modernista, formando parte del conjunto histórico de la ciudad.


  • Se considera una de las joyas arquitectónicas de la ciudad gracias a la mezcla de estilos que en ella se presentan.


  • Es imprescindible para conocer la idiosincrasia de Melilla, siendo parte fundamental de la comunidad musulmana que habita la ciudad.


  • Gratis


room

Puerta de Santiago


Puerta de acceso al Primer Recinto Fortificado

  • Para acceder a la Ciudadela por la puerta de Santiago habrás de caminar hasta la Calle Jardines, 13.


  • La Puerta de Santiago es la puerta que da acceso al Primer Recinto Fortificado desde el Segundo Recinto Fortificado de la ciudadela de Melilla la Vieja.


  • Su construcción, llevada a cabo entre 1549 y 1551 por Miguel de Perea, se planteó como un revellín para defender la Puerta de Santa Ana, con su túnel en ángulo recto, excesivamente vulnerable.


  • Entre 1669 y 1674 Osorio Astorga reparó el Torreón de las Beatas, que fue reconstruido entre 1680 y 1682 por el ingeniero Toscano Brito según las instrucciones del ingeniero Octavio Meni.


  • En 1699 se construyó un puente sobre el foso.


  • En 1952 se restauró el arco y el escudo, y se colocó un nuevo puente levadizo traído del Peñón de Vélez de la Gomera.


  • Es uno de los accesos más famosos a la Ciudadela, ideal para recorrerla tranquilamente con unas vistas impresionantes.


  • La puerta es imponente y se ha conservado en muy buen estado, y junto a sus muros ha sido testigo de la historia de la ciudad.


  • Aún conserva su decoración con el escudo de armas de Carlos I.


  • Sin duda alguna te hará transportarte en el tiempo y acercarte al pasado de Melilla.


  • Gratis


room

Torreón de las Cabras


Torre y centro de interpretación de Melilla

  • Calle Cuesta de la Florentina


  • Se pueden concertar visitas guiadas a través del teléfono o del correo: ciudadmonumental@melilla.es


  • Hay un ascensor que va desde la base de la torre hasta el centro de interpretación, por lo que no hace falta que subas hasta el casco antiguo.


  • Es un torreón redondo de gran envergadura, con una altura de 28,7 metros y un diámetro de 16.


  • Fue construido a principios del siglo XVI, siendo reforzado en 1515.


  • En 1527 es reparado según proyecto de Gabriel Tadino de Martinengo y en 1533 es reformado según proyecto de Sancho de Escalante.


  • El terremoto de 1660 lo agrietó y se reparó, en 1692 aparece un repuesto de pólvora con garita que es reconstruido con un cuerpo cilíndrico rematado por una bóveda de media naranja según proyecto de Juan Caballero en 1773.


  • Entre 1764 y 1790 monta cuatro cañones a barbeta.


  • En 1927 se hunde y es reconstruido con menor altura en 1973, siendo reconstruido en los años 90 e instalándose un ascensor en su interior.


  • Es una buena manera de acercarse a la historia de la Ciudadela, pues alberga el Centro de Interpretación de ésta.


  • Se pueden contemplar planos, proyectos y fotografías de las restauraciones llevadas a cabo en la fortaleza en los últimos años.


  • Desde él hay unas vistas muy interesantes del puerto y de la ciudad de Melilla.


  • Gratis


  • +34 952976201


room

Puerta de la Marina


Muralla marítima de la ciudad

  • Puedes llegar a él caminando, recorriendo la Avenida General Macías.


  • Si cuentas con tiempo de sobra, es buena idea acercarse y ver de cerca cada uno de los edificios históricos que alberga.


  • Te recomendamos que pases por la Puerta de la Marina, que era la entrada principal para los que venían de la península ibérica desde el antiguo puerto de Melilla.


  • El Frente de la Marina es uno de los cuatro frentes que cercan el Primer Recinto Fortificado de la Ciudadela.


  • Desde este a oeste lo forman: el Torreón de Florentina, la Muralla de Florentina, el Torreón de San Juan, el Cuartel de Santa Ana, por el que se accede al Aljibe Viejo, el Cuartel de la Maestranza, y la Batería de San Felipe.


  • El Torreón de la Avanzadilla, fue construido en 1604 según proyecto de Pedro de Heredia de paso al Frente de Tierra.


  • En 1914 se le instaló una balaustrada y entre 1927 y 1930 se instaló un parapeto de almenas y también la Puerta de la Marina.


  • A los pies de la Muralla de Florentina se encuentra la Estatua del comandante de la Legión Francisco Franco Bahamonde, última estatua del dictador Francisco Franco en una vía pública.


  • Ya sea desde la distancia o desde cerca, el frente de la marina se muestra imponente en la costa de Melilla.


  • Es visita imprescindible por ser el frente más fortalecido de la ciudad y poseer numerosos edificios de importancia histórica.


  • Podrás disfrutar de unas muy buenas vistas desde aquí.


  • En él, se respira historia a cada paso que des.


  • Gratis