Qué ver en Ciudad de México


Un interesante destino lleno de testimonios culturales y artísticos provenientes de las culturas mesoamericanas del siglo XV y la cultura colonial española de principios de siglo XIX.

lightbulb_outline212 Tips

crop_original60 Fotos

location_on15 Lugares

room

Palacio de Bellas Artes


Patrimonio artístico de Mexico, reconocido a nivel mundial

  • Se recomienda contemplar el palacio desde afuera y luego visitar su interior. Especialmente es mejor si tomas una visita guiada, para que comprendas bien las obras. Dura unos 45 minutos.


  • El museo cuenta con ascensor para uso exclusivo para de personas con movilidad limitada y mayores. Igualmente hay rampas para el uso de personas en sillas de rueda.


  • El aparcamiento del Palacio es costoso pero te quedará muy cerca. Puedes estacionar en zonas cercanas pero puede llevarte mucho tiempo conseguir un lugar y luego tendrás que caminar más.


  • El Palacio de Bellas Artes tiene su origen en una propuesta para construir una nueva sede del teatro nacional. Su proceso de construcción dio inicio en el año 1904, hacia finales del gobierno de Porfirio Díaz. Su diseño original fue confiado al arquitecto italiano Adamo Boari, sin embargo, debido a las múltiples interrupciones de la construcción, su conclusión quedó a cargo de Federico. E. Mariscal.


  • El palacio demoró en construirse 30 años, pues varios factores generaron interrupciones del proceso. Entre ellas, las más destacadas fueron: la crisis política tras la revolución mexicana, la falta de recursos económicos y hasta el hundimiento del terreno debido al peso de la estructura. Fue finalmente inaugurado en el año 1934. Hoy día es una institución que depende del Instituto Nacional de Bellas Artes. Desde el año 1987 goza de una declaración de la Unesco como patrimonio de la humanidad.


  • Otra de las impresionantes áreas del palacio es la Sala Principal. En la época de su construcción, había gran preocupación por la protección contra los incendios para lo cual se ordenó la creación de un telón que cumpliese dicha función. Se contrató entonces a la Casa Louis C. Tiffany de Nueva York, la fabricación de una enorme cortina de cristal. La misma contiene alrededor de un millón de pequeñas piezas de cristal de unos 2 cm de tamaño y pesa 24 toneladas. La imagen representada, está basada en los legendarios volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl del Valle de México. En esta sala se representan recitales, danza, ópera y música sinfónica entre otras. Tiene una capacidad para 1396 personas.


  • Las otras salas son: la Sala Manuel M. Ponce, que acoge exposiciones, eventos literarios y musicales. Y la Sala Adamo Boari, en la cual se realizan exposiciones, conferencias y presentaciones editoriales.


  • Otras de las majestuosas obras del palacio, son el conjunto de murales que dominan los pisos del edificio, así como otras obras de famosos artistas mexicanos.


  • El palacio también acoge dos grandes museos. El “Museo del Palacio de Bellas Artes”, a cargo de los murales y otras obras de exhibición permanentes del edificio, así como de las temporales. El segundo museo es el “Museo Nacional de Arquitectura”, en el cual se presentan exposiciones de importantes arquitectos mexicanos, las cuales incluyen planos, modelos y fotografías.


  • En el “Rincón del tiempo”, se expone una colección de material fotográfico, audiovisual y documental que presentan la historia del palacio.


  • Este palacio es un majestuoso recinto. Ofrece una amplia variedad de expresiones culturales dignas de conocer.


  • Entrada general: ~2,7 € (solo aceptan pago en efectivo en pesos). Incluye acceso a las exposiciones permanente y temporales disponibles el día de la visita. Pago por derecho al uso de cámaras fotográficas y video dentro del museo: ~1,2 € pesos (en efectivo). Entrada gratuita para turistas: personas con discapacidad y menores de 13 años. Domingo entrada libre al público general.


  • +52 (55) 8647 6500


room

Museo Nacional de Antropología


Una de las muestras arqueológicas más importantes del mundo

  • Es prácticamente imposible que veas todo el museo en una visita, así que te recomendamos que te lo tomes con calma. En lo posible, trata de ver las salas Mexica, Maya, Oaxaca, y las exposiciones temporales.


  • Es común que las filas para comprar las entradas en el museo sean largas. Por eso, se aconseja que si puedes, compres las entradas por internet.


  • Está permitido tomar fotografías sin fines comerciales. No se permite el uso de flash o luces y tampoco de trípodes.


  • Por razones de seguridad no se permite la entrada con paquetes, mochilas o sombrillas. Si viajas con alguno de estos accesorios deberás entregarlos en el área destinada para ello en el vestíbulo.


  • Hay una tienda a un lado del vestíbulo, en la que podrás encontrar reproducciones de algunas de las piezas expuestas y diversas publicaciones. Está abierta de 10:00 a 19:00 horas.


  • El museo se encuentra en el conocido Bosque de Chapultepec. Tiene una superficie de 7 hectáreas. La edificación se construyó entre 1963 y 1964, estando a cargo del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.


  • Su forma básica es la de un rectángulo fraccionado. Fue diseñado siguiendo el concepto de arquitectura de servicio, en el cual se considera al visitante como protagonista. En función de ello, el complejo está formado por varias áreas diferenciadas.


  • La fachada y la plaza de acceso, formada en una explanada al aire libre. En la entrada unos amplios ventanales de cristal y en relieve un águila y una serpiente obra de José Chávez Morado. El Vestíbulo, un espacio diseñado para la distribución de los visitantes. A la izquierda de la planta alta se encuentra la biblioteca. El ala derecha es para uso académico.


  • El Patio central, tiene áreas que dan paso al exterior y al interior, para dar al visitante un movimiento fluido. Se divide en dos zonas: El Estanque y El Paraguas, una monumental estructura con una caída libre de agua.


  • El museo alberga 22 salas permanentes y 2 de exposiciones temporales. Las salas se distribuyen alrededor del núcleo central.


  • Debajo del patio hay una zona de 1,5 hectáreas destinada a los servicios educativos, de oficinas, de investigación y de almacenes.


  • Algunas de las piezas más emblemáticas del museo son: el Tláloc, un monolito de 7 m que representa al dios de la lluvia. La Piedra del sol, uno de los monolitos más antiguos que aún se conserva. La Cabeza colosal, un monolito prehispánico proveniente de la cultura más antigua de América. El Atlante de Tula, un guerrero de piedra de 4,6 m de alto. La Máscara de Pakal, rey maya. La Coatlicue, una pieza. La Máscara del dios murciélago, de la cultura zapoteca. La Escultura con rostro de la muerte, de la cultura tolteca. El Teocalli de la Guerra Sagrada, el monolito en cuya imagen se basa el escudo de la bandera nacional.


  • Este inmenso museo está entre uno de los más importantes del mundo. Posee una increíble colección de piezas de diferentes culturas de Mesoamérica.


  • Recorrer este museo es una experiencia casi única, ya que como visitante puedes elegir a que sala ir, siguiendo tus propios intereses.


  • Entrada general ~3 € (incluye visita guiada gratuita en horarios específicos a dos salas permanentes o la exposición temporal). Entrada gratuita: menores de 13 años, personas con discapacidad. Domingos entrada gratuita a residentes.


  • +52 (55) 5553 6266 .412309


room

Castillo de Chapultepec


Un interesante complejo recreativo natural en plena ciudad

  • En este parque hay una gran variedad de actividades para hacer. Se recomienda que antes de tu visita, revises si hay algún evento que te pueda interesar, para que no lo dejes pasar. Para consultar las actividades, visita el siguiente enlace: http://chapultepec.cdmx.gob.mx/actividades


  • Si viajas con tu perro, puedes hacer el recorrido por la 2da. sección del Bosque de Chapultepec. En las otras secciones no están permitidas las mascotas.


  • El bosque de Chapultepec, ha sido un lugar de descanso desde prácticamente el siglo XII. Los primeros pobladores de los que se han encontrado registros, fueron los toltecas, quienes se establecieron allí en el año 1122. En el siguiente siglo permanecieron 20 años en el bosque los aztecas, antes de la fundación de Tenochtitlán entre 1240 y 1279.


  • Durante la época colonial, Don Luis de Velasco, Virrey de la Nueva España le dio la denominación de parque público que ha conservado hasta el día de hoy.


  • Durante el mandato de Porfirio Díaz, con un diseño basado en el bosque francés Bolonia, se remodeló el bosque entre 1903 y 1906. Fue abierto al público en 1907.


  • Hoy día, el bosque tiene un área de 686 hectáreas. Es un área recreativa de gran importancia para la ciudad y un referente cultural e histórico mundial. El parque se divide en tres secciones principales, las cuales tienen su origen en las diferentes ampliaciones del mismo a lo largo de su vida.


  • La Primera Sección, ocupa 274 hectáreas de las cuales más de la mitad son áreas verdes. Es la parte histórica del parque. Entre los puntos a destacar en esta sección se encuentran: el Jardín Botánico, la casa del Lago y el Zoológico "Alfonso L. Herrera". También se encuentra el Parque Infantil La Hormiga. Variedad de fuentes y monumentos como la Puerta Monumental Los Leones, el Monumento a las Águilas Caídas o Tribuna Monumental, los Baños de Moctezuma, el Quijote en las Nubes y el Tótem Canadiense. En esta zona se pueden visitar cinco museos, entre los que destaca el Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec y el Museo Nacional de Antropología e Historia.


  • La Segunda Sección, es la zona recreativa. Ocupa una superficie de 168 hectáreas y fue inaugurada en 1964. Además de restaurantes, en esta zona se encuentran los lagos Mayor y Menor y el parque México en Miniatura. Varias fuentes y monumentos entre las cuales están la Fuente Monumental "Xochipilli", la Fuentes de las Víboras y algunos monolitos. También en esta sección están los museos de Historia Natural y el Museo del Niño. Para los deportistas, esta zona cuenta con una pista atlética de corredores.


  • La Tercera Sección es la de más reciente construcción. Fue inaugurada en el año 1974 y ocupa un área de 244 hectáreas. Es la zona ambiental del bosque y la menos conocida. En esta sección del parque, se encuentra el área de talleres, el Teatro Alfonso Reyes, la Federación Mexicana de Jardinería y el Centro Hípico de la Ciudad de México.


  • Este bosque en medio de la ciudad, es un espectacular lugar para pasar medio día haciendo actividades diferentes. Ver museos, jugar, caminar o comer. Todo es posible en este inmenso espacio natural.


  • Entrada Libre. El alquiler de lanchas en el lago es de ~ 2,3 € por hora para 2 personas.


  • 55536263 2202


room

Museo Frida Kahlo


El hogar de Frida Kahlo desde su nacimiento hasta su muerte

  • Muchas veces suelen hacerse filas largas para comprar las entradas, por lo que si tienes oportunidad, te recomiendo que las compres por internet. El enlace es: https://www.boletosfridakahlo.org/default.asp


  • El precio de las visitas guiadas es un poco alto, así que si no quieres gastar mucho, te recomendamos que alquiles una video guía. Con estas guías podrás conocer más a fondo lo que representaba cada zona de la casa para la artista.


  • La entrada al museo, incluye un pase de cortesía para el Museo Diego Rivera-Anahuacalli. Este museo está ubicado en el mismo pueblo. Hay un autobús en el que puedes trasladarte a visitarlo de manera gratuita.


  • No se permite la entrada al museo con maletas, mochilas y paquetes mayores a 35 cm, sombrillas, alimentos juguetes, líquidos, palos para selfie, carritos o sillas para bebés, gorras o sombreros ni gafas oscuras. Si llevas alguno de estos accesorios, debes dejarlo en el área de paquetería del Museo.


  • Ubicado en el antiguo barrio de Coyoacán, en Ciudad de México, el Museo Frida Kahlo fue abierto al público en el año 1958. Queda a unos 11 km del centro histórico de la ciudad.


  • El inmueble en el cual se encuentra, fue en realidad la casa de la artista, en donde nació, vivió y murió. La casa fue originalmente adquirida por el padre de Frida en 1904, sin embargo, en años posteriores, cuando Frida y su marido Diego Rivera vivieron allí, se le hicieron algunas modificaciones. En el año 1937, la pareja adquirió un terreno para ampliar la casa, construyendo allí el jardín. También en ese año le dieron su colorido tono azul tan característico. En el año 1946, se agregó a la casa un estudio de trabajo para la artista.


  • La casa de Frida y Diego, fue convertida en museo según su deseo en vida. Su testamento expresaba que tras la muerte de ambos, la casa fuese abierta al público para dar a conocer la vida y obra de Frida. El testamento también especificaba que un baño en particular de la casa, debía permanecer cerrado hasta 15 años después de su muerte. Sin embargo, no fue sino hasta 50 años después cuando se dio apertura a la pequeña habitación. En ella estaban guardados libros, fotos, documentos, juguetes y vestidos que habrían sido propiedad de Frida. La colección de objetos era tan grande que debieron ampliar de nuevo el inmueble para poder exhibirlos.


  • Varias de las áreas de la casa permanecen prácticamente intactas, conservando su aspecto de cuando vivía allí la artista. Todas reflejan el profundo sentimiento de admiración que sentía la artista por la cultura mexicana.


  • Entre las áreas que más respetan su estado original, se encentra, una habitación en la que se puede observar la cama de la artista y sobre ella, en el techo, un espejo que su madre ordenó colocar tras el accidente que sufrió y la dejó inmovilizada a los 17 años. La cocina también presenta su aspecto original. En ella se observan los objetos que se utilizaban a diario como vasijas, platos, ollas, etc., todos muy propios del estilo gastronómico propio de su cultura. En el estudio de la artista se puede observar su biblioteca.


  • Debido a que la intención del museo no era propiamente mostrar las obras de Frida sino su estilo de vida y como estuvo ligado a su obra, dentro de la casa no se encuentra una gran colección de sus obras. Sin embargo, hay una pequeña muestra en la que se encuentran varias de ellas. En el orden cronológico en la que fueron pintadas, las más destacadas son: Frida y la cesárea, Naturaleza muerta, Mi familia, El retrato de mi padre Guillermo Kahlo y Viva la vida.


  • Visitar esta casa-museo, te ofrece la oportunidad de conocer de cerca parte del mundo de esta particular artista.


  • De martes a viernes: Entrada general: ~ 9,4 € Sábado y domingo: Entrada general: ~ 10 € Adultos mayores: ~ 1 € Acceso gratuito: Niños de 6 años o menores, acompañados por sus padres, personas con discapacidad. Alquiler de video guía: ~ 3,4 € Permiso para tomar fotografías sin flash: ~ 1,1 € Visitas guiadas (en español): ~ 22,4 € Visitas guiadas (en inglés): ~ 26 € Se deben reservar con una semana de anticipación. Se programan de martes a viernes. No incluyen costo de la entrada.


  • +52 (55) 5554 5999


room

Mirador Torre Latino


Ejemplo a nivel mundial, de innovación y seguridad sísmica

  • Te recomendamos que compres las entradas por internet. Además de ahorrar tiempo al entrar a la torre, las entradas para adultos tiene un descuento. El enlace para comprarlas es el siguiente: https://www.miradorlatino.com/boletos


  • La torre Latinoamericana fue construida por la Compañía Latinoamericana de Seguros. Está situada en el centro de Ciudad de México.


  • El área en la cual se encuentra la torre, fue en tiempos de Moctezuma II el establo para los animales. Posteriormente, en 1525, fue construida en esos terrenos la sede principal de la Orden Franciscana como parte de la Evangelización en la Nueva España. Tras las leyes de Reforma, el templo fue vendido en 1868, por lo que la superficie se fraccionó en varias fincas. En el año 1946, se otorgó a los promotores del proyecto de la torre, el permiso para construir en una de las fincas.


  • El proyecto de diseño y construcción de la torre fue un gran reto para sus creadores por dos motivos. El primero era el hecho en sí de construir el primer rascacielos del país. El segundo motivo era lo complicado del terreno en el cual se construiría. Por una parte, México es uno de los países que forman parte del cinturón sísmico de Fuego del Pacífico y Ciudad de México es una ciudad con gran actividad sísmica. Por otra parte, el terreno de la zona es altamente fangoso pues antes de la fundación de la ciudad, por allí pasaban muchos canales de agua.


  • La construcción del edificio se inició en 1948. Un estudio previo, un diseño inédito en el mundo y su impecable ejecución, hicieron posible este proyecto. El resultado fue una torre de 44 plantas que, incluyendo una antena de televisión, alcanzó una altura de 181.33 metros. El más alto de Latinoamérica.


  • La torre fue inaugurada el 30 de abril de 1956. La compañía Latinoamericana ocupó las plantas 4 y 8 y el resto se destinó a oficinas para ofrecer en alquiler. El mirador se ubicó en la planta 44.


  • A poco más de un año de su inauguración, la torre salió airosa de una fuerte prueba técnica. A finales de julio de 1957, un terremoto de 7,7 grados afectó gravemente la ciudad. Sin embargo, la torre no sufrió ningún daño de importancia. A raíz de este hecho, el Instituto Americano de la Construcción en Acero le otorgó un premio ese año. En otras tres oportunidades este edificio ha sido puesto a prueba. Ha sobrevivido con éxito a los terremotos de 8,1 grados de septiembre de 1985 y a su réplica de 7,5 grados el día siguiente. Su más reciente prueba, la del terremoto de 7,1 grados en septiembre de 2017.


  • Hoy día, en los pisos 37, 38 y 39, funciona el Museo La Ciudad y la Torre a Través de los siglos, el cual ha sido dedicado a dar a conocer la historia de la construcción de la torre y de México.


  • Subiendo a esta conocida torre del centro de la ciudad, podrás ver unas de las mejores vistas de la misma, incluso a pesar de no ser el edificio más alto.


  • Entrada adulto: en taquilla ~ 5 €, online ~ 4,5 € Entrada niño: en taquilla y online ~ 3,5 € Entrada gratuita: niños menores de 3 años La entrada incluye acceso al Mirador y al Museo La Ciudad y la Torre a Través de los siglos.


  • +52 (55) 5518 7423


room

Pirámides de Teotihuacan


Un centro urbano prehispánico de los más grandes del mundo

  • Es muy difícil ver todo el complejo de la Zona Arqueológica en una misma visita, así que se aconsejan dos rutas que puedes escoger según tus intereses. La primera sería la ruta monumental que se inicia en la Puerta 1 y termina la Puerta 3. Se hace en unas 2 horas e incluye un recorrido por el eje principal de la ciudad, conocido como la Calzada de los Muertos. La idea es recorrer los principales complejos monumentales (La Ciudadela, el Gran Conjunto, los Edificios Superpuestos, la Pirámide del Sol y la gran Plaza de la Luna).


  • La segunda ruta, comienza en la puerta 3A, en el Museo de Murales Teotihuacanos y termina en la puerta 4, en el Conjunto Arquitectónico Tepantitla. Se hace en una hora y 45 minutos y consiste en ver las representaciones plásticas plasmadas en los muros de la ciudad. Pasarás por los murales del Conjunto arquitectónico Jaguares, del edificio Quetzalpapálotl, el Mural del Puma y el de Tlalocan.


  • El recorrido por las pirámides es increíble, pero te recomendamos que para que lo disfrutes mejor no olvides llevar: crema solar, gorra o sombrero, agua y ropa y calzado cómodo.


  • Para entrar a la zona hay 5 puertas que se interconectan por un camino periférico. En todos los accesos hay taquilla para la venta de entradas. También hay área de aparcamiento. En las entradas 1,2, 3 y 5 encontrarás aseos públicos.


  • Si tu visita es un domingo, aconsejable llegar a primera hora. Los domingos la entrada es gratuita por lo que se aglomera una gran cantidad de visitantes.


  • Alrededor de la zona de las pirámides, hay varios restaurantes. La mayoría son buenos y de precios razonables.


  • La zona arqueológica de Teotihuacán se encuentra en el sector noroeste de la Cuenca de México a unos 50 km de Ciudad de México. El origen de Teotihuacán no está aún del todo claro, sin embargo, teorías basadas en el resultado del trabajo de varios investigadores, han servido para conocer parte de este inmenso complejo.


  • Teotihuacán era en realidad una ciudad, se estima que su superficie total sería de 20 km cuadrados, de los cuales el área que está hoy día abierta al público ocupa apenas 2 km cuadrados. Su población podría haber sido de unos 150.000 habitantes. En teoría, la civilización que ocupaba esta región, se habría establecido allí alrededor del año 100 a.C. Viviría su momento cumbre entre el 250 y 500 d.C. y finalmente terminaría por extinguirse hacia el año 650 d.C.


  • La zona arqueológica de Teotihuacán se encuentra en el sector noroeste de la Cuenca de México a unos 50 km de Ciudad de México. El origen de Teotihuacán no está aún del todo claro, sin embargo, teorías basadas en el resultado del trabajo de varios investigadores, han servido para conocer parte de este inmenso complejo.


  • Otro de los detalles que se desconoce es el nombre original de la ciudad. De hecho, el nombre de Teotihuacán le fue dado por los aztecas cuando se asentaron en ese territorio, ya en ruinas. Para ellos, era muy importante, de allí que su nombre signifique Ciudad de los Dioses, o bien, Lugar donde se hicieron los dioses.


  • La zona a la cual tiene acceso el público, concentra la gran mayoría de los edificios principales, entre los cuales se encuentran: La Ciudadela y el Templo de la Serpiente Emplumada. La avenida central conocida como la Calzada de los Muertos. Los conjuntos residenciales ubicados a los lados de la avenida. La imponente Pirámide del Sol. La Pirámide de la Luna, a cuyos pies se encuentran el Palacio de los Jaguares y Templo de las Conchas Emplumadas. El Palacio de Quetzalpapálotl y otros conjuntos con impresionantes murales.


  • Dos museos especializados complementan el área. El Museo de la Cultura Teotihuacana, ubicado muy cerca de la puerta 5. Aquí se pueden ver los avances de la investigación arqueológica de la zona, así como un jardín escultórico y otro botánico. El otro museo es el de Murales Teotihuacanos cuyo nombre fue dedicado a la investigadora Beatriz de la Fuente. Por último, cercano a la puerta 1, está un edificio llamado Ex Museo. Allí se encuentra la sala de exposiciones temporales en la cual se presentan muestras de nuevos hallazgos arqueológicos.


  • La zona arqueológica de Teotihuacán fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987.


  • Visitar este gran complejo, es como vivir en primera persona en uno de las ciudades prehispánicas más importantes de Mesoamérica.


  • Entrada general: ~ 3 €


  • +52 (59) 4956 0276


room

Museo del Templo Mayor


Los restos de la antigua ciudad azteca de Tenochtitlan

  • El camino a través de las ruinas tiene muchos desniveles, por lo que se recomienda usar calzado apropiado. No es recomendable para personas con movilidad reducida.


  • No está permitido entrar con alimentos ni botellas de bebidas.


  • Antes de visitar el templo, es aconsejable descargarse una guía para visitantes con una propuesta para explorar los puntos más destacados de cada sala del museo. El enlace es: https://www.templomayor.inah.gob.mx/images/home/2014/viajeros.pdf


  • La zona arqueológica de este complejo, ocupa una de superficie aproximada de 1.2 hectáreas. Se estima que su fundación data del año 1325. Hacia 1521, tras la conquista de los españoles, la nueva ciudad fue construida sobre las ruinas de la ciudad azteca.


  • Si bien durante algunas excavaciones menores entre finales del siglo XIX y principios del XX se descubrieron algunos restos de la ciudad, fue a finales del siglo XX cuando se impulsó el proyecto definitivo. Durante la construcción de una edificación en el año 1978, un grupo de trabajadores descubrió un relieve con una representación de la diosa Coyolxauhqui. El hecho causó un gran impacto e impulsó la preparación de un proyecto de excavación mayor, que requirió incluso demoler varios edificios cercanos.


  • Tras la excavación, salieron a la luz varios templos. Los más importantes son los dedicados a Huitzilopochtli y a Tláloc, dioses solar de la guerra y de la lluvia respectivamente. Hacia el norte se encontraron otros monumentos, como el Altar Tzompantli, el templo rojo dedicado al dios Xochipilli y la Casa de las Águilas. Hacia el oeste, una gran plataforma que rodeaba al recinto. Hacia el sur otro templo rojo para el dios Xochipilli. A pesar de que solo se han encontrado 36 lugares de culto, según los historiadores, el área estaba compuesta por 78 edificaciones.


  • El templo mayor, era muy importante para los aztecas, por lo que no podía reubicarse. Por esta razón, si requerían ampliarlo, lo hacían construyendo una nueva estructura sobre la existente. Se ha determinado que la edificación descubierta era el resultado de siete fases de construcción que incluyeron cuatro ampliaciones. La altura total de la estructura es de 45 m.


  • No se consiguió ninguna evidencia de la primera fase, pero se estima que la segunda fue anterior a 1428. De esa etapa se conservan dos oratorios, un chac-mool y algunos murales. Las escalinatas se estima que datan de 1431. De la quinta etapa, hacia 1470, serían la plataforma general de estuco y parte del piso de ceremonias. También se encontró parte de la fachada que sería del año 1500. La séptima etapa, sería la que podría haber sido observada por los conquistadores entre 1500 y 1521 de la que solo se ha conservado el piso de lajas del salón de ceremonias.


  • Hoy día, como complemento de la zona arqueológica, los visitantes pueden visitar el museo del Templo Mayor. Fue inaugurado el 12 de octubre de 1987 con la idea de exhibir de forma permanente la colección de piezas encontradas durante las excavaciones. El museo se divide en ocho salas, de las cuales cuatro están dedicadas a la guerra y al dios Huitzilopochtli y las otras cuatro están dedicadas a la agricultura y al dios Tláloc.


  • En pleno centro histórico, a un paso del Palacio Nacional, del Zócalo y de la Catedral, resurge esta maravilla del pasado. Descubierta por casualidad, te hace pensar en cuantos secretos se ocultan bajo esta increíble ciudad.


  • Entrada general: ~ 3 €. Entrada gratuita: Menores de 13 años, personas de la tercera edad


  • +52 (55)40405600.412930 412933


room

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México


Una de las más grandes catedrales de Latinoamérica

  • La catedral tiene gran cantidad de detalles para ver. Asegúrate de no perderte de ver el coro y su órgano, el retablo de los Reyes, la Capilla Real y el retablo del Cristo del Veneno.


  • El nombre completo de esta iglesia es Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de la Ciudad de México. Se encuentra en el centro histórico de la ciudad, en la sección norte de la Plaza de la Constitución.


  • Entre los años 1524 y 1532, luego de la conquista por parte de España, en los predios de la ciudad azteca de Tenochtitlán, se construyó una iglesia católica conocida como Catedral de Zumárraga. Con el paso de los años, esta iglesia se consideró pequeña para la nueva colonia, por lo que se ordenó la construcción de una nueva catedral.


  • A pesar de que el diseño de la nueva catedral se inició en el año 1562, la catedral demoró en construirse dos siglos y medio, esto debido a las condiciones pantanosas del terreno y a las grandes inundaciones que azotaron la ciudad en 1629. Formalmente su construcción se inició en 1573 pero se interrumpió en 1629 por inundaciones. La fachada central se culminó en 1675 y la catedral se finalizó en su totalidad en 1813. Como resultado de lo extenso de su construcción, el conjunto de la iglesia es reflejo de los estilos renacentista, barroco y neoclásico propios de las diferentes épocas.


  • Las dimensiones de la catedral la hacen una de las más grandes de Latinoamérica. Mide aproximadamente 59 m de ancho y 128 m de largo. Su altura máxima es de 67 m. La estructura consta de cuatro fachadas, cinco naves y cincuenta y un bóvedas. Posee dos torres campanario. Tiene dieciséis capillas ricamente adornadas. Un coro con dos de los órganos del siglo XVIII más grandes de América.


  • Adosado a la catedral se encuentra el Sagrario Metropolitano. Fue construido entre 1749 y 1760 y es de estilo barroco. Su función original era la de mantener los documentos y libros del arzobispado, sin embargo, posteriormente paso a ser el lugar de la eucaristía.


  • Existen cuatro ventanas que permiten ver hacia el interior del subsuelo de la catedral. A través de ellas, se puede observar parte de los antiguos templos prehispánicos, así como de la época colonial.


  • Visitar esta catedral te da la oportunidad de observar en un solo lugar, representaciones artísticas de estilos variados. Por fuera tiene una impresionante fachada neoclásica y por dentro una colección de hermosos retablos.


  • Entrada libre


  • +52 (55) 4165 4052


room

Zócalo


Centro político, cultural y religioso de la Ciudad de México

  • En esta plaza con frecuencia se establecen eventos especiales y exposiciones, así que se recomienda que pases por allí cuando visites la ciudad. Es una zona muy activa, rodeada de lugares históricos y culturales de los cuales disfrutar. También hay muchos restaurantes y comercios.


  • El nombre formal del sitio conocido como El Zócalo es realmente la Plaza de la Constitución. Esta plaza es el epicentro de la Zona Central del casco histórico de Ciudad de México. La plaza tuvo varios nombres a lo largo de la historia. Su nombre actual se debe a que fue allí donde en 1813, se hizo el juramento a la constitución española de la Nueva España.


  • Se dice que el nombre de Zócalo, se debe a un hecho que ocurrió durante la construcción de la plaza. Según la historia, en el año 1843, se inició un proyecto para construir la plaza en conmemoración a la Independencia de México. Como parte del proyecto, estaba la construcción de una columna en el centro del área destinada a la plaza. Sin embargo, esta nunca se finalizó y solo quedó colocada la base o "el zócalo". De ahí que los ciudadanos hicieran referencia al Zócalo cuando hablaban de la plaza.


  • El Centro Histórico concentra una gran cantidad de los edificios religiosos, ejecutivos, culturales e históricos más importantes de la capital de México. En la zona central, destaca la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el Palacio Nacional, el Palacio del Ayuntamiento Antiguo, el Edificio de Gobierno el Portal de Mercaderes. Todos ellos alrededor de El Zócalo. Y cerca de la Catedral, está el Templo Mayor.


  • En la zona sur, el Hospital Concepción Beistegui, de estilo barroco, el antiguo Convento de Regina Coelli, de la época colonial, con altares cubiertos de oro y tallas de caoba. El Museo de la ciudad, antes Palacio de los Condes de Santiago de Calimaya. La Iglesia de Nuestra Señora de Valvanera del siglo XVII.


  • En la zona norte de la plaza destacan, La Iglesia de Santo Domingo de finales del siglo XIX, el Antiguo Colegio de San Ildefonso de finales del siglo XVI, el Museo de las Constituciones y el Anfiteatro de Simón Bolívar, que posee un mural del conocido artista Diego Rivera, esposo de Frida Kahlo.


  • En la zona este, la Capilla de Manzanares. En la zona oeste, lugares tradicionales como el café “El Popular" y el “Café Tacuba”. El Museo Nacional de Arte, el Palacio de Minería y el Palacio Postal. También se encuentra allí la Capilla de la Inmaculada Concepción y la Basílica de San José, del siglo XVIII.


  • Visitar el centro histórico de Ciudad de México es conocer su historia desde la época mesoamericana hasta hoy día. Hacia cualquier lado a donde dirijas la mirada encontrarás un monumento o un edificio lleno de historia y rico en cultura.


  • Entrada libre


room

Plaza Garibaldi


Marcha, Música y Mariachis

  • Generalmente, a partir de las 17:00 horas es cuando encontrarás más grupos musicales en la plaza.


  • Además de disfrutar de la música, aprovecha para comer algo en uno de los locales típicos a los alrededores de la plaza.


  • Esta famosa plaza es un ícono de Ciudad de México. Está ubicada hacia norte del Centro Histórico.


  • La plaza Garibaldi ha tenido varios nombres a lo largo de los años. En la época de la colonia, se le conocía como Plazuela de Jardín. Más adelante, en el año 1871, pasó a llamarse Plaza del Baratillo. Esto debido a que por un tiempo se ubicó allí un mercadillo de objetos usados a precios muy bajos.


  • Ya en el siglo XX, a raíz de la celebración de los 100 años de la Independencia de México en el año 1921, se le cambió el nombre por el de Plaza Garibaldi. Esto en honor a José Garibaldi, quien combatió durante la Revolución Mexicana, como militar de alto rango.


  • A partir de 1923, la plaza siempre estuvo rodeada de comercios y bares. Uno de los más antiguos y que aún existe es la cantina Tenampa. En los años siguientes la plaza pasó a ser conocida como el lugar ideal para escuchar grupos musicales mexicanos, sobre todo Mariachis. Además de poder disfrutar de las comidas típicas del Valle de México y Jalisco.


  • La plaza también es famosa por celebrarse allí el día de Santa Cecilia de Roma, la patrona de los músicos, cuyo día se celebra el 22 de noviembre, en conmemoración del día de su muerte.


  • La Plaza Garibaldi es un espacio vivo, lleno de música típica de México. Bien sea fiestera o de serenatas no podrás evitar que te conquiste.


  • Acceso libre


  • +52 55 9162 5192


room

Ángel de la Independencia


El monumento que recuerda a los mexicanos su independencia

  • En los alrededores del monumento hay una gran variedad de bares y restaurantes, así que te recomendamos aprovechar tu visita para luego disfrutar de una cena o tomar unos tragos.


  • El Ángel de la Independencia es como se conoce coloquialmente a la Columna de la Independencia. Fue declarada Monumento Artístico Nacional el 4 de Mayo de 1987. Está ubicada en una gran rotonda del conocido Paseo de la Reforma. El proyecto de construcción del monumento, tenía como objetivo la conmemoración del primer Centenario de la Independencia de México.


  • La primera piedra se colocó en Enero de 1902, siendo presidente Porfirio Díaz. Sin embargo, debido a problemas técnicos, la construcción se demoró hasta el mismo año de la celebración. A mediados del año 1906, la columna ya tenía construida las bases de hormigón y unos 25 metros de piedras y comenzó a hacerse evidente un hundimiento lateral del monumento. Una comisión técnica realizó los estudios respectivos y concluyeron que era necesario construir nuevos cimientos.


  • Al año siguiente, se iniciaron de nuevo los trabajos. El nuevo diseño, incluía la colocación de pilotes de hormigón, los cuales eran enterrados con la ayuda de un martinete de vapor. Por medio de este nuevo método, pudieron colocarse los soportes a mayor profundidad, logrando así la estabilidad de la base. Finalmente el monumento fue inaugurado el 16 de septiembre de 1910.


  • En la siguiente década se le hicieron unas adaptaciones al pedestal. En el año 1923 se construyeron 3 nichos para acoger los restos de algunos héroes de la independencia. Fueron trasladados desde la Catedral y desde otros lugares del país. En el año 1929, en la cara oeste del pedestal se construyó un nicho para instalar una lámpara votiva, que permanecería encendida en recuerdo a dichos héroes.


  • El monumento, formado por un pedestal, una columna y la escultura conocida como la Victoria Alada, tiene una altura total de 49,5 metros.


  • La columna, también ha sufrido los embates de dos terremotos. Durante el terremoto de 1957, la escultura de la Victoria Alada se cayó de su pedestal. A raíz de dicho evento, se reforzó la columna internamente, se reemplazó la escalera de piedra por una metálica y se construyó la nueva escultura. La cabeza quebrada de la escultura original puede verse en la entrada del Archivo Histórico de la Ciudad de México. La estructura renovada fue inaugurada el día de la Independencia de 1958.


  • Casi 30 años después, un nuevo terremoto azota a México. En 1985, la estructura y varias de sus obras quedaron dañadas. La columna y las gradas este y oeste fueron restauradas.


  • Este es un hermoso monumento digno de fotografiar, no solo en sí mismo sino todo el entorno que lo rodea. En las noches, cuando está iluminado ofrece también una imagen interesante.


  • Entrada libre


room

Alameda Central


El parque público más antiguo de México

  • Si quieres tomar una fotografía interesante, busca la fuente con una figura femenina con un cántaro. Si te ubicas en su lado oeste y miras hacia la Torre Latinoamericana, tendrás una panorámica excelente.


  • Es ideal para visitar en familia.


  • El Parque Alameda Central, está ubicado en el Centro Histórico. Es el más antiguo de México y actualmente posee una superficie de 13.2 hectáreas. Está conformado por 24 secciones triangulares y siete glorietas. El conjunto está complementado con cinco fuentes, adornadas con estatuas. Hoy día es un parque en el que se realizan gran variedad de actividades deportivas y culturales.


  • El parque original data del año 1592. El lugar en el cual se ubicó había sido anteriormente el mercadillo de San Hipólito. Su construcción fue ordenada por el Virrey Luis de Velasco, como lugar de ocio y esparcimiento de los habitantes de la ciudad.


  • En aquel tiempo, el parque fue plantado con álamos y medía algo menos de la mitad de su tamaño actual. Posteriormente se plantaron sauces y fresnos.


  • Cuando culminó el mandato del Virrey, el parque fue totalmente abandonado. Posteriormente, durante la época colonial, el parque fue recuperado.


  • En la segunda década del siglo XIX, durante el gobierno de Agustín de Iturbide, el parque fue renovado. Como parte de los trabajos además de reformar las estatuas y las glorietas, se construyó la fuente de La Libertad. También se le agregó iluminación. A partir de entonces se convirtió en una zona de recreo frecuentada por la alta sociedad de la ciudad.


  • A finales del siglo XIX, bajo el gobierno de Porfirio Díaz, se ordenó la ampliación del parque. Se construyó al lado el Teatro Nacional, hoy día convertido en el Palacio de Bellas Artes y se construyó el Hemiciclo a Juárez en homenaje al centenario de la Revolución Mexicana.


  • El mural del famoso pintor Diego Rivera conocido como “Sueño de una tarde dominical en la Alameda central” tiene como fondo la imagen del parque.


  • Es un parque muy agradable y pintoresco. Unas vistas hermosas hacia el Palacio de Bellas Artes, complementan el paisaje.


  • Acceso libre


room

Monumento a la Revolucion


El imponente símbolo de la Revolución Mexicana

  • Hay dos formas de subir al mirador, decidir cuál tomar dependerá de tu capacidad de movilidad.


  • Una opción es con la visita guiada, podrás apreciar mejor el interior del monumento pero tendrás que subir una escalera de 300 escalones.


  • La otra opción es tomar el ascensor hasta la cima. No subirás la escalera pero posiblemente tendrás que hacer fila para subirte.


  • La estructura actual del Monumento a la Revolución es tan solo la cúpula de lo que iba a ser el Palacio Legislativo de México durante el gobierno de Porfirio Díaz. Tras la convocatoria internacional lanzada en el año 1897, el arquitecto francés Émile Bénard fue encargado de su construcción. El mismo formaría parte de la celebración del centenario de la Independencia de México.


  • Durante la celebración del centenario de la Independencia en 1910, el entonces presidente Porfirio Diaz, colocó la primera piedra de la edificación. Sin embargo, debido al inicio unos días antes del movimiento de la Revolución mexicana, los recursos destinados a la construcción de la obra fueron empleados para contrarrestar los levantamientos armados. En el año 1912, la construcción fue paralizada, habiéndose construido una estructura de acero de grandísimas dimensiones, sobre unos cimientos sostenidos por alrededor de 17 mil pilotes.


  • Durante el gobierno del presidente Francisco I. Madero, se reiniciaron los trabajos, sin embargo, tras su muerte en 1913, se volvieron a paralizar las obras. Una década después, el propio arquitecto Bénard, propuso al entonces presidente Álvaro Obregón transformar el edificio en un Panteón para los Héroes de la revolución. A pesar de que su propuesta fue aceptada, tras la muerte del presidente en 1928, y la del arquitecto al año siguiente, la construcción se abandonó por completo.


  • Posteriormente, gran parte de la estructura se desmanteló para utilizarse en la construcción de vías férreas. En el año 1933, el arquitecto Carlos Obregón Santacilia propuso al Ingeniero Alberto J. Pani salvar la estructura central del palacio para hacer un monumento en honor a la Revolución mexicana.


  • La transformación de la estructura se hizo entre 1933 y 1938. La nueva cúpula, de estilo Art Déco se recubrió con láminas de cobre. Se combinaron piedras de color claro con piedra volcánica negra. Se colocaron esculturas del mexicano Oliverio Martínez de Hoyos. También se agregó iluminación a todo el conjunto.


  • Un siglo después del inicio de las obras, a finales del año 2010, se reinauguró el Monumento a la Revolución. Se respetó la arquitectura original, pero se renovó el Museo Nacional de la Revolución y el Mausoleo. Se instaló un ascensor con vista panorámica en el centro del monumento, para subir al mirador.


  • El monumento se encuentra en la conocida Plaza de la República. Hoy día se realizan en dicha área actividades culturales, como festivales musicales y artísticos.


  • Visitar este monumento es una gran experiencia. Te permite aprender sobre uno de los momentos más importantes de la historia de México y demás disfrutarás de una hermosa vista.


  • Entrada general: ~ 3,1 €


  • +52 55 5592 2038


room

Basílica de Guadalupe


Hogar de la Virgen que te cobija con su manto

  • La Virgen de Guadalupe es venerada por millones de peregrinos anualmente, por lo que se recomienda que evites las fechas festivas para visitar la Basílica.


  • La visita guiada es gratuita, pero es necesario hacer reservación. Para ello puedes llamar al teléfono +55 5118-0500


  • La Basílica de la Virgen de Guadalupe, es el principal edificio religioso de los que conforman el conjunto religioso del Tepeyac. Junto a ella, se encuentran: La antigua Basílica de Guadalupe conocida hoy día como el Templo Expiatorio a Cristo Rey, el Templo y Antiguo Convento de las Capuchinas, las capillas de Indios, del Cerrito y del Pocito. Complementan el complejo, el Museo de la Basílica de Guadalupe y el cementerio del Tepeyac.


  • La Basílica de Guadalupe original, conocida hoy como la antigua, se comenzó a construir en el año 1695. Abrió sus puertas a los feligreses en mayo de 1709. Se le otorgó el título de colegiata en 1749. Entre 1804 y 1836, el santuario debió ser restaurado debido a grandes daños en sus bóvedas y paredes. Más adelante, entre 1887 y 1895, también fue reformada para su conservación. Tras su culminación, la Virgen de Guadalupe fue coronada solemnemente. En 1904 se le otorgó el rango de basílica.


  • Durante la guerra, una bomba oculta entre las flores, estalló provocando grandes daños. Milagrosamente la imagen de la Virgen no sufrió daño alguno, gracias a un crucifijo que se dobló y la cubrió. Luego de este atentado, la imagen original se resguardó y se reemplazó por una copia. En 1929, se regresó la imagen a su altar.


  • A mediados del siglo XX, la Basílica no era suficientemente amplia para recibir a los devotos a la Virgen y además estaba muy deteriorada estructuralmente. Se inició entonces la construcción de un nuevo templo. El 12 de octubre de 1976, se trasladó la imagen de la Virgen a su nueva iglesia y se cerró la antigua.


  • La nueva Basílica, tiene forma circular. Posee siete puertas de entrada. Sobre ellos, está la capilla abierta y sobre esta una cruz monumental. En la cima, hay un monograma de María con una cruz central. La forma circular del templo, permite que la imagen de la Virgen se aprecie desde cualquier lugar. Está ubicada detrás del altar, bajo una enorme cruz. También fue construida una pasarela por debajo del altar, desde la que se puede apreciar la imagen.


  • Un hermoso lugar para sentir la fe y el cariño de los devotos de la Virgen de Guadalupe.


  • Acceso Gratuito


  • +52 (55) 5118 0500


room

Embarcadero Nuevo Nativitas Xochimilco


Un paseo por un sistema de canales de la época prehispánica

  • Los domingos suele tener mucha afluencia, aunque hay menos tráfico para llegar allí desde la ciudad.


  • Es muy importante que no te montes en una trajinera sin antes negociar el precio y el recorrido. Esto evitará que te cobren de más luego. También puede ser buena idea, contactar con las cooperativas que prestan el servicio y coordinar con alguna de ellas el traslado desde la estación del tren al embarcadero y el paseo.


  • A lo largo del trayecto en la trajinera, se acercan comerciantes en barcas a los que se les puede comprar artesanía, comida y bebida.


  • Se permite llevar comida y bebidas para consumir durante el paseo, siempre y cuando la cantidad de bebidas alcohólicas sea moderada.


  • Recuerda solicitar chaleco salvavidas para ti y para cada uno de los pasajeros que viajen contigo.


  • Por las características de este paseo, puede haber mosquitos. Se recomienda en lo posible vestir con pantalón largo y zapatos cerrados. Por supuesto, también utilizar repelente contra insectos.


  • A inicios de la segunda mitad del siglo XIV, se fundó Xochimilco, de manos de una tribu nahuatlaca. En su lengua, Xochimilco quiere decir “tierra sembrada de flores”.


  • Los pobladores de Xochimilco, utilizaban una técnica agrícola desarrollada por varios pueblos de la región, en la cual se colocaban porciones de tierra colocadas sobre raíces de árboles. Sobre estas zonas de cultivo, conocidas como chinampas, se sembraban legumbres y flores. Para poder moverse entre las chinampas, se dejaban abiertos unos canales en el agua, que les permitían retirar y trasladar los alimentos utilizando canoas.


  • A lo largo de los siglos, la zona de Xochimilco continuó sirviendo a sus pobladores de alimento producido con este tipo de agricultura y también de la pesca.


  • Hacia finales del siglo XIX, se creó un servicio privado de pasos en barcos a vapor. Posteriormente, a principios del siglo XX, dado el potencial turístico de la zona, se comenzaron a construir los embarcaderos.


  • Hoy día, una gran cantidad de embarcaciones ofrecen al visitante paseos a través de los canales. Se pueden conocer de esta forma, sitios tradicionales y turísticos como también lugares menos conocidos. El recorrido se realiza sobre unas barcas conocidas como trajineras. Las mismas pueden tomarse desde cualquiera de los 11 embarcaderos de la zona.


  • Algunos de los embarcaderos más visitados son: Cuemanco, es el más lejano pero desde allí se visita el Parque Ecológico de Xochimilco. Fernando Celada y El Salitre, de los de los más accesibles ya que están cercanos al centro. Nuevo Nativitas, lejos del centro pero está cerca del mercado de flores y el bosque de Nativitas.


  • En el año 1987, las chinampas de Xochimilco fueron declaradas por la UNESCO como Patrimonio cultural de la Humanidad.


  • Este simpático paseo te acercará a la cultura mexicana, sus tradiciones, su gastronomía y artesanía.


  • Depende del operador del servicio. En promedio el costo es de ~ 13 € por trajinera y hora.


  • +52 (55) 5568 8722