Fin de semana en Lisboa


Lisboa te hechiza con sus decadentes edificios, su paleta de colores, sus tranvías recorriendo las empinadas y estrechas calles, los acordes de los fados llenos de nostalgia y mucho más.

lightbulb_outline409 Tips

crop_original86 Fotos

location_on21 Lugares

room

Baixa de Lisboa


El barrio más céntrico y comercial

  • Al estar en la parte “baja” de Lisboa, es ideal para empezar a acostumbrarse a la ciudad antes de emprender camino hacia las empinadas cuestas de los barrios altos.


  • Fíjate en el curioso nombre de las calles, pues mantienen el de las actividades que antiguamente se realizaban en la zona: rua da Prata, rua Aurea, rua dos Sapateiros.


  • Puedes llegar a través del metro, usando la líneas A y C Baixa-Chiado, o con el tranvía 28, parando en Largo das Belas Artes.


  • Algunos eligen esta zona para alojarse porque está bien comunicado con el resto de los barrios como Alfama y Belem. Además, el tren a Sintra sale desde la plaza del Comercio.


  • Es una zona que puedes recorrer solo, pero también existen city tours económicos y agradables que te llevan a hacer el recorrido.


  • Puedes comenzar el recorrido desde la Plaza del Rossio con el Teatro Nacional, la Iglesia Santo Domingo, la Estación de Rossio y el famoso Café Nicola. Junto a la Plaza del Rossio está la pequeña Plaza Figueira y desde ahí parte la Rua Augusta hasta llegar, pasando por el Arco de Vitoria, a la Plaza del Comercio. Allí también está la oficina de turismo de Lisboa.


  • Se recomienda subir al Elevador Santa Justa aunque sea sólo para disfrutar de las increíbles vistas que se tienen de la ciudad. También puedes subir el trayecto a pie hasta el Largo do Carmo y allí buscar el pasadizo del elevador.


  • Para tener en cuenta, el billete de transporte público de 24 horas cuesta aproximadamente unos 6 euros e incluye los elevadores Santa Gloria y Santa Justa, así como toda la red de metro, tranvía y autobuses.


  • Es el corazón del centro histórico de Lisboa, el barrio más comercial. Se trata de una zona llana entre dos colinas (Barrio Alto y Alfama). Su lado norte empieza en las plazas de Rossio y Restauradores y su parte sur termina en la enorme esplanada de la Plaza del Comercio y el río Tajo.


  • Cuando subas al Barrio Alto te darás cuenta de cómo fue reconstruida con un trazado de calles rectas en forma de cuadrícula. Esto significó una ruptura con el urbanismo medieval que todavía se conserva en algunos barrios. (En la Plaza de los Restauradores encontrarás el elevador Santa Gloria que también te lleva al Barrio Alto). La zona fue reconstruida a partir de tres calles comerciales que te cruzarás en varias oportunidades: Áurea, Augusta y Prata.


  • Después del terremoto y tsunami de 1755, el Marqués de Pombal reconstruyó la zona con un sistema antisísmico novedoso y avanzada para la época.


  • Los edificios se construyeron con un imponente estilo neoclásico.


  • Verás lugares emblemáticos como la Plaza del Comercio, la Plaza del Rossio, la Plaza Figueira, la Iglesia Santo Domingo y el Mercado de la Ribeira.


  • La Rua Augusta es la calle principal de la Baixa y te llevará desde la Plaza del Rossio hasta el Arco Monumental y de ahí hasta la Plaza del Comercio. Esta es una calle peatonal que te invita a conocer la parte comercial más tradicional de la Baixa. En el camino, a la derecha, te encontrarás con el elevador de Santa Justa de estilo neogótico, que antes comunicaba la Baixa con el Chiado y que actualmente ha quedado como uno de los miradores más visitados de Lisboa. Si subes, entrarás en una elegante cabina de madera que te dejará en un pasadizo que conduce al Largo del Carmo y a las ruinas de la Igreja do Carmo. Tendrás unas vistas privilegiadas de toda la Baixa, el Rossio, el Castillo San Jorge en la colina de enfrente y del río.


  • Ahí muy cerca, sobre la Rua Canceiçao, podrás seguir la ruta del Tranvía 28 cuesta arriba para llegar al Castelo Sao Jorge y la Alfama.


  • Alrededor de las plazas te encontrarás con cantidad de bares, restaurantes, terrazas y muchas tiendas.


  • Es un barrio muy agradable, con preciosas plazas, calles peatonales, viejos tranvías, restaurantes y más. Te encontrarás también con edificios muy elegantes. Las calles están llenas de vida.


  • Este barrio no siempre fue así, pero hoy en día te encontrarás con un distrito imponente que desprende una atmósfera bulliciosa y vibrante.


  • En esta zona podrás olvidarte de visitar museos y monumentos, disfrutarás de pasear al aire libre por sus animadas y majestuosas calles e históricas plazas.


  • Es una de las pocas zonas planas de la ciudad para caminar sin cansarnos.


  • Destaca el Arco Triunfal que inicia la Rua Augusta desde la Plaza de Comercio, una parada imprescindible para llevarte una muy bonita foto de recuerdo, como también lo es el elevador Santa Justa en uno de sus laterales. Es un placer caminar por estas calles y detenerse en sus fachadas, contemplar las colinas que la rodean o acercarse al Tajo.


  • Entrada gratuita


  • +351 210 312 700


room

Plaza del Comercio


Corazón de Lisboa

  • La línea azul del metro, Terreiro do Paço, es la que llega a la Plaza del Comercio.


  • Más allá de su belleza, puedes tomarla como punto de referencia y centro de la ciudad.


  • Si quieres tener una muy buena panorámica de la Plaza, lo mejor es subir al mirador del Arco de Rua Augusta; tiene una terraza espectacular. La entrada está justo en una lateral al pie del arco. Verás la Plaza del Comercio en miniatura, el Tajo a un lado y Rua Augusta al otro.


  • Otra muy bonita experiencia es ir a la plaza al atardecer y disfrutar de la puesta del sol con vista al Tajo.


  • La Plaza del Comercio (Praça do Comercio), también conocida como Terreiro do Paço, por 400 años fue lugar de emplazamiento del palacio de los reyes de Portugal, el cual fue destruido por el terremoto de 1755.


  • Hoy encontramos una plaza de más de 36.000 m2, obra de las reconstrucciones del Marqués de Pombal, siendo considerada una de las mayores plaza de Europa.


  • Te encontrarás con una plaza que fue reconstruida en forma de “U”, con tres grandes edificios que la rodean y abierta en el lado sur mirando al Tajo. Dichos edificios albergan algunos organismos gubernamentales como las Oficinas de Turismo, además de cafés y restaurantes. Entre ellos está el Martinho de Arcada, el más antiguo de la ciudad y, en aquellos tiempos, punto de reunión de grandes intelectuales.


  • Para acceder tienes que cruzar el famoso Arco Triunfal de la Rua Augusta. De un lado está la plaza y del otro comienza esta importante calle. En el podrás ver algunas esculturas de importantes portugueses como Vasco da Gama, el Marques de Pombal y Nuno Alvares Pereira. En la parte superior podrás leer alegorías sobre la Gloria, el Genio y el Valor junto con una frase que dice: “Que las virtudes de los más grandes sean una enseñanza para todos”.


  • Si te acercas al centro de la plaza, encontrarás la estatua ecuestre de José I (el rey en el momento del terremoto) como símbolo del fin de los trabajos de reconstrucción tras la catástrofe de 1755.


  • El lado sur de la plaza se abre al Tajo. Si te acercas a la orilla podrás ver una escalera de mármol que en su momento se usaba para recibir a la realeza, quienes llegaban en barco a la ciudad.


  • La Plaza fue testigo de muchos acontecimientos importantes como el asesinato del rey Carlos y su hijo Felipe mientras pasaban por la plaza; o la rebelión de las Fuerzas Armadas que derrocaron el régimen de Caetano sin derramamiento de sangre, conocido como “Revolución de los Claveles”.


  • Para que tengas en cuenta, la plaza también es punto neurálgico para el transporte en la ciudad, por lo que verás pasar muchos autobuses turísticos y tranvías.


  • La Plaza del Comercio es una de las postales más tradicionales de Lisboa, con sus edificios de fachadas amarillas y su enorme explanada abierta al río Tajo.


  • Cada monumento tiene un poco de la historia de la Lisboa de antaño.


  • Es muy extraño y a su vez muy bonito ver una plaza abierta en uno de sus lados. Es como si continuase con el río.


  • Siempre encontrarás alguien bailando, cantando o tocando algún instrumento. Tu visita a esta plaza siempre va a estar acompañada de música.


  • Es bulliciosa, animada, con muy buen ambiente. Está rodeada de bares y terrazas donde podrás comer o tomar algo.


  • Ni que hablar de lo que es la puesta del sol. Mirando al río desde la plaza es espectacular.


  • Entrada gratuita


  • +351 210 312 700


room

Alfama


La cuna del Fado

  • Lo mejor es explorarlo a pie para descubrir sus pintorescos rincones, casas de colores, iglesias, el Castillo San Jorge, los miradores, etc.


  • También puedes hacerlo con el tranvía n°28 o el metro (línea azul) hasta la estación Santa Apolonia.


  • El encanto de recorrer este barrio está en perderse en sus calles y laberínticos rincones, sin prisas, impregnándote de su esencia. Perderse es parte del juego.


  • Llevar calzado cómodo.


  • A partir de las 20:00 es casi obligatorio ir a alguna taberna a escuchar el fado.


  • Si es martes o sábado puedes visitar la Feria da Ladra, una especie de mercado callejero donde encontrarás de todo.


  • Es uno de los barrios más tradicionales y una zona muy rica en lo cultural.


  • Fue uno de los que sobrevivió al devastador terremoto y, en consecuencia, uno de los más antiguos de la ciudad. Aquí convivieron judíos, cristianos y musulmanes.


  • Es un barrio donde descubrir la auténtica esencia de Lisboa. Se ubica entre empinadas y laberínticas calles y entre el triángulo formado por la Catedral del Sé, el Castillo San Jorge y el río Tajo.


  • Todavía conserva el sabor auténtico de la ciudad con ese espíritu decadente que se ve en sus fachadas descuidadas, con azulejos y cerámicas, con ropa tendida en los balcones y ventanas, escaleras angostas, flores y sus particulares comercios a pie de calle.


  • Históricamente, Alfama estaba fuera de las murallas de la ciudad y era un barrio asociado a la pobreza y a la escasez. A medida que Lisboa fue creciendo y convirtiéndose en una importante ciudad portuaria, el distrito pasó a ser hogar de pescadores y trabajadores del mismo puerto. Hoy en día es un barrio bohemio de moda, artesano, bastante turístico, pero sin perder su autenticidad, encanto único y rica tradición.


  • Si nos vamos más atrás en la historia, Alfama estuvo habitado en época visigoda. Los romanos dejaron rastro en las ruinas del Teatro Romano (siglo I a.C) situadas en la rua da Saudade y en el interior de la Catedral. Tienes que pensar que la mayoría de las iglesias cristianas fueron destruidas durante el famoso terremoto.


  • Su estructura laberíntica viene de la mano de los árabes y de la resistencia de los pilares de sus casas que sobrevivieron al triple desastre de 1755, terremoto, incendio y tsunami que destruyeron tres cuartos de la ciudad.


  • No nos podemos olvidar que es el barrio donde dicen qu nació el fado. Es una palabra que deriva del latín y significa “destino” y es por excelencia la música tradicional de Portugal. Nació desde lo más profundo del alma, de las entrañas del pueblo, de sus tristezas, de sus errores, de su desesperación, de sus desgracias y de su anhelo. Es muy nostálgico.


  • Alfama es el mayor promotor del fado. Forma parte de su esencia y de su historia. Es normal ir caminando por sus calles y escuchar el fado saliendo de las ventanas acompañado por el olor a sardina a las brasas de los restaurantes. Se escucha a todas horas, pero, sobre todo, por las noches. Te puedes dar un banquete de fado y dejar volar tus emociones.


  • En Alfama podrás ver la Catedral, la Casa dos Bicos, Mirador Portas do Sol y Santa Luzia, el Castillo San Jorge y más.


  • También está repleto de restaurantes o tascas típicas donde puedes comer auténtica comida portuguesa.


  • Durante las fiestas de San Antonio sus calles se llenan de alegría con una multitud que se reúne para comer sardinas en la calle y celebrar las famosas Marchas Populares.


  • Es uno de los barrios más importantes en la vida cultural y social de Lisboa.


  • Caminar por Alfama te traslada a otros tiempos. Aquí las calles hablan y cuentan historias.


  • Sus empinadas y estrechas calles y su ambiente barrio-pueblo dentro del mismo Lisboa lo hacen realmente imprescindible.


  • Es un laberinto de callejuelas, cuestas, miradores, restaurantes, terrazas y tabernas con sabor a antiguo.


  • Te cautiva con su bohemia y esa pisca de melancolía y te incita a seguir descubriendo y explorándolo.


  • Es un lugar auténtico, con rincones escondidos y recovecos donde vale la pena perderse para disfrutar de sus miradores, sus habitantes, su comercio tradicional y sus restaurantes y donde, por regla general, siempre se tiene que escuchar un poco el fado o la música portuguesa. En Lisboa la música se vive con gran pasión.


  • Las vistas que tienes desde aquí son de las más bonitas de Lisboa.


  • Entrada gratuita


  • 351 210 312 700


room

Catedral de Lisboa


La iglesia más antigua e importante de Lisboa

  • Puedes llegar a pie, lo cual es muy recomendable, pero también puedes tomar los tranvías n°28 o 12, el autobús 37 o el metro Baixa-Chiado.


  • Está ubicada próxima a los muros de la Ciudad Antigua, en el Largo da Sé.


  • Fue construida en el siglo XII bajo las órdenes del rey Alfonso Henriques después de la reconquista de la ciudad que en su momento estuvo ocupada por los moros. Se erigió sobre una antigua mezquita musulmana.


  • Se podría decir que encontrarás en ella un mosaico de estilos. Si bien su esencia es románica tardía, podrás ver influencia también del gótico y del barroco. Esto se debe a las numerosas modificaciones que sufrió tras las catástrofes naturales que ocurrieron en la ciudad.


  • Al visitarla, primero te encontrarás con su fachada románica en la que resaltan sus torres y el rosetón. Luego, al entrar, verás que su interior es oscuro y austero, lo que marca un claro estilo gótico que también está reflejado en la Capilla Mayor, en el Claustro y en la Capilla de Bartolomeu Joanes.


  • Entre las capillas de su interior llama la atención una de ellas que está decorada con escudos de armas. Allí están las tumbas de Alfonso IV y su esposa Beatriz.


  • En los últimos años se han llevado a cabo excavaciones en su entorno y han encontrado restos de la época medieval, romana y árabe. Los podrás ver en el interior del claustro.


  • En la parte superior de la Catedral podrás visitar el Tesoro. Éste está compuesto de cuatro salas con trajes, joyas, reliquias y manuscritos de diferentes épocas. También encontrarás el arca con los restos de San Vicente, el patrono de Lisboa.


  • La Catedral de Sé, Catedral de Lisboa o Santa María de la Mayor, es la iglesia más antigua e importante de la ciudad. Es una de las visitas obligadas en el barrio de Alfama.


  • Es muy sobria, austera y rústica, lo que invita a la meditación y a la reflexión.


  • Es un edificio con mucha historia para contar.


  • Catedral: entrada gratuita.Claustro: 2,50€ Tesoro: 2,50€ Claustro + tesoro: 4€ Estudiantes y carnet joven: 50% de descuento. Menores de 11 años: gratis.


  • +351 218876628


room

Mirador de Santa Lucía


Las mejores vistas de Lisboa

  • A ambos puedes llegar caminando o tomando los tranvías n°28 o 12. Asimismo, es recomendable hacerlo andando.


  • Más allá de ser imprescindibles, son ideales para descansar después del recorrido por las empinadas calles de Alfama.


  • Dicen que el Mirador Santa Luzia es el más bonito de la ciudad. Tiene un estilo más romántico y decadente. En verano, el color púrpura de la buganvilla lo hace más especial. En invierno, la soledad del mirador te permite observar con mayor detenimiento los colores de los azulejos de su terraza.


  • Te encontrarás con dos paneles azulejados que cuentan la historia de Lisboa.


  • Desde el Mirador Santa Luzía verás a la izquierda las torres de las iglesias de San Miguel y San Esteban. A la derecha, la cúpula del Panteón Nacional. En frente el barrio de Alfama y el Tajo.


  • El Mirador Portas do Sol homenajea a una de las siete puertas de la antigua ciudad árabe. Tiene una vista fantástica para el frente oriental del Barrio de Alfama y del río Tajo. De izquierda a derecha verás: las instalaciones de la Escuela Gil Vicente, la cúpula de Santa Engracia, la iglesia San Esteban y el río Tajo.


  • Junto al Mirador Portas do Sol encontrarás la estatua de San Vicente, el patrón de Lisboa, que sostiene un barco y dos cuervos.


  • Ambos tienen bares y restaurantes para relajarse y tomar o comer algo.


  • Son los miradores más bonitos de Lisboa. Si bien están uno al lado del otro, son muy diferentes y ambos merecen la pena.


  • Estar en ambos miradores es como estar en el balcón de tu casa. Tienen un ambiente muy acogedor y animado. Suele haber buenos músicos callejeros y pintores retratando el lugar.


  • Entrada gratis


  • +351 210 312 700


room

Castillo de San Jorge de Lisboa


Maravilla histórica

  • Puedes llegar caminando por las calles de Alfama, con el tranvía 28 o el 12. También puedes hacerlo desde el elevador de Baixa que es gratuito.


  • Las entradas se pueden comprar online para no perder tiempo en la cola.


  • Si puedes, entra a la sala oscura, es una muy buena experiencia.


  • Desde lo alto de la fortaleza conseguirás las mejores vistas del lado este de Lisboa.


  • Hacer la visita guiada es una muy buena opción.


  • El Castillo está ubicado en la colina más alta del centro de Lisboa en el barrio de Alfama.


  • Data del siglo V cuando los visigodos invadieron la zona. En ese momento era un castillo pequeño. Cuatrocientos años después, en el siglo IX, fue remodelado por los árabes convirtiéndolo en una verdadera fortaleza teniendo como función proteger y albergar la guarnición militar. Con la conquista del primer Rey de Portugal, Alfonso Henriquez, la fortaleza pasó a ser residencia real convirtiéndose en un edificio lujoso y punto de encuentro de los personajes más ilustres de la ciudad. El Palacio fue testigo de la recepción de Vasco da Gama a su regreso de la India. Este fue el período de mayor esplendor del castillo (entre el siglo XIII hasta el siglo XVI) hasta que volvió a su función militar.


  • Fue destruido casi por completo después del famoso terremoto de 1755. A causa de esto sufrió diferentes modificaciones. La última remodelación fue en 1990. Durante los trabajos se descubrieron muchas de las antiguas construcciones que fueron recuperadas. Esto, sumado a las investigaciones arqueológicas, permitió reconstruir gran parte de la historia del castillo. Actualmente, se están recuperando restos fenicios, griegos y cartagineses. Hoy asombra por su fantástico estado de conservación.


  • El área restaurada que se puede visitar tiene 6 mil metros cuadrados. Accederás al castillo pasando bajo el Arco de San Jorge. Una vez dentro, podrás pasear por sus once torres, el patio de armas, una antigua cisterna, un núcleo museológico, otro núcleo arqueológico, los jardines, los calabozos o la Puerta de Moniz en la Praça Nova y sus increíbles miradores.


  • En el núcleo arqueológico te encontrarás con restos que se remontan al siglo VII a.C. También con las ruinas de la zona residencial de la época islámica y aquellas pertenecientes a la última residencia palatina destruida por el terremoto.


  • En la exposición permanente del castillo (núcleo museológico) podrás ver los objetos que se encontraron durante las excavaciones del yacimiento arqueológico en el momento de su reconstrucción. Observarás elementos valiosos y tan antiguos como la era del hierro, pasando por la época musulmana y medieval. La zona que ocupa esta exposición es donde antiguamente se ubicaba el Palacio Real de la Alcazaba, el cual quedó muy dañado tras el terremoto.


  • De las once torres del castillo, la de Ulises no solo es la más visitada, sino que es la que tiene la historia más curiosa. En su momento albergaba el tesoro y el archivo real y era conocida como la Torre do Tombo (torre caída) porque las cosas más importantes del reino “iban a caer” allí. Hoy en día, es donde está ubicado el periscopio de Da Vinci o la cámara oscura, en la que verás vistas de Lisboa a tiempo real en 360°. Observarás los monumentos y las zonas más emblemáticas de la ciudad en diferentes perspectivas a través de imágenes captadas en tiempo real por el periscopio. Las mismas se ven reflejadas en un espejo.


  • Luego, podrás pasear por los jardines entre patos y pavos reales. En el Jardín de plantas autóctonas hay madroños, algarrobos, algunos tipos de frutales y otros. En el Jardín Romántico se conservan restos del antiguo Palacio Real.


  • Sobre las ruinas del antiguo palacio se proyecta Olisipónia, un espectáculo multimedia donde se hace repaso de la historia de Lisboa.


  • Por último, uno de los mayores atractivos del Castillo son sus vistas. Desde lo alto de su muralla tendrás una de las mejores fotografías de Lisboa.


  • Si lo visitas en verano es probable que te encuentres con músicos callejeros que harán que la música te acompañe en la subida hasta el Castillo. En esta época también son frecuentes los festivales de música y teatro.


  • Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad.


  • Es un castillo muy bonito con unas vistas espectaculares, de las mejores de Lisboa. Está ubicado en un lugar privilegiado coronando el centro histórico.


  • Es una fortificación que representa poder, conquista y realeza. Es un ícono de la historia portuguesa.


  • Es una visita que no te puedes perder tanto por su importancia histórica como por las increíbles vistas de la ciudad y del Tajo que ofrece.


  • General: 10 € Reducida: 13 – 25 años 5 € Mayor 65 años: 8,5 € Personas con discapacidad: 8,5 € Gratuita: niños: 12 años y residentes en Lisboa


  • +351 218 800 620


room

Barrio Alto de Lisboa


Vanguardista y vibrante

  • Para llegar al barrio Alto, lo podes hacer caminando, en metro (estación Baixa—Chiado), con el ascensor da Gloria, que sale desde la plaza de los Restauradores, o desde el Baixa en el famoso elevador Santa Justa.


  • El movimiento nocturno empieza a las 6 p.m y termina a las 2 a.m, momento en el que los locales empiezan a cerrar.


  • Súbete al elevador Santa Justa, piérdete por la Rua do Diário de Noticias y toma algo en el famoso Pavilhão Chinês, un clásico en cualquier lista de bares de Lisboa.


  • Está localizado en la zona antigua de la ciudad. Está concentrado entre la rua do Norte, la rua de Atalaia y la rua do Diário de Noticias.


  • Al este, la Plaza Luís de Camões separa el Barrio Alto del Chiado, su alegre y elegante vecino


  • La Praça do Príncipe Real delimita el barrio por el otro lado, pasado el Mirador São Pedro de Alcántara. Junto a esta plaza encontrarás el Jardín Botánico, el único de Europa con criadero de mariposas abierto al público.


  • El recorrido por el Barrio incluye: el Mercado da Ribera, la plaza de Sao Pablo, el elevador Bica, la plaza Luís de Camoes, la plaza de las Flores, el Jardín Príncipe Real y el Mirador São Pedro de Alcántara.


  • Además, el Barrio Alto ofrece unas muy buenas panorámicas y el Mirador São Pedro de Alcántara es un punto estratégico.


  • Es un barrio típico de Lisboa con un encanto especial, ideal para pasear por sus calles empinadas, repletas de detalles, tiendas con estilo y más. De día es un barrio residencial y es muy tranquilo.


  • Por la noche tiene un ambiente lleno de vida.


  • Sus estrechas calles están llenas de pequeños bares y restaurantes, desde los más típicos hasta los más chic.


  • Es uno de los lugares más típicos para disfrutar la noche, la vida nocturna de Lisboa sucede aquí. Ideal para pasar un buen rato tomando y comiendo algo.


  • Puedes visitar el Mirador São Pedro de Alcántara donde en muchas ocasiones se escucha música de la mano de importantes DJs.


  • Gratis


  • +351 210 312 700


room

Torre de Belém


El símbolo de la ciudad

  • Puedes llegar con el tranvía n°15 o los autobuses 727, 28, 729, 714 y 751.


  • La compra de la entrada la puedes combinar con el Monasterio de los Jerónimos. Además, los domingos y festivos la entrada es gratuita a ambos monumentos.


  • Antes de comenzar la visita es recomendable observar la curiosa maqueta que se encuentra en la entrada. Así te harás una idea de lo que vas a ver.


  • Si compras la Lisboa Card, la entrada a la Torre es gratis. Además, te ahorras la fila para entrar, ya que el pase te da prioridad para entrar.


  • También se la conoce como la Torre de San Vicente, ya que se construyó en honor al Santo Patrono.


  • Está ubicada en el estuario del Tajo, en el barrio de Belem. Está muy cerca del Monasterio de los Jerónimos.


  • Antiguamente desde aquí partían las carabelas en sus expediciones a otros continentes.


  • Fue construida entre 1515 y 1519. Inicialmente sirvió como torre defensiva y luego se convirtió en centro aduanero, faro e incluso prisión.


  • Las obras comenzaron durante el reinado de Manuel I (por eso al estilo se le llama manuelino) y verás que tiene influencias islámicas y orientales, algo muy característico de este estilo. Sobre todo está presente en los arcos, balcones y cúpulas de la torre.


  • La estructura tiene dos elementos principales: la torre y el baluarte. Para entrar, lo harás por el baluarte, a través de una pasarela.


  • Verás que la torre se reparte en 5 pisos: la Sala del Gobernador, la Sala de los Reyes, la Sala de Audiencias, la capilla y la terraza de la torre. Las plantas se comunican únicamente por una pequeña escalera de caracol.


  • Tienes que ir preparado para esperar en el caso de que haya mucha gente.


  • La verdad es que su interior es bastante austero, se destacan algunas esculturas de San Vicente.


  • El principal atractivo de la torre lo encontrarás en su decoración exterior, esculpida en piedra, con galerías y torres de vigilancia, almenas en forma de escudos y elementos naturalistas alusivos a las nuevas colonias como la gárgola del rinoceronte. Se dice que esta última representa al primer rinoceronte que llegó a Portugal desde la India y que fue un regalo para Manuel I.


  • La fachada más ricamente decorada es la de sur.


  • En 1983 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.


  • Es uno de los edificios estilo manuelino más representativos de la ciudad. Una reliquia muy bien conservada.


  • Es una visita muy agradable porque más allá de su historia y su arquitectura, el entorno tiene mucho encanto.


  • Según desde qué ángulo la mires, la torre parece flotar en el agua.


  • Adultos: 6 € Carnet Jóven, mayores de 65 años y familias: 50% de descuento. Niños menores de 12 años: gratis.


  • +34 974500767


room

Monumento a los Descubrimientos


Tierra de descubridores y navegantes

  • Puedes acceder con el tranvía n°15 o los autobuses 714, 727, 728, 729 y 751.


  • Realmente vale la pena subir al mirador, porque tendrás unas vistas panorámicas preciosas. De frente, el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém; a otro lado del río, la estatua de Cristo Rey abriendo los brazos y el Puente del 25 de abril que se extiende hasta el otro lado del Tajo. El barrio de Belem se ve completo. Además, verás perfectamente la rosa de los vientos a través de la cual se puede comprender el momento histórico en el que España y Portugal se dividen el mundo.


  • Con la Lisboa Card tienes un 30% de descuento.


  • El Monumento de los Descubrimientos se encuentra a orillas del río Tajo, muy cerca de la Torre de Belem y del Monasterio de los Jerónimos.


  • El monumento actual se construyó en 1960 en conmemoración a los 500 años del fallecimiento de Enrique Navegante.


  • Su origen data de 1940. Ese año se realizó la Exposición del Mundo Portugués y los pabellones se ubicaron en Belém a orillas del río. Entre ellos se encontraba el Pabellón de los Descubrimientos.


  • Una vez finalizada la exposición, casi todos los pabellones se demolieron, solo conservaron el Museu de Arte Popular y el Monumento de los Descubrimientos, que en ese momento estaba hecho de madera. Para 1960, cuando se cumplen los 500 años del fallecimiento de Navegante, se reconstruye en hormigón el original de madera.


  • Tiene 56 metros de alto y 20 de largo. Verás que su forma representa a una carabela un poco más estilizada. El mástil tiene los dos escudos de Portugal. Lo primero que se ve en la proa es la figura del Infante D. Enrique, de 9 metros de alto, seguida por 33 figuras de 7 metros cada una que representan a distintos personajes ligados a la Era de los Descubrimientos, así como también reyes, navegantes, cartógrafos y artistas. Te encontrarás con Alfonso V, Vasco da Gama, Pedro Álvares Cabral y Luis de Camoes (poeta), entre otros.


  • También se encuentran representados símbolos muy importantes como la bandera, el padrao (piedra monumental que se usaba para indicar que el territorio era portugués), la espada de la dinastía Avis, el cuadrante y el astrolabio.


  • En el interior, en el sótano, encontrarás la sala de exposiciones temporales.


  • Una de las cosas que más llama la atención y que se ve mucho mejor desde la cima del monumento, es un mosaico de una gran rosa de los vientos (50 mtros de diámetro) sobre la explanada. En el centro tiene un planisferio. Fue un regalo de la República de Sudáfrica.


  • Desde la cima tienes unas vistas increíbles. Se llega por ascensor hasta el sexto piso y luego por escalera hasta el punto más alto del monumento.


  • El monumento, homenaje a una tierra de descubridores y navegantes, está sobre el río Tajo y es realmente imponente.


  • Reyes, cartógrafos, navegantes, militares, todos unidos en un mismo monumento.


  • Es muy curioso no solo arquitectónicamente sino también por su simbolismo. Además, ofrece unas vistas muy bonitas.


  • Toda la zona es preciosa. La postal que se genera con el monumento y el azul del río de fondo es increíble.


  • Entrada general (exposición, película y mirador): 6,00€ - Jóvenes entre 13 y 25 años: 3,00€ - Mayores de 65 años: 5,00€ Entrada general (exposición): 3,00€ - Jóvenes entre 13 y 25 años: 1,50€ - Mayores de 65 años: 2,50€ Entrada gratuita: menores de 12 años, y jóvenes y mayores de 65 años residentes.


  • +351 213031950


room

Monasterio de los Jerónimos de Belém


Joya arquitectónica

  • Puedes acceder con el tranvía n°15 o los autobuses 714, 727, 728, 729 y 751.


  • Para tener en cuenta, cuando llegues tendrás que hacer dos filas, una para sacar las entradas y otra para entrar al Monasterio. Mucha gente no lo sabe y se equivoca. Hay que tener paciencia para entrar.


  • También puedes comprar tu entrada por internet. Existe una opción que que permite un acceso más rápido.


  • Si tienes la oportunidad de asistir a un concierto en este lugar, no dejes de hacerlo.


  • Con la Lisboa Card la entrada es gratuita.


  • Está ubicado en el barrio de Belém y es uno de los monumentos más importantes de Lisboa.


  • Se construyó sobre lo que era la Ermida do Restelo, Iglesia en la que Vasco da Gama y su tripulación rezaron antes de partir.


  • Empezó a construirse en 1502 por el rey Manuel I. Se dice que se creó para celebrar el regreso de Vasco da Gama. Es más, se financió con dinero recaudado de las colonias.


  • Entre el comienzo de la obra y la finalización de la primera etapa, pasaron casi 50 años y estuvo a cargo de siete arquitectos. Por este motivo, verás que tiene elementos tanto del estilo manuelino como renacentista y hasta símbolos naturalistas. Las remodelaciones y ampliaciones continuaron hasta finales del siglo XIX.


  • Los Jerónimos permanecieron en el convento hasta 1833, año en el que fueron expulsados y el edificio pasó a manos de la Real Casa Pía de Lisboa.


  • Además de su increíble fachada de más de 300 metros y su precioso claustro, podrás contemplar su impresionante iglesia. Estos son los tres principales ejes de la visita.


  • La Iglesia es impresionante y muy distinta a otras. Tiene una única nave que cuenta con seis columnas perfectamente talladas que parecen que no tienen fin.


  • El claustro es impactante, sus dimensiones y su perfección marcan la diferencia. Su decoración está llena de elementos marítimos y de navegación. En el patio central están las tumbas de Vasco da Gama y del poeta Luis de Camões. Desde el segundo piso podrás acceder a la parte superior de la Iglesia y a la tumba de Fernando Pessoas. También existe una sala dedicada a la evolución del monasterio comparándolo con la historia de Portugal y del mundo.


  • En el Monasterio también encontrarás las tumbas de varios monarcas portugueses y otros personajes ilustres.


  • También alberga el Museo de Arqueología en una extensión más reciente y el Museo de la Marina en el ala oeste.


  • Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983.


  • Es uno de los símbolos del país y de un pasado lleno de gloria que vino de la mano de los descubrimientos.


  • Es uno de los monumentos más llamativos y auténticos de Lisboa. Una joya del gótico manuelino.


  • El Monasterio es impresionante tanto por fuera como por dentro.


  • La Iglesia es realmente espectacular, con altas columnas y bonitos decorados.


  • Cuando entres al claustro del Monasterio, descubrirás uno de los claustros más bonitos que hayas visto.


  • Adultos: 10€ Adultos – Monasterio + Museo de Arqueología: 12€ Carnet joven y tercera edad: 6€ Menores de 12 años: entrada gratuita. Domingos gratis para residentes de 10 a 14 hs


  • +351 213620034


room

Palacio de Belém


Residencia oficial del Presidente

  • Lo ideal es poder reservar con anticipación.


  • Puedes entrar gratis los domingos antes de las 14:00.


  • Un bonito espectáculo es ver el cambio de guardia.


  • Está ubicado en la Calçada da Ajuda en Belem. Está sobre una colina muy cerca de la orilla norte del río Tajo, a unos metros del Monasterio de los Jerónimos.


  • Actualmente es utilizado como la residencia oficial del Presidente de la República Portuguesa. Antiguamente residió la familia real entre los siglos XVIII y XIX.


  • Fue construido en 1559 por un aristócrata portugués, pero en el siglo XVII pasó a manos de los Condes de Aveiras quienes lo modificaron completamente.


  • A principios del siglo XVIII el rey Juan V lo compró con oro proveniente de Brasil, lo renovó y amplió sus exteriores.


  • Fue uno de los pocos edificios que no sufrieron daños con el terremoto de 1755.


  • En 1886 pasó a manos de los Duques de Braganza.


  • Luego, durante su reinado, María I de Portugal construyó un zoológico con animales provenientes de África y un picadero de caballos.


  • Después de 1910, ya con Portugal convertida en República, el Palacio pasó a ser la residencia oficial del Presidente.


  • Parte del palacio es el Museo de la Presidencia de la República donde podrás conocer la historia de la República Portuguesa. Recorrerás cronológicamente el recorrido republicano en Portugal. Encontrarás retratos al óleo, objetos personales y varios documentos ilustrativos.


  • Delante del Palacio está ubicada la Plaza de Adolfo de Albuquerque. Desde aquí verás la fachada completa del palacio y podrás disfrutar de los jardines que la rodean.


  • Es un palacio modesto, pero muy bonito.


  • Podrás recorrer los principales salones y el despacho oficial. Los jardines son muy agradables y las vistas desde la terraza que da al Tajo son muy bonitas.


  • Es un lugar muy interesante para conocer un poco más la historia de Portugal.


  • Museo · General de 2,5€. · Estudiante (14 a 25 años) 1,5€. · Sénior (mayores de 65 años) 1,5€. · Profesor 1,5€. · Familias (hasta 5 miembros) 5€. · Familias (hasta 9 miembros) 10€. · Grupos organizados (más de 10 personas / precio por persona) 1€. · Grupos escolares (precio por alumno) 0,50€. - Museo del Palacio de Belén: · General 5€. · Estudiantes (14 a 25 años) 3€. · Sénior (mayores de 65) 3€. · Profesores 3€. · Familias (hasta 5 miembros) 12€. · Familiar (hasta 9 miembros) 15€. · Grupos organizados (más de 10 personas / precio por persona) 3€. - Entradas gratis · Domingos hasta 14:00h. · Niños hasta 13 años.


  • +351 213614660


room

National Coach Museum


Auténticas joyas

  • Merece la pena porque ambos museos están a unos pasos del Monasterio de los Jerónimos.


  • Es recomendable subir a la primera planta donde está la exposición de retratos de los reyes para disfrutar de una vista general muy bonita de la exposición


  • Si vas el primer domingo del mes, sobre las 11:00, podrás ver el cambio de guardia republicana que se realiza frente al museo. Es un espectáculo muy bonito de ver porque incluye una orquesta y desfile de caballos.


  • Con la Lisboa Card la entrada es gratuita


  • Está muy cerca del Monasterio de los Jerónimos


  • Alberga una de las colecciones de carruajes reales más importante de Europa.


  • Encontrarás todo tipo de carruajes de mano, cochecitos para niños tirados por corderos, cabriolés, carrozas y enormes coches que necesitaban más de 10 caballos para tirarlos. Existen carruajes de más de 4-5 siglos de antigüedad.


  • El primer museo fue inaugurado en 1905 por la reina Amélia de Orleans y Bragança donde funcionaba el antiguo picadero real, en cuya planta baja se celebraban los campeonatos de equitación que la familia real disfrutaba desde los balcones superiores. En este museo, la reina quiso alojar la colección de carrozas y carruajes que la familia había ido atesorando a lo largo de su historia


  • En 1944, por la falta de espacio, se construyó una nueva sala en la que se pudieron exhibir más carruajes, pero siguió siendo insuficiente hasta la inauguración del nuevo edificio


  • El recorrido del museo te permitirá conocer la historia y evolución del transporte a lo largo de los siglos, como así también la distintas corrientes estilísticas.


  • El antiguo museo consta de dos plantas. En la planta baja encontrarás algunos carruajes y en la planta superior algunos retratos y objetos que también forman parte de la colección.


  • Se destacan el coche que perteneció a Felipe II de España, construido en el siglo XVI (el más antiguo de la colección), como así también carrozas utilizadas por los reyes Pedro II, Joao IV y José I, D. Maria Ana de Austria, el Papa Clemente XI.


  • El nuevo museo fue inaugurado en 2015 con motivo del 110 aniversario del antiguo. Este cuenta con varias salas de exposición permanentes, algunas para exposiciones temporales y un auditórium.


  • Actualmente es el museo más visitado de Lisboa.


  • Es uno de museos más curiosos para visitar en Lisboa. Puede parecer poco interesante, pero es espectacular


  • Es un museo muy peculiar y su patrimonio es muy curioso, bien conservado, completo y digno de ver.


  • Los carruajes están muy bien dispuestos para poder apreciarlos al más mínimo detalle


  • Es un museo realmente impresionante tanto por la cantidad de carruajes, como por la belleza y valor histórico de los mismos.


  • Se dice que en este nuevo edificio, con dos enormes salas, los carruajes “respiran”.


  • Te encontrarás con todo tipo de carruajes, desde los más simples hasta los más ostentosos hechos para alguna ocasión especial


  • Antiguo Museo Nacional de los Carruajes (Picadeiro Real) Adultos: 4 € Nuevo Museo Nacional de los Carruajes Adultos: 8 € Entrada combinada Nuevo Museo Nacional de los Carruajes + Antiguo Museo Nacional de los Carruajes Adultos: 10 €


  • (351) 210 732 319


room

MAAT


El museo tecnológico por excelencia

  • Puedes acceder con el tranvía n°15 o los autobuses 714, 727, 728, 729 y 751.


  • Independientemente de si te interesan los museos o la exposiciones, vale la pena visitar el MAAT para contemplar su arquitectura y subir a su mirador al aire libre que es realmente espectacular.


  • Con la Lisboa Card la entrada es gratuita. Si vas el primer domingo del mes también es gratuito.


  • Es un complejo museístico compuesto por dos edificios: el antiguo Museo de la Electricidad de Lisboa o Central Tejo (antigua central eléctrica) y un moderno e innovador nuevo edificio construido específicamente con este propósito. Ambos están conectados por un gran parque.


  • La idea del proyecto es lograr integrar en un mismo complejo las nuevas tendencias de arquitectura, arte y tecnología, encontrando puntos en común entre todas, sin separar las disciplinas.


  • Es muy interesante ver el contraste entre ambos edificios. El Museo de la Electricidad tiene un estilo muy industrial, con fachada rojiza de ladrillos, mientras que el otro es muy moderno, de un blanco brillante y su estructura parece un gran ola mirando al Tajo. La fachada está cubierta por más de 15.000 azulejos de cerámica blanca que reflejan la luz y el color del río.


  • En el primero, lo que podrás observar es toda la maquinaria y procesos con la que se dotaba de luz a la ciudad. Es increíble. También encontrarás algunas exposiciones de diseño, arte y arquitectura contemporáneo.


  • En el segundo, verás exposiciones temporales, quizás más relacionadas con el arte de instalación. Es muy interesante ver como el interior tiene un sistema de tragaluces que permite el paso de la luz exterior a cada una de las salas.


  • Al mirador se puede acceder durante todo el día a través de una pendiente que acompaña la forma del edificio y te conduce hasta la parte más alta.


  • Es uno de los proyectos culturales más avanzadas de Lisboa. Fue y es una auténtica novedad. Un edificio muy vanguardista que cambió completamente la postal de la ribera del Tajo.


  • La idea de este espacio es presentar exposiciones nacionales e internacionales de la mano de artistas, arquitectos y pensadores contemporáneos


  • Entrada al antiguo edificio: 5 € Entrada al nuevo edifico: 5 € Entrada combinada: 9 € Estudiantes y jubilados: 50% de descuento. Menores de 18 años: gratis


  • +351 210028128


room

escolas gerais electrico 28


La gran estrella de Lisboa

  • Un dato importante: en Lisboa a los tranvías se les llama “eléctricos”, por lo que tienes que referirte a este como “Eléctrico 28”.


  • Si bien lo puedes tomar para dirigirte a distintos lugares, es recomendable hacer el recorrido como un paseo en sí mismo.


  • Tienes que elegir un horario en el que no haya mucha gente y sentarte junto a la ventanilla para disfrutar de las vistas. Si lo puedes hacer al atardecer, mejor todavía, es mucho más pintoresco.


  • Con la Lisboa Card es gratuito. También puedes sacar la tarjeta viagem diaria, o algunas de las tarjetas de transporte. Estas te permiten subir y bajar del tranvía las veces que quieras.


  • Es un antiguo y pequeño vagón de color amarillo con asientos de madera que funciona desde 1914.


  • Tiene un recorrido de casi diez kilómetros y atraviesa varios barrios de la ciudad.


  • El trayecto completo dura unos 40 minutos y va desde parque Martim Moniz a la estación Campo Ourique. Esto es, desde el Castillo San Jorge hasta el Barrio Alto pasando por los barrio de Graça, Mouraria, Alfama, Baixa, Chiado y Madragoa.


  • Además de las increíbles vistas del Tajo, verás: el Castillo San Jorge, la Catedral de Sé, el Mirador Portas do Sol, el Mirador Santa Luzia, la Plaza del Comercio, la Iglesia San Antonio, la Iglesia Santa Magdalena, la Plaza Luis de Camoes, el Palacio y Jardim Sao Bento, la Basílica y Jardim da Estrela, entre otros.


  • El billete se paga al conductor al subirse, o bien puedes adquirir la Lisboa Card o alguna tarjeta de transporte.


  • Si no te subes al tranvía 28 (o cualquier otro tranvía) no puedes decir que has estado en Lisboa.


  • Este tranvía es uno de los emblemas de la ciudad y se ha convertido en un gran atractivo, más allá de ser un medio de transporte. No es un autobús/tranvía turístico, es muy usado por los lisboetas. Es más, va bastante lleno en algunos horarios.


  • Merece la pena hacer el recorrido. Es un clásico que te lleva por los barrios más emblemáticos de Lisboa. Es una muy bonita experiencia. En algunos tramos las calles son tan estrechas que apenas puede pasar.


  • A lo largo del recorrido verás pasar edificios cubiertos de azulejos y te sorprenderás con el trayecto serpenteante entre colinas, miradores y espectaculares plazas.


  • Billete sencillo cuesta 2,90 €


  • (+351) 213 613 000


room

Cais do Sodre


La Lisboa más moderna

  • Para llegar puedes tomar el autobús 1, 736 o 781. También el metro línea verde o el tren Cascais-Cais do Sodré.


  • Comer en el Mercado Timeout o de la Ribiera. Reúne los mejores puestos de comida con un estilo muy de mercado municipal.


  • Tomar algo y divertirse en la calle Rosa.


  • En Musicbox podrás disfrutar de la mejor música en vivo. Es uno de los lugares más cool. Está bajo los arcos de la calle Rosa.


  • Otro imperdible en esta zona es la afamada Pensão Amor, uno de los pioneros, un bar con espectáculos burlescos, arte y eventos. El edificio es del siglo XVII. No es apto para menores.


  • Hasta no hace mucho tiempo Cais do Sodré era una zona empobrecida que cualquiera recomendaba evitar, pero fue transformada completamente.


  • Las renovaciones arquitectónicas, la instalación de nuevos negocios, la restricción de la vida nocturna en el Barrio Alto y las vistas al río han permitido el crecimiento de la zona.


  • A partir del año 2000 empezaron las apuestas a la zona restaurando edificios históricos y antiguos almacenes y convirtiéndolos en espacios modernos y muy atractivos


  • Un evento que terminó de posicionar la zona fue la apertura del Mercado de la Ribeira, un edificio del siglo XIX que se transformó en el nuevo espacio gourmet de la ciudad. La revista Timeout ganó el concurso para ponerlo en marcha. Varios importantes chefs tienen sus puestos en este mercado.


  • La vida nocturna de Cais do Sodré se centra alrededor de la famosa calle Rosa, llamada así por el color del pavimento. Aquí encontrarás una gran cantidad de bares, restaurantes y clubes nocturnos de carácter independiente y elegantes.


  • Bohemio, despreocupado, un lugar abierto y multicultural.


  • Se ha convertido en una de las áreas de moda. Encontrarás cafés, bares, tiendas, todas frente al río.


  • Tiene una animadísima vida nocturna, ambiente sencillo y deliciosa comida.


  • Gratis


  • +351 210 312 700


room

Convento do Carmo


Histórico y enigmático

  • Puedes llegar caminando, a través del elevador Santa Justa, en la línea 15 de tranvía o el autobús Mosteiro de los Jerónimos (líneas 714, 727, 728, 729 y 751).


  • Desde la plaza del Rossio tienes muy bonitas vistas de la iglesia y del convento.


  • Nada más entrar quédate sentado para contemplarlo detenidamente, realmente vale la pena.


  • Puedes ver el espectáculo de luz y sonido que se hace por las noches, donde se cuenta la historia de Lisboa.


  • Para poder llegar sólo tienes que utilizar el elevador Santa Justa y una vez arriba pasar la pasarela. También puedes ir caminando desde la plaza del Rossio.


  • Al llegar, te encuentras con una pequeña pero bonita plaza llena de árboles, restaurantes y muy buenas vistas (Largo do Carmo). A un costado verás los altos arcos que llaman la atención por sus dimensiones, son los de la iglesia y a su lado el convento.


  • Este conjunto gótico fue fundado por el político y militar Nuno Álvares Pereira en la colina frente al Castelo San Jorge para acoger a la orden religiosa de las Carmelitas.


  • Tardó 34 años en construirse (de 1381 a 1423). Una vez que la obra estaba terminada, Álvares Pereira se retiró al convento adoptando el nombre de Fray Nuno de Santa María. Murió allí años más tarde.


  • Después del famoso terremoto de 1755 la iglesia del convento quedó en ruinas. El convento no sufrió tanto como la iglesia.


  • Esas ruinas que verás, son las del templo gótico más importante y grandioso de la ciudad y que, junto con la Catedral, forman parte de los pocos restos medievales que se conservan en Lisboa. Además, son uno de los mayores recuerdos de aquel desastre que devastó la ciudad.


  • Actualmente, en el interior del convento encontrarás el Museo de Arte y Arqueología donde se exhiben piezas arqueológicas desde la prehistoria al siglo XIX. Si bien se creó con el objetivo de salvaguardar el patrimonio artístico y arquitectónico nacional, con el tiempo se fueron sumando colecciones de distintas partes del mundo.


  • El museo solo tiene cinco salas donde encontrarás grabados romanos, cerámicas y momias precolombinas, un sarcófago egipcio, piezas de orfebrería, libros y muchos objetos más, incluso objetos encontrados en la excavación del Castro de Vila Nova de San Pedro, del año 3500 a.C.


  • Una curiosidad: en el lateral del convento verás una puerta junto a unas escaleras. No muchos se fijan en esa puerta, pero en su época fue de gran importancia. Era una puerta real que conectaba el antiguo convento con el palacio real que se encontraba en la colina del frente. Si te fijas, verás que tiene en su decoración la flor de lis, símbolo de la dinastía de los Avis.


  • Es un lugar histórico y enigmático. Uno de los sitios más bonitos y nostálgicos de Lisboa. Te encontrarás con las ruinas de lo que fue un precioso conjunto gótico de iglesia y convento.


  • Es una de las pocas iglesias que se dejaron tal cual después del terrible terremoto de 1755. Es un verdadero y conmovedor testimonio. El museo contiene muchas piezas interesantes, pero las ruinas por si solas valen la pena.


  • Esto de poder pasear por una iglesia al aire libre es una experiencia totalmente distinta.


  • Te sientas, la miras y ves la grandeza del hombre cuando realizó semejante estructura.


  • Sentarse en las escaleras dentro del convento es un lujo y una verdadera tranquilidad.


  • Entrada gratis: niños hasta los 14 años. Adulto: 5€ Senior y estudiante: 4,00 € Lisbon Card: 4,00 € Grupos: 4,00 € Visitas guiadas: 5,50 € Visitas guiadas senior y estudiante: 4,00 €


  • +351 213478629


room

Largo do Carmo


Plaza de los Jacarandás

  • Un lugar ideal para descansar un rato después de caminar tanto. Perfecto para sentarse y disfrutar de algo para comer o tomar mientras escuchas algo de música callejera.


  • Los Terraços do Carmo son un lugar fantástico para cenar o tomar una copa por la noche. Estos se están convirtiendo en uno de los puntos de moda de Lisboa.


  • Es una de las plazas más pintorescas de Lisboa, rodeada de importantes residencias barrocas y monumentos importantes.


  • La plaza está ubicada justo en frente al famoso Convento do Carmo.


  • En el medio de la plaza te encontrarás con la conocida Fuente del Carmen, una imponente fuente construida en 1771 que permanece completamente intacta.


  • A la izquierda del Convento encontrarás el Cuarte do Carmo perteneciente a la Guardia Nacional Republicana.


  • En la parte derecha de la plaza se ubica la pasarela que lleva directamente al famoso Elevador Santa Justa.


  • Los Terraços do Carmo son unas terrazas frente a la igreja do Carmo, con muy bonitas vistas donde se puede comer algo, tomar algún cóctel y más.


  • Es una muy bonita y pequeña plazoleta llena de vida e historia. Está muy relacionada con el fin de la dictadura y con el terremoto de 1755.


  • Está rodeado de jacarandás que en primavera florecen dando un marco muy bonito.


  • Es un rincón alegre rodeado de importantes monumentos, restaurantes, bares, mercadillos y más.


  • Entrada gratuita


  • +351 210 312 700


room

Plaza Luís de Camões


Monumento a la Poesía

  • Para tener en cuenta, muchos de los tours por la ciudad comienzan y terminan en esta plaza.


  • Es un buen lugar para probar los famosos pasteles de nata. Existen varias pastelerías por esta zona.


  • Está situada al comienzo del Barrio Alto. Marca el límite entre este barrio y el de Chiado.


  • Es un lugar estratégico, a partir de aquí comienza a aparecer el área comercial de Lisboa.


  • Fue bautizada en honor a uno de los poetas más importantes de Portugal.


  • En el centro de la plaza encontrarás la estatua del poeta Luís de Camões inaugurada en 1867. La misma está rodeado por otras ocho estatuas más pequeñas que representan a otras grandes personalidades de la literatura portuguesa.


  • También fue uno de los escenarios de la Revolución de los Claveles de 1974.


  • Alrededor puedes encontrar varios lugares para visitar: el Elevador da Bica, la Iglesia Nuestra Señora de la Encarnación, Iglesia Nuestra Señora de Loreto, el Mirador de San Pedro de Alcántara y a través de la Rua de la Misericordia llegamos a la Iglesia de San Roque.


  • Es una plaza con un ambiente muy animado y agradable.


  • Es uno de los puntos de encuentro favoritos de la ciudad, especialmente por la noche.


  • Está rodeada por quioscos, restaurantes, cafés, almacenes, pastelerías y más. Muchos de ellos con decorados muy bonitos, con azulejos muy antiguos.


  • Entrada gratuita


  • +351 210 312 700


room

Church of Sao Roque


La iglesia por excelencia de Lisboa

  • Estando en la zona, es una bonita iglesia para entrar y conocer porque forma parte de la historia de Lisboa.


  • Ten en cuenta que la última oportunidad para entrar es 30 minutos antes del cierre.


  • Los domingos la entrada es gratuita hasta las 14 hs.


  • Está ubicada a un par de cuadras de la Plaza Luis Camoes, entre el Barrio Alto y el Chiado, muy cerca también del Mirador San Pedro de Alcántara.


  • Su exterior es muy sencillo, pero por dentro es uno de los máximos exponentes del barroco/rococó de Lisboa.


  • Construida en 1533, es la primera iglesia jesuita de Lisboa. Después de que la congregación fuera expulsada, la Iglesia quedó en manos de la Misericordia de Lisboa, actualmente Santa Casa de la Misericordia.


  • En su interior podrás ver la capilla de Sao Joao Batista, diseñada y construida en Roma en el siglo XVIII. Tras su consagración se envió a Lisboa. Verás que está decorada con materiales preciosos como lapislázuli, amatistas, alabastro, jade y mármoles de Carrara.


  • También te encontrarás con la Capilla Mayor representativa de la Compañía de Jesús y la Capilla San Roque con increíbles paneles de azulejos portugueses, entre otras cosas.


  • Al lado de la Iglesia también puedes visitar el Museo San Roque que exhibe una colección de utensilios sagrados, colecciones de pintura, escultura, orfebrería, relicarios y más. Este museo fue uno de los primeros museos de arte de Portugal.


  • Dicen que es una de las iglesias más bonitas de Lisboa.


  • Perderse por las calles de Lisboa es una gozada y más cuando de repente, sin darte cuenta, te encuentras con joyas como esta iglesia.


  • Por fuera es muy sencilla, quizás no llama tanto la atención, pero por dentro es muy bonita con varias capillas y detalles para admirar como los labrados en las esculturas, los relieves en las maderas y los azulejos que revisten algunas paredes.


  • El altar es increíble.


  • Entrada gratuita a la iglesia. Museo: 2,50€


  • +351 21 346 0361


room

Jardín de São Pedro de Alcântara


La más completa vista panorámica de Lisboa

  • Es un muy buen lugar para terminar un largo día de recorrido.


  • Si bien lo puedes visitar en cualquier momento, un buen momento es al caer la tarde, ya que las vistas al atardecer son muy bonitas.


  • Muy cerca del mirador encontrarás el Pavilhão Chinês, un muy buen lugar para tomar algo.


  • Desde aquí verás la colina del Castillo, la Catedral, Alfama, la Baixa, todo el centro de Lisboa y la parte nueva de la ciudad.


  • Existe un mural de azulejos muy bonito donde están marcados todos los monumentos que se ven desde aquí. Para verlos puedes usar los catalejos que funcionan con monedas.


  • El jardín también es muy agradable, con una fuente, estatuas y bustos de personajes históricos.


  • Frente al mirador encontrarás un bar donde sentarte a comer o a tomar algo.


  • Es muy frecuente encontrar músicos y artistas callejeros que armonizan el ambiente.


  • Para muchos es el mirador más espectacular de Lisboa por su ubicación, vistas y sus jardines.


  • Es muy agradable para descansar bajo los árboles sentado en uno de los muchos bancos.


  • También es un punto de encuentro nocturno antes de dirigirse hacia la famosa noche en el Barrio Alto.


  • Es muy bonito durante la puesta de sol y por la noche cuando se encienden las luces de Lisboa. La ciudad y las vistas se transforman completamente.


  • Entrada gratuita


  • +351 210 312 700


room

Parque de las Naciones


La Lisboa más moderna

  • Ir caminando por el paseo es una buena opción, pero también puedes tomar la línea roja del metro hasta la estación de Oriente.


  • Si te gusta andar en bici, una muy buena opción es hacer el paseo hacia el Puente Vasco da Gama.


  • En 1998 fue escenario de la Exposición Universal y a partir de ese momento se convirtió en un barrio con aires futuristas.


  • Es una zona de 340 hectáreas aproximadamente y se extiende 5 kilómetros a lo largo de la ribera del río Tajo.


  • Más allá de caminar a orillas del río Tajo y contemplar el entorno, puedes conocer el increíble Oceanario, el pabellón del Conocimiento y el pabellón Atlántico. Además, por esta zona cruza el teleférico desde cuyas cabinas puedes disfrutar de un paseo aéreo por todo el parque. También puedes observar la Torre Vasco da Gama y el puente del mismo nombre.


  • El Oceanario es uno de los acuarios más grandes de Europa. Podrás ver especies marinas procedentes de distintas partes del mundo.


  • El Pabellón del Conocimiento es un museo de ciencia muy recomendado para familias.


  • El puente Vasco da Gama es uno de los más largos del mundo.


  • También te encontrarás con mucho arte urbano.


  • Otros puntos interesantes son el Camino del Agua, el Jardim Garcia de Orta y los Jardins d’Agua.


  • Fue una de las zonas más abandonadas y relegadas de la ciudad. Hoy es una de las más modernas y atractivas.


  • Es ideal para pasar un buen rato, pasear, disfrutar de las distintas actividades que hay dentro de la zona, hacer deportes al aire libre, etc.


  • El entorno es muy moderno, tranquilo y agradable. Tiene un ambiente relajado, zonas verdes, bonitas vistas, un paseo hasta el Acuario y un muy buen centro comercial abierto hasta la media noche.


  • Gratis


  • +351 210028128